Información » Última hora
Presupuestos

Rubalcaba resalta que las cuentas traerán "más recesión y más paro"

El secretario general del PSOE subraya que el Ejecutivo "baja los impuestos a quienes defraudan"

EFE / Santander  El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha censurado hoy la "amnistía" fiscal que impulsará el Gobierno para aflorar las rentas no declaradas y ha lamentado que los Presupuestos Generales del Estado "consagran una subida de impuestos a trabajadores y una bajada para grandes defraudadores".

En su intervención en la inauguración del duodécimo Congreso Regional de los socialistas cántabros, el líder de la oposición ha señalado que ésa ha sido la razón por la que el PP ha tenido "escondido" el presupuesto "bajo de la alfombra" hasta pasadas las elecciones andaluzas y asturianas.

Esa, a su juicio, es la razón por la que el candidato popular a la Junta de Andalucía, Javier Arenas, pidió al presidente español, Mariano Rajoy, que no "sacara" sus presupuestos porque, si lo hacía, lo "mataba".

También la subida del precio de la luz y del gas, en un 7 % y un 5 %, respectivamente, explican, según el líder socialista, que el PP haya esperado para presentar las cuentas de 2012.

Pérez Rubalcaba ha lamentado que estos presupuestos "abundan en más recesión y más paro", y ha criticado que la partida que más decrece sea la destinada a políticas activas de empleo, máxime cuando, al mismo tiempo, "se abarata el despido" con la reforma laboral.

El secretario general del PSOE ha señalado que los populares pretenden hacer creer que "para crear empleo hay que renunciar a derechos y que la forma de salir de la crisis es subir impuestos a las rentas medias y a los trabajadores" en vez de a las "grandes fortunas".

Frente a ello, ha apelado al papel del Partido Socialista que, a su juicio, en este momento es "imprescindible" para impedir que la derecha "utilice la crisis como coartada para recortar derechos" que hoy están "amenazados".

Por eso, Pérez Rubalcaba ha reivindicado un partido "fuerte" y ha pedido un "ejercicio de responsabilidad" para defender los derechos sociales frente a una derecha que "utiliza la crisis para hacer su particular ajuste de cuentas con el Estado del Bienestar".