EN DIRECTO

Promesas y votos

 01:55  

Joaquín Quiles LLoret En contadas ocasiones encuentro dificultad para iniciar la introducción del tema por argumentar, hoy es tan complejo que intentaré sintetizar lo más posible.
He desarrollado parte de mi tiempo profesional en la innovación, el desarrollo empresarial y el emprendedurismo.
En tiempos de elecciones las promesas son verdaderos raudales de ideas, tangibles o intangibles, realizables o no, poco importa, la finalidad es el voto.
No existe partido elegible, en el cual entre sus proposiciones no figure el promover la edificación de viveros de empresas como medida solucionable al problema del emprendedor y del empleo.
Señores políticos, no sean vendedores de ilusiones volátiles, no es ahí donde reside el problema y ustedes son conscientes de ello.
Saben que el 87,3% de las Pymes tuvieron verdaderos problemas para acceder a la financiación, saben que han aumentado las exigencias de avales, que les han requerido garantías personales, ello en negocios ya creados; qué dificultades encontrará un emprendedor, todas.
Según el BCE, entre 7.532 empresas pequeñas de la zona euro las españolas son las que más dificultades tuvieron para lograr, si al final lo logran, los créditos solicitados.
La mayoría del tejido empresarial español, en un porcentaje del 75%, está integrado por Pymes, el presidente del Gobierno ha tenido dos reuniones con empresarios españoles, si no estoy mal informado, pequeños y medianos no había ninguno; el tiempo soluciona y razona lo que el hombre en su corta visión no distingue.
Viveros de empresa "vale" salen como las semillas del trigo, pero mediten que un vivero es una superficie continental, ladrillo emparejado, lo importante, lo esencial, lo necesario, la clave del éxito es su contenido, y el mismo procede de unas positivas financiaciones bancarias, de un extenso campo de acciones empresariales, de una producción a corto plazo, para amortizar lo invertido, un lecho de mercado tanto nacional como internacional que sea interesante para la comercialización del artículo.
Concluyo rogando a nuestros futuros dirigentes sean consecuentes y hagan suyo el lema: Cumple lo que prometes y no prometas lo que no puedes cumplir.

Enlaces recomendados: Premios Cine