Información » Última hora

Los sindicatos destacan la "amplia" participación

EP / Madrid  Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, consideran que "tenían razón y un gran respaldo" al exigir que la reforma laboral sea modificada "en profundidad", algo que, según han dicho, se ha demostrado durante la jornada de huelga y que incluso se ha acrecentado" con la participación masiva y mayoritaria de los trabajadores en el paro general.

"Esta huelga general ha sido un éxito democrático indiscutible", ha apuntado Méndez, que también ha vaticinado una participación "multitudinaria" en las manifestaciones que se han convocado en la jornada de este jueves.

Los datos que han facilitado apuntan a una participación que ha oscilado entre un 97% de seguimiento en industria y construcción y un 57% en las administraciones públicas, con lo que el dato medio de participación alcanza el 77%.

Toxo ha añadido que los sindicatos siguen abiertos a negociar y esperan que la participación masiva en la huelga sea la "señal" que el Gobierno estaba esperando para abrir el diálogo. En todo caso, ha anunciado que en los próximos días se dirigirán, por tercera vez, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a los grupos parlamentarios y a las organizaciones empresariales para buscar un gran acuerdo que permita relanzar la situación económica y el empleo.

En rueda de prensa conjunta para hacer una valoración de cómo está transcurriendo la huelga contra la reforma laboral, los dirigentes sindicales han destacado que el paro general está teniendo mayor incidencia que las dos últimas huelgas, pero han reconocido que, "como siempre", habrá "disparidad de criterios".

"Venía escuchando a la vicepresidenta del Gobierno decir que la huelga no ha tenido incidencia. Igual a la señora vicepresidenta le pasa como al señor Cabanillas y tiene que reconocer después que las cosas son distintas", ha manifestado Toxo en referencia a la huelga general del 20 de junio de 2002.

Los líderes de CC.OO. y UGT han advertido de que "no cejarán en su empeño" de que el Gobierno abra una negociación para corregir la reforma laboral antes de que provoque más estragos de los que ya está causando. "Lo lógico es que se aprestara a corregirla ahora, durante el trámite parlamentario. Si no, la tendrá que cambiar más adelante de una manera vergonzante, empujado por la destrucción de empleo que va a causar y que ya se está notando", ha precisado Méndez.

Los líderes sindicales han avanzado que próximamente se dirigirán al Defensor del Pueblo, presentarán una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y se comunicarán con el presidente del Congreso, Jesús Posada, para que acelere la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que presentaron en su día.