EN DIRECTO

Homenaje debido

 01:39  

Alfredo Campello Quereda Hoy cinco de enero se cumplen 300 años del nacimiento del ilustre marino y científico Jorge Juan y Santacilia. De padre alicantino y madre ilicitana, nació en Novelda y fue bautizado en Monforte. Dejando de lado las disputas existentes sobre la localidad de su nacimiento, que lamentablemente han llegado hasta día de hoy ensombreciendo y dividiendo actos de homenaje, podemos decir que Jorge Juan fue un ilustre comprovinciano que llevó su saber allende los mares, dejando huella de su conocimiento por diversas partes del globo terráqueo.
No vamos a glosar aquí las gestas de Jorge Juan, ya que para resumir su vida necesitaríamos, como mínimo, todas las páginas de este diario, ni tampoco creemos ser los más indicados para hacerlo, puesto que sobre el Sabio Español -así se le llamó- existen auténticos expertos y estudiosos de su vida y obra. Pero no por ello vamos a dejar de recordar a Jorge Juan en el III Centenario de su nacimiento.
¿De qué forma ha homenajeado la ciudad de Alicante en estos 300 años a Jorge Juan? Pues la verdad es que ha sido de formas diversas y más bien escasas, teniendo en cuenta de que hablamos de un alicantino universal sólo comparable en fama mundial a otros como Rafael Altamira o Francisco Xavier Balmis.
Hace 100 años, cuando faltaban pocos meses para el bicentenario de su nacimiento, la prensa alicantina se lamentaba del escaso interés -por no decir nulo- que mostraban nuestras autoridades locales y provinciales en conmemorar de alguna manera, en la capital de la provincia, la efemérides. Incluso algún diario local realizó una especie de artículo de "periodismo-ficción" por llamarlo de alguna manera, en el que se narraban unos hipotéticos homenajes realizados en Alicante a Jorge Juan con motivo del bicentenario. Había que insistir.
El presidente de la Diputación Provincial en aquellos años (hablamos de 1912), Higinio Formigós, se mostró interesado en levantar un monumento a Jorge Juan en la Plaza de la Aduana (hoy Puerta del Mar) interesándose por adquirir la estatua del marino que tenía el Ministerio de Marina (según parece, la que se usó de molde para la estatua existente en El Ferrol). Como todos sabemos, este monumento jamás fue realizado y, a dicha plaza, se trasladó poco tiempo después el Monumento a los Mártires de la Libertad. Diario de Alicante se hacía eco de las intenciones que tenía el Ayuntamiento de Alicante de conmemorar la efemérides, aunque pronosticaba el fracaso de las mismas debido a la improvisación de actos y a la falta de iniciativa para comenzar a programar los fastos. Acertó, claro.
Los fastos del bicentenario tuvieron lugar en Novelda donde se descubrió una estatua del marino obra del escultor alicantino Vicente Bañuls. De nuevo Diario de Alicante se unía al homenaje publicando un ejemplar conmemorativo.
Sí que es cierto que el Ayuntamiento de Alicante había recordado la figura de Jorge Juan rotulando una calle con su nombre en 1852, pero en honor a la verdad hemos de decir que dicha rotulación no fue realizada en el marco de un homenaje municipal a su figura, sino que se incluyó dentro de un "paquete" de rotulaciones cuyo fin era actualizar el callejero de la urbe con motivo de la presentación del Plano de Alineaciones de la Ciudad.
Un siglo después, concretamente en 1956, D. Vicente Martínez Morellá, viendo insuficiente el homenaje que Alicante había rendido a su ilustre comprovinciano, lanzó una petición dentro de un artículo sobre Jorge Juan en el llibret de la Hoguera de la Plaza del 18 de Julio. Solicitaba que, para honrar la memoria de Jorge Juan, se colocara una placa conmemorativa en la casa donde moró el marino, situada en Rafael Altamira 17. Curiosamente no fue el Ayuntamiento el que recogió el testigo, sino la propia comisión de la hoguera, la cual anunciaba en el mismo llibret que dicha placa sería descubierta por ellos el 23 de junio a las 12 del mediodía. La prensa de la época no se hizo eco de la noticia. Siguiendo con homenajes extraoficiales -es decir aquellos que no han sido realizados por nuestro Ayuntamiento-, el 29 de febrero de 1960, el Instituto de Alicante pasaba a llevar el nombre de Jorge Juan tras ser votado por el claustro, a petición de su Director D. Abelardo Rigual Margallón.
Todo esto, unido a la inauguración en 1983 de la Residencia Jorge Juan para los militares en el antiguo Hotel Carlton, un grafiti conmemorativo en los muros del Instituto que lleva su nombre y unos monográficos de la reputada revista Canelobre en el año 2006 y del llibret de la Hoguera Polígono San Blas en 2012, han sido los últimos homenajes remarcables que ha recibido el Sabio Español en nuestra ciudad.
El pasado mes de septiembre desde la Asociación Cultural Alicante Vivo pasamos por registro una petición relativa a la realización de un homenaje municipal con motivo del III centenario del natalicio de Jorge Juan. Solicitábamos al Ayuntamiento, al igual que hicimos con Canalejas, que se colocara una placa conmemorativa en su residencia familiar de la calle Rafael Altamira. Esperemos que cuando ustedes, queridos lectores, tengan en sus manos esta hoja del diario, se haya anunciado ya algún tipo de homenaje a realizar a Jorge Juan por parte de nuestro Ayuntamiento. Por favor, que no tengamos que esperar otros cien años.

Enlaces recomendados: Premios Cine