¿Tenemos razones para conmemorar el día?

08.03.2013 | 14:26

Muchas personas dudan acerca de la necesidad de conmemorar un día dedicado a las mujeres. Pero, así como en 1910 cuando se instituyó el ocho de marzo como Día Internacional de las Mujeres, aquí estamos, noventa y tres años después, conmemorando esta fecha para seguir pidiendo igualdad entre mujeres y hombres. ¿Razones? Hay muchas, aquí van algunas para reclamar en este día:
A fin de lograr que se acaben los asesinatos y malos tratos a las mujeres; a fin de acabar con todas las violaciones que se suceden día a día en el mundo; a fin de conseguir que no haya más mujeres tomadas como objetivos militares/sexuales en los conflictos bélicos originados por hombres; a fin de alcanzar que no haya represalias por defender los derechos de las mujeres hacia las mismas mujeres y a quienes les apoyan; a fin de erradicar las dudas acerca del uso que hacen las mujeres de las leyes contra la violencia de género; a fin de parar la feminización de la pobreza y del sida; a fin de erradicar los contratos precarios a las mujeres; a fin de conseguir que desaparezcan las desigualdades salariales entre mujeres y hombres; a fin de alcanzar la equidad en la distribución de las tareas domésticas; a fin de lograr la desaparición de las dificultades en el acceso a los puestos de mayor responsabilidad, mejor calificados, mejor remunerados para las mujeres; a fin de paralizar la pérdida de recursos externos que "en nombre" de la crisis se están llevando por delante la Ley de Dependencia y los derechos alcanzados para la mayoría de personas cuidadoras, las cuales son mujeres; a fin de despojarnos de todas las ideas que hacen que sintamos sobre nuestros hombros la carga de todos los cuidados; a fin de aprender a delegar funciones dentro de la familia; a fin de evitar las ideas que nos llevan a anteponer los deseos, las ambiciones, los sueños y "los gustos" de los demás a los nuestros; a fin de erradicar los estereotipos que hacen que muchas mujeres pasen por el quirófano para "modelar" sus cuerpos; a fin de conseguir que a pesar del alto número de mujeres estudiantes, haya tan pocas profesoras, directoras, catedráticas, etcétera; a fin de lograr que los embarazos no sean la causa de que tantas mujeres sean expulsadas de sus trabajos; a fin de alcanzar que las mujeres puedan decidir sobre su cuerpo, y no sigan adelante leyes machistas que se lo impidan y resten derechos; a fin de obtener más noticias sobre deportes femeninos y conozcamos mejor los logros deportivos de las mujeres; a fin de alcanzar más medios para apoyar el deporte femenino; a fin de disminuir el número de medallas y logros que ha de merecer una deportista femenina para ser portada; a fin de erradicar las dificultades para las niñas en el acceso a las escuelas; a fin de que las mujeres tengan tiempo para hacer deporte, para leer la prensa, para ir al cine o charlar con las amigas; a fin de cambiar el estilo de vida de las mujeres que les está llevando a enfermar con padecimientos muy dolorosos; a fin de ser incluidas en proyectos de investigación a pesar de y seguramente por las diferencias hormonales y metabólicas; a fin de alcanzar que las visiones del cuerpo masculino no sean el modelo de cuerpo de la especie; a fin de no tener que tomar más medicación sin que se conozcan sus efectos en nuestros cuerpos porque no se hayan investigado; a fin de devolver a las mujeres la gestión de sus embarazos; a fin de evitar los matrimonios de niñas y los embarazos forzados; a fin de erradicar todos los tipos de mutilaciones que sufren las mujeres; a fin de entender que las mujeres no han de ser las guardianas de las tradiciones, el honor y la dignidad de un pueblo o una familia a través de sus vestidos; a fin de que todos y todas comprendamos que la dignidad y el respeto parten de las decisiones de las mujeres y no de cómo se presentan; a fin de desprendernos de todas las ideas que por razones culturales, sociales, económicas, religiosas o de cualquier otro tipo hagan la vida más fácil a los hombres y se la compliquen más a las mujeres; a fin de conseguir más tiempo y dinero desde los medios y las instituciones a nuestros derechos; a fin de evitar el efecto de los que buscan que las mujeres compren y lean mensajes que reproducen esquemas machistas de relación; en fin, a fin de evitar todas las formas de opresión que sufren las mujeres del mundo.
Tenemos muchas razones, nos sobran razones para conmemorar. ¿Cuáles son las tuyas?

Enlaces recomendados: Premios Cine