Misión suicida

 01:56  

Andrés Castaño Una de las teorías más inútiles que conozco es precisamente la del "voto útil". Viene a ser la versión estadística de la teoría del mal menor, un hallazgo pseudofilosófico que, generosamente interpretado, ha provocado más muertes que la peste negra. La teoría del voto útil descansa sobre dos premisas ambiguas y una confesión vergonzante. Las premisas son que el mal existe y tiene su escalafón; la confesión vergonzante, que quien defiende la teoría renuncia a presentarse a los electores como el "bien" y admite su condición de "mal llevadero". Casualmente, suele ser el desesperado eslogan del partido que teme llegar en segundo lugar al escrutinio y esto al menos proporciona un móvil aunque no una explicación racional de la bobada. Siendo rigurosos, la teoría del voto útil en el fondo lamenta que puedan presentarse más de dos listas electorales y tiende a rebajar la perspicacia ciudadana: expliquen sus defensores a los acampados frente a la Puerta del Sol cuáles son las diferencias entre PP y PSOE. 
Sin embargo, ese voto presuntamente útil existe y a sus damnificados poco puede consolarles que simbolice la simpleza y falta de autoestima del votante. Las matemáticas son tozudas y Camps o Alarte recibirán votos desganados e inmerecidos por culpa de la atracción que ejercen el pánico o la victoria compartida. Una de esas damnificadas será Mireia Mollá, candidata múltiple de Compromís, una abigarrada coalición de peregrinos extraviados en el desierto. El extravío no es casual: negarse a sobrevivir es una opción incluso más delirante que la del voto útil. Compromís y EU la han elegido compareciendo por separado en las elecciones y ello centuplica la probabilidad de que ambas candidaturas sufran martirio. Como no puede haber densas discrepancias ideológicas ni tácticas entre ellas, este desafecto suicida solo puede tener una explicación mundana y lamento que una candidata tan fotogénica y elocuente como Mireia Mollá pueda desaparecer de las Cortes, donde su grupo ha protagonizado impecables momentos de parlamentarismo neobolchevique trufado con ironía británica.
Es un elogio sincero que hace justicia a quien perseguía el imposible metafísico: que el PP dejara de mentir y que el PSOE hiciera algo más que encomendarse a los tribunales. Que Mireia Mollá y sus compañeros no lo consiguieron es tan obvio como que será muy difícil reanudar las representaciones. En el peor de los escenarios, la candidata será devorada por el bipartidismo en Elche y por el renombre de EU en las autonómicas. En el mejor, Compromís puede decidir de nuevo en el consistorio ilicitano y arañar un escaño provincial en las Cortes Valencianas. Pero la previsión meteorológica es la de Indonesia en vísperas del monzón y el atractivo tríptico editado por la coalición quizá solo sobreviva como recordatorio póstumo del voto útil y de los disparos en la propia pierna. En ese tríptico, la candidata amonesta encantadoramente al ciudadano: "Si decides quedarte en casa, después no te quejes". Ni ella.

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  INFORMACION |  LOCALIZACIÓN |  CLUB INFORMACION |  PROMOCIONES     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR PRENSA | CONTRATAR WEB  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de INFORMACION.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya