Una fiesta a prueba de lluvia

 02:58  

Ana Antolín Sin apenas descanso, Santa Cruz, barrio singular donde los haya, colgó el martes pasado las vestimentas de Semana Santa para arrancar el pasado sábado sus fiestas de bienvenida de la primavera, la tradicional celebración de las Cruces de Mayo. Sé de buena tinta que los que allí estuvieron, se emplazaron para mañana, para verse en la Romería de la Santa Faz. ¡Uf!, menudo ritmo lleva este barrio.
Así se pudo comprobar en la animada y participativa batucada del domingo noche (todos, vecinos y asistentes, escaleras arriba y abajo por las calles del barrio), y con la posterior actuación de Danilo, a la que siguieron los "play-back" bajo la lluvia. Ocho actuaciones o conjuntos, y una conclusión: que se preparen los gaditanos porque estos artistas "por un día" pueden , si se lo proponen, triunfar también en un concurso de chirigotas.
A la lluvia se sumaron ayer los truenos, pero ni así se dejó de llevar a cabo la procesión tras la misa rociera, oficiada por Rafa Pacheco. Ahora, eso sí, fue el desfile más rápido que se recuerda. Y es que la lluvia, que ha amenazado un día sí y otro también los festejos, no pudo finalmente con la voluntad de los vecinos de este barrio, enclavado a la sombra del Castillo de Santa Bárbara, por continuar y sacar adelante unas tradiciones que nunca se tendrían que perder.
Ayer mismo hubo almuerzo popular, misa rociera y entrega de premios de los ganadores del Concurso de Cruces, éstas decoradas con flores; de calles engalanadas con recortes de papel, y de los reñidos "playback".
Entre los miembros del jurado, el conseller Mario Flores; la concejala del Ayuntamiento Asunción Sanchez Zaplana; la directora de Caja Murcia, Aurora de la Torre; el presidente de la Fundación Puerto de Alicante, Agustín Palao; y el jefe del Gabinete de la Autoridad Portuaria, Pablo Lahoz, entre otros.
Al frente de la Comisión de Fiestas, Carmen Vicente Rabasco, que ejerció de presidenta, ayudada en todo momento por su marido, José Manuel Pérez. Tanto ellos como la gente sencilla de este barrio deben sentirse satisfechos del balance de estas fiestas, una edición más.
En el arranque de los festejos, el pasado sábado, ejerció como pregonero de honor 2011 el presidente de la Autoridad Portuaria, Miguel Campoy, y Juan Carlos Barceli, como presidente de honor. Como es habitual, contaron también con el apoyo de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y con el de Bruno Fernández, el comandante naval de Alicante que presenció con humor la parodia preparada por uno de los grupos que compitieron en los "playback".
A petición de la Comisión de Fiestas de Santa Cruz, el comandante naval de Alicante fue el mantenedor de la Reina de las Cruces de Mayo de 2011, la guapa estudiante Patricia López Mula, de 18 años de edad. Con ella, con su energía y su entusiasmo, el barrio de Santa Cruz rompe con una desgracia que se cernía desde hace años, la imposibilidad de contar con una reina de las fiestas y perder esta tradición. Patricia López entierra esta "maldición", y seguro que será por muchos años. Porque si hay algo que caracteriza a este bello rincón de Alicante, además de su enclave privilegiado, es la cantidad de niños que viven en él, su integración y mestizaje.

Enlaces recomendados: Premios Cine