Un pacto de locos

 10:11  

Si el PP ha logrado las alcaldías de Mutxamel y Sant Joan presentando candidatos de perfil bajo frente a alcaldes de contrastado carisma como los socialistas Asunción Llorens o Edmundo Seva, nadie en el Partido Popular se explica cómo es posible que en El Campello, con tres legislaturas de alcaldes de derechas, Juanjo Berenguer haya sido incapaz de lograr una mayoría absoluta que lo aleje de la encrucijada en la que se ha sumergido el Ayuntamiento tras el 22-M. Quizá haya habido factores de desgaste, como la indecente subida del IBI o los problemas con los malos olores de la planta de tratamiento de basura, pero se me antoja que no tienen el suficiente calado como para restar tantos votos a los populares. Un factor que puede haber sido determinante es el cambio de candidato a última hora. Nunca lo sabremos, pero el entorno de Juan Ramón Varó ya ha iniciado una batería de reproches contra una decisión que desde su punto de vista fue errónea y que ha restado posibilidades al partido. La cuestión es que las voces y los gestos de desaprobación de ciertos ediles y militantes de ambos bandos fueron la tónica dominante en la agrupación local durante la noche de autos, una vez que se confirmaron los discretos resultados electorales y que el PP tendrá que gobernar en minoría o con apoyos puntuales; lo de pactar está muy complicado.
Ahora toca reunirse y templar los nervios. Hay seis partidos con representación municipal: PP, PSOE, Bloc, EU, Decido e Iniciativa, todo un puzzle que hace casi inviable un gobierno de la izquierda. Ponerse a pensar en un acuerdo a cinco bandas es casi de locos. ¿Se imaginan a Pepe Varo, el alcaldable socialista, pactando un gobierno con su ex compañera Marita Carratalá y con Silvestre Pérez, de EU? O cómo ven la posibilidad de que el PP de Berenguer llegue a un acuerdo con la líder de Decido. Sería de circo, sobre todo los plenos, sin necesidad de contratar, con perdón, a los enanos. Aunque me temo que con pacto o sin él las sesiones plenarias no van a tener desperdicio.
Cada uno debe asumir sus errores. El PP se ha equivocado y ahora toca recoger lo que se ha sembrado, aunque casi todos saben lo que no hay que hacer. No sé si me explico.

Enlaces recomendados: Premios Cine