A vueltas con el nombre (del Aeropuerto)

23.07.2013 | 22:26

Durante los últimos tiempos, a nivel local, los partidos políticos han tenido como una prioridad el cambio de nombre del aeródromo del Aeropuerto Internacional de El Altet, las versiones han sido diferentes: Altet, Alicante, Elche, Alicante-Elche, Altet-Elche, Alicante-Altet, etcétera, y que lo único para lo que han servido ha sido para despertar los sentimientos «nacionalistas» de las dos ciudades vecinas y de la pedanía ilicitana de L'Altet. Sin embargo, ninguna de las dos ciudades o los ayuntamientos de las dos ciudades han tenido como intención planificar el transporte hacia el aeródromo, de una forma consensuada y que evite los problemas actuales, ¿políticos como solución o como problema?.
Siguiendo con el cambio de nombre, Elche por fin tiene Aeropuerto (siempre lo ha tenido, porque ha estado en terreno del término municipal) ya que el pasado viernes se publicó la Orden FOM/1316/2013, de 19 de junio, por la que se modifica la denominación oficial del Aeropuerto de Alicante, pasando a ser Alicante-Elche, al módico precio de 50.000 euros que todavía no se sabe quién sufragará, pero ya está aprobado.
El cambio de nombre, auguro que no supondrá ningún cambio en los habitantes de las ciudades afectadas. Bien es cierto, que la mayoría de Aeropuertos reciben el nombre del lugar donde se encuentran como Santiago de Compostela (Lavacolla), Pamplona (Naoín), Sevilla (San Pablo), Madrid (Barajas), Barcelona (El Prat), Salamanca (Matacán), etcétera, pero esto no se va a ver reflejado en las Tarjetas de embarque de los pasajeros porque el origen/destino va a seguir siendo el Código IATA: ALC. Tampoco va a suponer un cambio sustancial a nivel internacional porque el Código de la International Civil Aviation Organitation se va a referir al aeropuerto como LEAL (L es el código utilizado para Europa, E para los aeropuertos de la península, y AL para El Altet.). De hecho en la AIP sólo aparecen las siglas LEAL, ninguna referencia a Elche o Alicante.
Por otro lado, hemos de tener en cuenta que el documento principal por el que se gestiona cualquier aeropuerto es el Plan Director, en el que se determina cuántos pasajeros se pueden atender teniendo en cuenta no sólo el Edificio Terminal, sino el resto de elementos como la pista, el sistema de calles de rodaje, la plataforma de estacionamiento de aeronaves, el aparcamiento de vehículos, el tipo de aviones de aeronaves que van a operar (dimensiones, capacidades, pesos...) y las actuaciones en tierra y aire (radios de giro, distancias de despegue y aterrizaje, radios de acción o alcance, velocidades...).
Sin embargo, pese a tener una terminal nueva y moderna, nadie ha reparado que el Plan Director del Aeropuerto sigue siendo el aprobado mediante la Orden de 19 de julio de 2001, más de 12 años, mucho tiempo en el que han entrado en servicio nuevos aviones como el Dream Liner -Boeing 787-, el Airbus A380, o el también Airbus A350, nuevos sistemas de información y comunicación. La nueva terminal no podría acoger el avión de pasajeros más grande del mundo, el A380, que podría aterrizar y despegar (con determinadas limitaciones), pero atender a los pasajeros sería bastante difícil, no se disponen de pasarelas telescópicas para la planta de arriba de la aeronave. Ésto se agrava si además analizamos el Plano de Estacionamiento y Atraque de Aeronaves del Aeropuerto Alicante-Elche, ya que no dispone de espacios adaptados para ese avión, sólo podrían estacionar dos aviones Jumbo (el Boeing B747-300) y uno de ellos es a base de quitar dos estacionamientos.
Además, la falta de una política de transportes planificada y coordinada entre todos los órganos competentes impide que la N338 (la carretera que une el aeropuerto con la N332 Almería-Valencia y la A7 Algeciras-Barcelona de menos de 5 kilómetros), esté sin duplicar, y el tráfico y los embotellamientos sean diarios. Es la misma política que no ha previsto una conexión de ferrocarril ni con Elche ni con Alicante (a pesar de tener la Estación de Torrellano a menos de tres kilómetros) y es la misma que hace que por la noche no haya servicio de autobús para atender a pasajeros y, por supuesto, a trabajadores, teniendo en cuenta que el aeropuerto es un H24, nunca cierra, aunque los políticos no lo crean. No hay que olvidar que este aeropuerto es el alternativo al de la Capital del Estado, Madrid, si Barajas tiene niebla, los vuelos vendrán a Alicante-Elche.
La última noticia es que lo ideal es que se construya una Estación de AVE en el aeródromo de l'Altet, y la pregunta es ¿para qué?, para que la gente vaya a Madrid ¿desde dónde? Madrid tiene mejores conexiones ferroviarias y aeroportuarias que l'Altet (salvo con los países Escandinavos). El británico que sale de Londres y quiere ir a Madrid lo hará directamente desde Londres, no se le ocurrirá venir a Alicante-Elche para luego ir a Madrid en el AVE, y al revés, el que tenga un vuelo conexionado desde Alicante-Elche hasta otro punto, lo hará en avión, y facturará las maletas en origen, no las llevará en el tren. En el momento que este país entienda las diferencias entre «continente» y «contenido», cuando los políticos y las administraciones que dirigen consensuen de verdad el interés general y no el personal y las propuestas de la sociedad sean escuchadas será el día en que este país pueda seguir hacia adelante, mientras tanto tendremos las mejores infraestructuras pero que no tendrán ninguna utilidad.

Enlaces recomendados: Premios Cine