¿Ejecución legal o asesinato?

 02:10  

Manuel Aliaga Chorro EE UU ha demostrado su poder en el mundo. Es capaz de ejecutar sus resoluciones legales más allá de sus fronteras. Se ha hecho justicia. Su orden de matar a Bin Laden, está justificada en las muertes que deliberadamente organizó y reconoció haber ordenado el propio Bin Laden. Es por tanto un hecho público y notorio, que éste reconoció haber mandado estrellar los aviones contra las Torres Gemelas con el resultado de miles de personas muertas de distintas nacionalidades. La legislación de EE UU le permitía ir en su busca, capturarlo y matarlo, parece ser.
Ahora bien, ¿desde el punto de vista del derecho internacional, esa orden de ejecución de la resolución acordada por el presidente Obama es legal? ¿Podía ejecutarse fuera de EE UU? ¿Podría haberse violado alguna norma de derecho internacional, Pakistaní, tal vez? Lo sabremos, seguramente.
Yo pensaba que la colaboración policial e internacional entre estados era otra cosa, pero lo cierto es que seguimos anclados en el pasado, cuando el rey o el emperador podía decidir sin dar explicaciones: "quiero que me traigan su cabeza en una cesta"; y como no habían tantas normas de derecho internacional, pues así se hacía, le entregaban la cabeza del fulano en una bolsa, y en otros casos, en bandeja de plata. Esos si que eran unos buenos tiempos, y no ahora que hay que justificar tanto nuestras acciones. (Que conste que ironizo).
Menos mal que no ha habido equivocó alguno, ¿no? Al fin y al cabo, quien ha muerto es el terrorista más buscado. Eso suponemos, o no? ¿Dónde esta el cadáver? Según los asesores de Obama, aquellos que supuestamente se podrían haber pasado por el "arco de triunfo" las normas de derecho internacional, piensan que es mejor no mostrar las fotos por lo que pudiera pasar, pues podríamos convertir a Bin Laden en un mártir o que sigan creyendo que no murió, como Elvis Presley.
 En mi opinión, un Estado, de haberse apartado de las normas de derecho internacional, debería de informar y facilitar toda la información sobre los hechos ocurridos, y ello aunque tengan soberanía según su propia normativa para ir en busca y captura de una persona, y más aún cuando han terminado con la vida de ese terrorista. Un Estado que actúa como aquel delincuente que no quiere ser descubierto, y destruye todas las pruebas, pero deja una serie de hechos que avalan indicios de criminalidad, lejos de procurar su inocencia, podrían servir de soporte para su condena. Es decir, reconociendo que han salido de su territorio, y se han adentrado en otro territorio soberano, y a tiros con sus soldados armados se han abierto un hueco hasta entrar en un domicilio particular.
Tras esto, se reconoce haber matado al terrorista más buscado, pese a que se encontraba desarmado, y haber matado también a dos hermanos y a una mujer. Finalmente se llevan el cadáver y lo transportan a un barco para posteriormente hundirlo en el fondo del mar. En declaraciones a los distintos medios de comunicación, se dice que lo que les ha llevado a deshacerse del cadáver, ha sido por un lado cumplir con la ley islámica, y por otro, no convertir EE UU en un punto de peregrinaje. Y con respecto a la no exhibición de las fotografías del cadáver, se alude a las consecuencias que podría tener, siendo por ello que me inclino por no exhibirlas. ¿No creen ustedes que todo esto nos lleva a pensar que la actuación que se ha llevado a cabo se aparta de la legalidad? ¿No creen ustedes que cualquier Gobierno debería en tales circunstancias justificar cumplidamente haber seguido la ley, y por supuesto no haber hecho desaparecer el cadáver?
A mí al menos, moralmente, me parece reprobable la actuación llevada a cabo por los EE UU, teniendo en cuenta que tal y como han referido que se llevó a cabo la intervención militar, podría haberse llevado a cabo la detención de Bin Laden y haberlo sentando en el banquillo como acusado para el correspondiente juicio, sin riesgo para los militares americanos que le mataron. Juicio en el que por otro lado, le hubiesen podido hacer revivir la cruda realidad de que gracias a él, habían quedado miles de familias destrozadas, había variado las vidas y planes de vida de los miles de muertos; y a su vez habrían podido condenarle a la pena de cadena perpetua o a la pena de muerte, según procediese a tenor de su legislación. La condena estaba asegurada, dadas las contundentes pruebas en contra del terrorista finalmente abatido. Es una oportunidad perdida para haber demostrado al mundo como EE UU actúa con contundencia pero sin apartarse de la legalidad internacional.
Otra cuestión será la satisfacción que probablemente sentirán los familiares de los miles de fallecidos, sabiendo que quien provocó aquel choque de aviones y por ende fue responsable de aquellas miles de muertes, murió. Eso forma parte de nuestra condición humana.

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  INFORMACION |  LOCALIZACIÓN |  CLUB INFORMACION |  PROMOCIONES     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR PRENSA | CONTRATAR WEB  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de INFORMACION.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya