Con ciencia

Plagios

 01:25  

Camilo José Cela Conde Cualquiera que se dedique a la enseñanza sabe que la red de redes se ha vuelto una amenaza a la hora de encargarle a cualquier alumno que haga un trabajo. La facilidad del cortar-y-pegar, y la información sin límite -ni control- que se encuentra en Wikipedia llevan a que la tarea en principio encaminada a desarrollar la creatividad se convierta en un ejercicio trivial de identificación, mediante Google en el mejor de los casos, de palabras clave.
Lo más descorazonador es enterarse de que la práctica del plagio abunda también entre los investigadores con doctorado y carrera prestigiosa a cuestas. Tanto como para que la sociedad internacional CrossRef participada por más de 3.000 empresas editoriales, que se dedica en principio a identificar artículos relacionados con cualquier asunto de investigación, haya promovido la herramienta CrossCheck: un sistema capaz de detectar plagios. CrossCheck compara distintos documentos para concluir el alcance de la similitud que existe entre ellos. Ésta crece a medida que las citas textuales aumentan hasta pasar a ser algo más que eso convirtiéndose en simple plagio.
Algunas revistas de enorme prestigio, como las que pertenecen al grupo de Nature o a la editorial Taylor & Francis, se han ofrecido para someterse a la cautela de CrossCheck a la hora de evaluar los manuscritos que reciben. Con resultados no se sabe bien si dignos de alegría o de lástima. Entre el 10% y el 23% de los artículos que se someten a dictamen pueden ser considerados una copia de lo ya publicado.
¿Somos la generación que más plagia de toda la historia -gracias, entre otras cosas, a las facilidades que brinda Internet- o lo que ha descubierto CrossCheck es una práctica fraudulenta que siempre existió? El mundo de la literatura y el arte está lleno de falsarios. Es probable que algunos cuadros significativos que se exhiben en museos de cierta importancia sean, en realidad, el producto de un fraude. El cine ha logrado dar con la fórmula excelente del homenaje para hacer en la práctica lo mismo. Así que es probable que exista una tendencia anclada de manera firme en la mente humana hacia la canibalización de aquello que nos parece más digno de aplauso. Puede que CrossCheck sólo haga de notario de lo que algunos personajes, como el húngaro-ibicenco Elmyr de Hory, elevaron a la categoría del arte de lo falso.
Lo más sorprendente de esa historia es que la herramienta capaz de poner de manifiesto el fraude científico haya sido recibida con bastante reticencia por parte de los investigadores. Es verdad que, como dijo Newton, los grandes descubrimientos se hacen subiéndose a los hombros de los gigantes que nos precedieron, y esa tarea implica aprovechar buena parte del trabajo ajeno. Es cierto que resulta en ocasiones difícil distinguir la cita del plagio. Pero, aun así, CrossCheck sirve para lo que sirve: para aumentar el riesgo de quienes llevan a cabo copias despreciables. Y eso es necesario.







  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  INFORMACION |  LOCALIZACIÓN |  CLUB INFORMACION |  PROMOCIONES     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR PRENSA | CONTRATAR WEB  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de INFORMACION.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya