Información » EL RINCÓN DEL DIRECTIVO

La importancia de tu agenda: Claves para hacerla más eficiente y ser más feliz

¿Responde mi agenda razonablemente bien a lo que considero importante en mi vida?

Manager Focus

Dime qué haces con tu tiempo y te diré quién eres, asevera Santiago Álvarez de Mon en su último libro, “Mi agenda y yo”. Y es que del uso que hagamos con el tiempo aquí y ahora y de cómo lo planifiquemos, atendiendo a lo verdaderamente importante y siendo dueños de nuestra agenda sin movernos al ritmo que marcan los acontecimientos, las personas de alrededor o los fuegos que es necesario apagar, dependen la riqueza con la que se puede experimentar una vida y su significado.

El tiempo es un factor finito, caro y valioso, y el uso que hacemos de este recurso explica la auténtica naturaleza y el rango de nuestros valores y prioridades.

¿Responde mi agenda razonablemente bien a lo que considero importante en mi vida? ¿Refleja cierto orden y armonía en la distribución de las horas, permitiendo la concentración y, por tanto, cuidando la calidad de los encuentros? ¿Cuáles son los valores que refleja?

Marcando prioridades

Varios son los capítulos de nuestra vida diaria, nuestra vida en definitiva, que Álvarez de Mon, profesor de Dirección de Personas en las Organizaciones en el IESE, recomienda repasar y gestionar bien de cerca.

¿Qué epígrafes del trabajo llevan más tiempo: reuniones, viajes, relaciones institucionales, servicio a clientes, embajador de la empresa, despacho con colaboradores, redacción de informes, papeleo administrativo, conferencias con el centro corporativo...? Priorizar y delegar cobran en este apartado un papel clave.

En el capítulo de ocio, tiempo libre, personal, etc., ¿cuál es nuestro estado de forma y cuánto dedicamos al ejercicio físico?, ¿qué tiempo dedicamos a la familia y de qué calidad?, ¿planes conjuntos?, ¿viajes?, ¿tertulias?, ¿planes de pareja?... Y, dentro del epígrafe social, ¿cuántas relaciones de auténtica amistad cultivamos?, ¿cuáles son la naturaleza, la frecuencia y la extensión de los encuentros?...

El apartado de educación tiene también un espacio. ¿Últimos cursos o seminarios? ¿Dominio del inglés o de otros idiomas relevantes? Y, dentro del ámbito cultural, ¿visitas a exposiciones o museos?, ¿relación con la música?, ¿número de libros que leemos al año?, ¿revistas especializadas?... Algo fundamental para seguir creciendo como líder y alimentando la constante necesidad de nuevo conocimiento.

Y, en un mundo sufriente e injusto, es necesario observar también un aspecto decisivo y delicado: nuestro ser solidario. ¿Horas dedicadas a este lado humanitario? ¿De qué organizaciones y ONG somos miembros?... Este es un capítulo que claramente no se puede obviar.

Otro aspecto clave a tener en cuenta hoy día es la dedicación a Internet y las redes sociales. Aquí es necesario observar las diversas variables de tiempo y calidad, como también lo son la cantidad y la calidad del tiempo dedicado al descanso.

Fortaleza frente a la incertidumbre

Y, por último, pero no por ello menos importante, ¿cuánto tiempo pasamos solos?, ¿cuánto tiempo dedicamos a pensar?, ¿horas de meditación?, ¿papel del silencio?... Tiempo para el encuentro con uno mismo.

Y una recomendación importante, no dejes para cuando sea demasiado tarde la pronunciación de esas palabras de agradecimiento o de dedicar esa frase amable a quien tienes a tu lado. Vive la realidad del hoy, ya que el pasado dejó de existir y el futuro es aún solo una idea en nuestra mente. Una consciencia plena en el presente realmente útil, por otra parte, para vivir la incertidumbre que hoy presenta el entorno.

Todo esto y más en Manager Focus.