Gustavo Mira Cánovas
Gerente de Catering Ya 

«La problemática más importante que afecta al sector hostelero es la falta de profesionalización»

29.09.2011 | 03:41
Para Gustavo Mira los conocimientos adquiridos en el CADE le han permitido mejorar
Para Gustavo Mira los conocimientos adquiridos en el CADE le han permitido mejorar

Gustavo Mira Cánovas es gerente de Catering YA y chef ejecutivo de la cocina central. Comparte la responsabilidad de la gerencia con Ernesto Mira. Ha realizado en Fundesem los cursos MDM y CADE.

¿La formación es imprescindible para cualquier directivo o empresario?
Por supuesto. En el día a día de la empresa, la batalla de cada jornada de trabajo y los esfuerzos por crecer con tu empresa no sirven de nada si no van acompañados de la formación adecuada. No se puede concebir un directivo sin la formación adecuada, ya sea a nivel de gerencia, de dirección de un departamento, sucursal, sede o cualquier otra entidad en la que han de tomarse decisiones que afecten a colaboradores o al devenir de la empresa. La formación para un empresario no es más que el reflejo de la búsqueda de la mejora continua para uno mismo y para su empresa, y en esto tiene mucho que decir Fundesem. Sin esa intención de mejorar constantemente, de crecer, de ser más eficiente y eficaz, cualquier empresa está sometida al azar y no podrá adaptarse a este mundo tan cambiante, donde renovarse es la clave para sobrevivir.

¿Cuál es la problemática que más afecta ahora al sector de la hostelería?
Tenemos varias problemáticas y, dependiendo de qué ámbito, son mas acuciantes unas que otras. Pero si hablamos de la hostelería de este país en general, la problemática más importante es la falta de profesionalización a todos los niveles, tanto de directivos como del personal de servicio o de cocina. Resulta cada vez más difícil encontrar buenos profesionales. Esto supone una gran oportunidad, puesto que si el sector sigue tirando de la economía a pesar de este grave problema, ¿qué sería capaz de hacer si se profesionalizara más? Debemos exigirnos mucho más para que la profesionalización del sector sea una realidad en un futuro cercano.

¿Y cómo afrontan estas situaciones?
No es fácil lidiar con ello. Pero afortunadamente podemos contar con entidades de formación que nos lo facilitan. Ya sea a través de los centros de turismo de la provincia, o a través de programas de experto en las universidades de Elche o Alicante, o de escuelas de negocio para el nivel directivo como Fundesem. La única vía para alcanzar la profesionalización es la formación.

¿Cómo aplica en su empresa los conocimientos adquiridos en el CADE?
Son muchos los ejemplos de puesta en práctica de conocimientos, técnicas o procesos los que he aprendido en el CADE que me han permitido mejorar. Pero, sin duda, la experiencia de los compañeros con los que tuve la suerte de compartir mi andadura en Fundesem fue el complemento perfecto a la excelente formación que recibí en este curso, para ver mi negocio con otra perspectiva. El cambio de visión es para mí la mayor aportación del CADE en mi desarrollo como directivo. Se puede decir que pasé de una visión más cerrada, experiencial y rígida, a una mirada más estratégica, largoplacista, planificadora y analista. En definitiva, pasé de ser jefe a ser directivo.

¿Le ha ayudado este curso a tener una imagen más completa del mercado global en el que nos movemos?
Las experiencias de compañeros de curso en el CADE, y el hecho de rodearte de profesionales de todos los sectores, tanto alumnos, como profesores y ponentes, te permite ver el mundo desde muchos prismas y confeccionar un mapa mental más fidedigno de la realidad en que nos movemos a todos los niveles y, por descontado, a nivel empresarial.

Diario Información