EN DIRECTO:

Un polvito més

 01:25  

Juan Carlos De Manuel Rozalén El movimiento 15M ha descerrajado la campaña electoral. Y la sobrevivirá. Es un fenómeno complejo e imparable que reclama la vuelta, la primacía de la política por encima del poder del dinero. Que exige más democracia. Los partidos tradicionales deben tomar buena nota. Hasta hoy domingo han hecho el perroflauta intentando mitigar los daños y arrimar el agua a su molino, en especial, los ultra centristas. Que con la sobredosis de whiskyleaks habitual, en la red, sólo ven al malvado Rubalcaba y han vuelto a la teoría de la conspiración.
En fin, qué tristeza, ahora que ya nos habíamos acostumbrado y le estábamos cogiendo gustito a la no campaña, va y se acaba. Hoy es la hora de la verdad. Esta misma noche, después de haber ganado todos, Rajoy y los suyos -joder vaya tropa- van a salir en tromba a pedir Elecciones Generales anticipadas, incluso si la Cospe pierde en Castilla La Mancha. Cayo Lara amenaza con transfigurarse, entre las dos orillas del Monte Tabor de los descontentos, en el nuevo profeta Anguita de la pinza sagrada. Los socialistas, tras un pacto de coalición entre el Viejo Testamento y la Guardería, van a tener que decidir entre unas Primarias o un Congreso Extraordinario para elegir un nuevo liderazgo capaz de dirigir la refundación.
Mañana, para desayunar, la cruda realidad: estamos arruinados. Preparados, listos, yaÉ¿sí?É ¿para eso?...No, mucho peor, cariño. La receta consiste en que cada vez seamos más pobres para que el sistema, la economía funcione. Y los ricos se lo lleven todavía más calentito. Todas las durísimas medidas aplazadas por la celebración de las elecciones nos van destazar. Vale, nos dedicaremos a cardar. La única diversión que sale gratis. Despidos masivos, brutales bajadas de sueldos en empresas y en todas las administraciones. Vés-te dutxant-te tu, mon amour, que ja vaig jo...
Paco Camps sí, sí que lo intuye. Pero el Pare Camps enloquit no sabe que su victoria supone el principio de su fin. Rajoy se lo va a quitar de en medio, con la venenosa ayuda de los cristianos, para que su sombrío calendario judicial no le reviente su propia campaña electoral hacia la Moncloa. Rita Barberá, verdadera líder en la sombra en la intrincada selva del PPCV, ejercerá desde su balcón, ya sin tapujos, como la única orangután alfa capaz de dominar a las diferentes manadas populares indígenas. El nuevo Consell será todavía más misional, sus objetivos serán exterminar los restos -si quedan a esas alturas- de zaplanismo y verticalizar desde el DOGV el partido para intentar acabar con las baronías. Y ensayar con nosotros el programa económico oculto -con la venta del útero incluido- que nos hará añorar al Aznar de la boda real. El PSPV podría tener la oportunidad -tranquilos, cuerpo a tierra que vienen los nuestros- de consolidar el liderazgo de Alarte si se alcanzara un encuentro interfamiliar -paella o arròs amb fesols i naps, és igual- para garantizar la supervivencia y jugar un cierto papel en la refundación del PSOE. Y seguir denunciando la corrupción. Según el nivel de abstención, EU y hasta Compromís podrán entrar en Les Corts. Ambas formaciones afrontan el reto de airearse ejerciendo una oposición espumante y responsable. Aquí es cuando aparece James Bond. Agitado pero no revuelto.
Los alicantinos, pendientes de Elx y Benidorm. Puede pasar de todo. Después de la secesión controlada de los zaplanistas, vamos a asistir al ancestral espectáculo, al aperitivo de las coaliciones contranatura y al postre del tradicional transfuguismo. A largo plazo, afuera hace mucho frío, volverán al redil. El post-campismo es también el post-zaplanismo neoalicantinista. Que no cunda el pánico. La guerra civil seguirá in aeternum, hoy están naciendo los nuevos asesinos del futuro. Sonia Castedo, cuando no sea de Alperi, aún dará mucho más miedo. Lo suyo está en conseguir 17 o nada. De eso depende la Diputación. Habrá muchas sorpresas con lo del Gürtel y lo de Brugal. Pronto sabremos si los socialistas alicantinos han aprendido algo en el desierto.
La salida de la crisis va a ser terrible. Pero todo da ya igual. La gente tiene la sensación de que algo mágico está pasando. Tiempos nuevos, desconcertantes. Empalmantes. Pobres pero apasionados. Por favor, un polvito másÉi sense compassióÉ¡¡¡

Enlaces recomendados: Premios Cine