OBITUARIO

Andrés Hernández Ros, primer presidente autonómico de Murcia

El exdirigente socialista, impulsor del Estatuto de Autonomía murciano y jefe de gobierno regional entre 1982 y 1984, falleció este 26 de junio a los 67 años

29.06.2016 | 19:59
Andrés Hernández Ros, en la conmemoración del 30 aniversario del Estatuto de Autonomía de Murcia en 2012.

Centenares de personas se han acercado este martes a la Iglesia San Juan de Dios de Murcia para dar su último adiós a Andrés Hernández Ros, el primer presidente de la Región de Murcia elegido democráticamente que fallecía el pasado domingo 26 de junio, a los 67 años de edad, como consecuencia de una larga enfermedad.

Durante el funeral civil tomaron la palabra amigos del que fuera el impulsor del Estatuto de Autonomía, que en 2012 cumplió su 30 aniversario, así como el secretario general de los socialistas murcianos, Rafael González Tovar, y el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Todos ellos pidieron cultivar la memoria de este "líder" y que sirva, al mismo tiempo, de ejemplo de diálogo, consenso y convicciones.

En un emotivo acto y acompañados por familiares, vecinos de la pedanía murciana de Guadalupe, que le vio nacer, diputados del PP, PSOE y Podemos y exdiputados, algunos militantes de Ciudadanos, además de todos los expresidentes que ha tenido Murcia (Carlos Collado, María Antonia Martínez y Alberto Garre), a excepción de Ramón Luis Valcárcel, que no pudo asistir por encontrarse en Bruselas por motivos de trabajo, todos ellos destacaron la trayectoria política de Hernández Ros, Medalla de Oro de la Comunidad.

El acto se inició con unas palabras de recuerdo de la figura de Hernández Ros por parte de amigos, además del secretario general de los socialistas murcianos, Rafael González Tovar; y el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, que ha sido el encargado de cubrir el féretro con la enseña regional. Sánchez comenzó su breve interlocución afirmando que es de justicia reconocer "a los hombres y mujeres que con su esfuerzo supusieron saltos hacia adelante en el progreso de la sociedad y Hernández Ros lo hizo".

Y es que, sostuvo, "en un momento muy complicado apostó por el diálogo, el consenso e impulsó el Estatuto de Autonomía, una estructura de entendimiento y autogobierno". Por ello, considera que "tenemos que poner en valor el trabajo de tanta gente que ha hecho tanto y que son un ejemplo y que gracia a ellos hemos llegado hasta aquí". "Hay gente que dedicó su vida a que hoy podamos disfrutar de una sociedad del bienestar, de algo que nadie discute pero que un día tuvo se tuvo que conseguir y Ros representaba a uno de esos hombres", ha sostenido.

Político "vocacional y activista a favor de los ideales", el presidente murciano indicó que Hernández Ros "creyó en el diálogo y construyó el consenso consolidando estructuras de entendimiento". Sánchez transmitió su pesar a la viuda, hijos y familiares del primer presidente de Murcia, que hizo extensivo a la familia socialista; un hombre, dijo, "que entregó tanto y que quizás recibió tan poco". El presidente murciano terminó su discurso dedicado a Hernández Ros, que vivió algunos años en Chile, con un poema del chileno Pablo Neruda, A la Sebastiana.


Funeral del primer presidente autonómico de la Región de Murcia, Andrés Hernández Ros, este martes 28 de junio. Foto: Marcial Guillén (Efe).

Tampoco faltó a esta cita Enrique Egea, exdiputado de la UCD por la provincia de Murcia. Recordó que dos días antes de la aprobación del Estatuto se quedó con Hernández Ros hasta la madrugada para terminar de perfilarlo. La presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver, recordó que cuando se aprobó el Estatuto de Autonomía "se pateó la Región casa por casa". "Cuando ahora decimos puerta a puerta, eso ya lo hizo Hernández Ros hace más de 30 años en Murcia, explicando que era bueno para la Región, ya que la gente no tenía ni idea de lo que era", argumentó.

Por su parte, el delegado del Gobierno, Antonio Sánchez Solís, expresó las condolencias a la familia y al PSOE. Mientras que el expresidente Alberto Garre incidió en que el Estatuto "es una ley regional que lleva su firma y eso indica mucho de lo que hizo en su tiempo por la democracia de Murcia y de España". El alcalde de Murcia, José Ballesta, expresó su respeto por Hernández Ros, "uno de los líderes regionales que hicieron la transición en Murcia y la labor que desempeñó en momentos delicados, donde hubo que poner concertación y acuerdo en una época complicada para toda España".

El secretario general del PSOE murciano, Rafael González Tovar, ha resaltado los "grandes servicios" que hizo Hernández Ros, que representa "innovación". Por ello, hizo un alegato al "no olvido" y a que sea un referente positivo al que "todos debemos de imitar". "Hablar de él es recordar la lucha por la libertad y los derechos después de la dictadura", matizó Tovar, quien ha resaltado el espíritu de este socialista, "colmado de ilusión, con un corazón que rebosaba humanidad y compañero de viaje para muchos socialistas".

Destacó también la cercanía de un presidente que acudía a trabajar en bicicleta a la sede del Gobierno regional y que "no entendía de protocolo". Tovar también ha aprovechado para recordar algunos de sus logros, como el equipo de atención inmediata, en el que se resolvía cualquier problema que afectaba a la sociedad en 24 horas, y también su apuesta por hacer de Murcia "referente de progreso e igualdad", por lo que "nunca se le podrá reprochar un mal comportamiento". El expresidente Carlos Collado expresó su pesar y la capacidad de lucha "por la defensa de los intereses de Murcia". El acto institucional concluyó con unas estrofas que entonaron sobrinos y amigos del expresidente murciano.

Andrés Hernández Ros fue presidente autonómico desde el mes de julio de 1982 hasta el 9 de marzo de 1984, en que dimitió a raíz de la crisis surgida en el Partido Socialista de la Región de Murcia por el supuesto soborno a dos periodistas por parte de un dirigente del partido a cambio de no atacarle. No obstante, Hernández Ros mantuvo su escaño de diputado regional hasta el final de la legislatura en 1987, tras lo que abandonó toda actividad política. En 1988 fijó su residencia en Chile, país en el que vivió una larga temporada. Desde que dejó la política y España sólo realizó una aparición pública en enero de 1994 en la asamblea de la agrupación socialista de Cartagena, donde se elegían los delegados para el congreso federal, y en esa ocasión anunció su apoyo a Felipe González.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Esquelas del diario INFORMACIÓN - enelrecuerdo.es
Enlaces recomendados: Premios Cine