Terol sigue aspirando al título

 03:12  

Paco Desamparados Por primera vez en la actual temporada Nico Terol no ha estado en el podio de un Gran Premio. El balance del alcoyano en esta carrera ha sido totalmente negativo ya que no solo se vio apeado del cajón sino que perdió el liderato de la clasificación del mundial.
Tras haber sido líder del campeonato desde el primer GP del año, después de cinco pruebas se ha visto sido superado por Pol Espargaró que es quien comanda la tabla clasificatoria por la pírrica de un punto. De todas formas, el alicantino sigue siendo el más firme candidato al título y el referente de su cilindrada. Quiere reivindicar su posición con resultados y para nada quiere asumir el papel de segundo piloto, ni en su actual equipo ni en la categoría. Su único objetivo es ser campeón del mundo este año.
Son pocas las veces en que alguien tiene la suerte de ver las carreras por televisión con un nueve veces campeón del mundo, como la tuvo un servidor que presenció esta carrera junto al mítico Carlo Ubbiali en Dénia, uno de los más grandes de la historia que consiguió sus títulos como piloto de Mondial y MV Agusta. Para el piloto de Bergamo, también el alicantino es el máximo aspirante ya que según sus palabras es el más consistente y regular de la parrilla, además de ser quien tiene un estilo más fino y depurado.
Ahora vienen dos carreras seguidas, Assen y Motmeló, y la regularidad puede ser decisiva para el desenlace final. Ni él ni ningún otro piloto pueden permitirse el lujo de tener el más mínimo percance ya que eso impediría participar o tomar la salida muy mermado de condiciones en la siguiente carrera, ya que no hay tiempo material para recuperarse. No hay tiempo para el descanso ni para recargar las pilas.
Mucho ha cambiado el deporte motociclista en los últimos 23 años. Todo es muy distinto a 1986, año en que se disputó el último GP en este circuito situado en las inmediaciones de Northampton. Ya nada es igual, ni siquiera parecido. Desde el espíritu y el ambiente que se respira en el paddock hasta el trazado de la pista que ha cambiado totalmente.
Han desaparecido los siempre peligrosos guardarailes protegidos con pacas de paja pegados prácticamente a la pista y se ha pasado a tener amplias zonas de escapatoria. En este caso, cualquier tiempo pasado no fue mejor ni peor, sino simplemente distinto.
Pese a que en Silverstone tan solo fue sede mundialista diez años -desde 1977 a 1986- sobre su asfalto vivieron carreras épicas en las que grandes mitos de este deporte mantuvieron duelos enconados, como los que protagonizaron Kenny Roberts y Barry Sheene en 1979 o el de Ángel Nieto y Ricardo Tormo en 1982.

Enlaces recomendados: Premios Cine