BIOGRAFÍAS DE PERSONAJES DEL SIGLO XX EN LA PROVINCIA

Carlos de Aguilera. Naturalista, colaborador de Félix Rodríguez de la Fuente y cofundador de Adena (WWF España)

Fue uno de los pioneros en España en la promoción de la protección de la flora, la fauna y el territorio, desarrollando parte de su actividad con Félix Rodríguez de la Fuente y, en los últimos años, en la provincia de Alicante, oponiéndose a los grandes proyectos urbanísticos

20.05.2016 | 00:46

La de Carlos de Aguilera era una de las voces de referencia del ecologismo tanto en la provincia de Alicante como en el conjunto de España. Fue uno de los fundadores, hace ya casi medio siglo, de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza (Adena), una organización pionera en nuestro país en promover la concienciación en torno al respeto y el cuidado por la flora y la fauna. Aquella idea que proteger el entorno, que en 1968 podía sonar casi utópica y hasta fuera de lugar, es hoy un valor cívico básico, inherente a la escuela y a distintos ámbitos de la sociedad. Y aquella entidad sigue siendo una de las más importantes en la defensa del medio ambiente, convertida en la rama española de la organización mundial WWF.

Carlos de Aguilera Salvetti nació en Aranjuez (Madrid) el 28 de diciembre de 1927, pero residió desde joven en Alicante, de donde procedía la familia. Su padre, Carlos de Aguilera y Pardo de Donlebún, coronel de Caballería, era sobrino de José Carlos de Aguilera y Aguilera, IV Marqués de Benalúa, uno de los impulsores de la construcción del hoy conocido barrio de Alicante. En su juventud, De Aguilera tuvo varios trabajos como autónomo, como vendedor de seguros y publicista, aunque siempre mostró un enorme interés por la naturaleza; es posible, en este sentido, que los vínculos que tenía por razones familiares con la localidad de Biar y el rico entorno que la rodea tuvieran algo que ver. En cualquier caso, lo cierto es que acabó haciendo de la ecología su forma de vida.


Carlos de Aguilera junto a Félix Rodríguez de la Fuente y Juan Carlos I, entre otras personalidades, en la década de 1970. Imagen publicada en INFORMACIÓN el 14 de marzo de 2005 en una tribuna de Carlos de Aguilera dedicada a Félix Rodríguez de la Fuente, con motivo del 25 aniversario de la muerte de éste.

A mediados de la década de 1960 entró en contacto con Félix Rodríguez de la Fuente, quien ya por entonces se dedicaba a la divulgación de la riqueza de la flora y fauna ibéricas y a promover su protección. Con él fundó Adena en 1968, y con él promovió la creación de un espacio protegido para las aves carroñeras en el entorno de las hoces del río Riaza, en Montejo de la Vega de la Serrezuela (Segovia), que no sólo sirviera para impulsar la recuperación de estas especies sino además para dar a conocer las características de estos animales y formar a personas en la concienciación y la protección de la fauna. Esto dio lugar a la puesta en marcha de los primeros campamentos juveniles orientados a la ecología en España, que se realizaron por primera vez en este lugar de la provincia de Segovia en enero de 1975 y que aún se siguen desarrollando.

A partir de ese momento Carlos de Aguilera centró su vida profesional en la formación de jóvenes en la ecología, algunos de los cuales con el tiempo se convertirían en importantes divulgadores, como es el caso de José Luis Gallego. También su propio hijo, Carlos de Aguilera Cirugeda, estudió Ingeniería de Montes y comenzó a seguir sus pasos en el mundo de la ecología, codo con codo con José Luis Gallego, pero falleció siendo joven en un accidente de tráfico. Carlos de Aguilera también debió sobreponerse a otra muerte trágica y además célebre, la de su compañero Félix Rodríguez de la Fuente en marzo de 1980. Nada de eso, no obstante, detuvo su labor en pro de la divulgación y la concienciación ambiental. Carlos de Aguilera y su esposa, Joaquina Cirugeda, fijaron su residencia en Biar después de jubilarse. En esta localidad continuó teniendo una actividad muy destacada en la defensa del entorno natural.


Carlos de Aguilera durante el homenaje que le tributó la Associació Naturalista El Reconco de Biar en septiembre de 2009. Foto: INFORMACIÓN.


La fiebre urbanística de los albores del siglo XXI y otros proyectos de impacto ambiental alcanzaron a Biar. En el municipio se planteó la construcción de una macrourbanización con campo de golf –entre otras iniciativas similares en el entorno–, y dos parques eólicos en sus proximidades. Carlos de Aguilera se unió a los movimientos sociales de rechazo a estos proyectos que surgieron en toda la zona, convirtiéndose en una de sus principales voces públicas; su notoriedad como personaje e incluso la firmeza de su discurso le hacían muy idóneo para ello, unido a su propio compromiso personal. También colaboró a partir de entonces de manera asidua en numerosos medios de comunicación, entre ellos INFORMACIÓN, en defensa de los valores ecologistas, además de participar en numerosos seminarios y foros de esta temática.

La Associació Naturalista El Reconco de Biar, de la que De Aguilera fue miembro, le rindió homenaje en septiembre de 2009 por su trayectoria en la entidad por la defensa del entorno de la localidad. También WWF España lo hizo en diciembre de 2013, en el mismo campamento escolar de la provincia de Segovia que él había puesto en marcha con Félix Rodríguez de la Fuente cuatro décadas atrás. También siguió escribiendo artículos en prensa mientras pudo; el último, publicado en INFORMACIÓN el 11 de marzo de 2015, era precisamente un recuerdo a Félix Rodríguez de la Fuente al cumplirse 35 años de su marcha. A la muerte de Carlos de Aguilera, acaecida el 18 de julio de 2015 en Biar, se recordó también ese homenaje a su compañero como punto culminante de una trayectoria dedicada al estudio y conservación de la naturaleza, y cómo esa actividad, gracias en buena medida a él, pasó de ser una idea utópica a una entrega profesional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Esquelas del diario INFORMACIÓN - enelrecuerdo.es
Enlaces recomendados: Premios Cine