Los cuatro garantes del CADE

29.09.2011 | 03:41
Los cuatro directores que ha tenido el CADE posan juntos
Los cuatro directores que ha tenido el CADE posan juntos

Cuatro personas han ostentado la dirección del Curso de Alta Dirección Empresarial de Fundesem

­Cuatro personas han desempeñado la responsabilidad de dirigir el Curso de Alta Dirección Empresarial (CADE) de Fundesem desde que se fundó en 1971: Enrique Barreneche, Ramón Mañas, Luis Nouel y Juan Carlos Requena.

El precursor es Enrique Barreneche, quien es también uno de los principales impulsores de Fundesem y actualmente ejerce el cargo de vicepresidente ejecutivo de la escuela de negocios. Dirigió el CADE desde 1971 hasta 1984 y asegura que este programa ha sido y es resultado de una demanda social que Fundesem lleva atendiendo cuatro décadas.

Enrique Barreneche detalla que el CADE se planteó inicialmente como un curso para directivos de empresas para los que entonces no existía ninguna posibilidad de tener una formación empresarial reglada. El secreto de su permanencia es, a su juicio, «el mismo que se puede aplicar a cualquier producto que permanece en el mercado» Explica que la clave se basa en tres premisas: «el CADE responde a una necesidad; se ha ido adaptando a las demandas de la empresa, amoldándose a los cambios del entorno; y ha sido un producto honrado, es decir, serio y de calidad, y por eso ha funcionado tan bien el boca a boca».

Se siente orgulloso del éxito conseguido por muchas de las empresas promovidas por estudiantes que cursaron en CADE, y recuerda especialmente a los que formaron la primera promoción. «El CADE les hizo ver la empresa de otra manera, y probablemente eso ha contribuido a que crezcan y se desarrollen como lo han hecho».

Ramón Mañas relevó a Enrique Barreneche al frente del CADE entre 1984 y 2006, y hoy es el director general de Fundesem. Con su labor ha ayudado a consolidar el curso más veterano de Fundesem.

Mañas confirma que el perfil de los estudiantes ha cambiado mucho en los últimos cuarenta años. La primera diferencia es la formación con la que los empresarios y directivos llegan al CADE. «En 1971 solo el 10% tenía un título universitario y ahora ese porcentaje es prácticamente el 100%». También la presencia de las mujeres ha aumentado. Actualmente representan una cuarta parte. «En otros máster el porcentaje femenino es mayor», lo que motiva a Ramón Mañas a trabajar para que la mujer se integre en mayor medida en el CADE. Otra de las grandes diferencias experimentadas es la internacionalización. «Hoy los estudiantes de otros pa;ises representan alrededor de un 35% del alumnado».

Luis Nouel, el sucesor de Ramón Mañas como director del CADE entre 2006 y 2010, mantiene que las tres razones del éxito del CADE son «la capacidad de enseñar que nuestro futuro se juega a largo plazo; entender las consecuencias de nuestras decisiones en la empresa y la posibilidad de cambiarlas; y el valor de las relaciones humanas. El CADE es un curso que, además de crear mejores profesionales, es capaz de crear mejores personas».

El director del CADE desde 2010, Juan Carlos Requena, afirma que «nuestros alumnos buscan conocimientos y herramientas de aplicación inmediata, y esto solo se puede conseguir con profesores muy vinculados al mundo de la empresa». Defiende el CADE como una oportunidad para el tejido empresarial de la provincia de Alicante. «Estamos viviendo un cambio radical y las empresas deben evolucionar y adaptarse al nuevo entorno». Remarca que la principal seña de identidad del CADE «es la calidad y la profesionalidad con la que se hacen las cosas». Y otra diferencia importante es el precio, ajustados al coste.

Diario Información