Rumbo a Palma

La Copa del Rey Mapfre de Vela comienza en quince días en la bahía de Palma de Mallorca con 130 barcos de 19 países La provincia estará representada por seis embarcaciones

15.07.2016 | 01:48
La flota en plena competición en la edición del año pasado.

La Copa del Rey de Vela, que se celebra en Palma de Mallorca del 30 de julio al 6 de agosto, es la gran cita náutica del verano y para la que se preparan las tripulaciones para llegar en perfectas condiciones de navegación. A quince días vista del inicio de la competición, han confirmado su presencia 130 barcos representando a 19 países y cuatro de los ocho campeones de 2015 regresan a la bahía de Palma para defender su título.

Hay que destacar que en representación de la provincia de Alicante estarán presentes en la Copa del Rey Mapfre un total de seis embarcaciones, cuatro de ellas del Real Club de Regatas de Alicante. Concretamente, en la clase ORC1 compiten el Ford Movilsa Dignity 3 del Real Club de Regatas de Alicante y el Itaca IX del Real Club Náutico de Calp. En la clase ORC2 hay tres barcos de la provincia inscritos; Fyord Maverta del Náutico de Torrevieja y Notenom y Tanit IV Medilevel, ambos del Club de Regatas de Alicante. Y entre los grandes de la flota está el Plys Play, también del Club de Regatas, que participa en la clase IRC1.

Una cita especial

Con una flota tan numerosa hay muchas embarcaciones y equipos diferentes: monotipos, multicascos, tiempo compensado, tiempo real, profesionales, semi-profesionales y amateurs. El abanico es muy amplio pero todos tienen un punto en común y es que quieren estar en la Copa del Rey Mapfre, y la mayoría hacen un gran esfuerzo para que así sea.

«Con seis días de navegación, ganar la Copa del Rey es importante en el palmarés de cualquier regatista», dice Javier Sanz, armador del Red Eléctrica de España, a través de un comunicado hecho público por la organización de la regata.

«Que sea la Copa de nuestro Rey, el entorno, su ambiente y la organización», son según el armador y patrón del Ono, Daniel de la Pedraja, algunas de las razones que hacen que sea una gran competición. Sin olvidar factores como «buen viento y un campo de regatas excepcional», como señala el italiano Vittorio Codecasa, armador del BMW Sail Racing que el pasado año, tras tres participaciones, lograba su primer triunfo en la cita mallorquina.

Los barcos voladores

Una de las novedades de esta edición es la incorporación de la clase GC32, los llamados «barcos voladores». Once equipos de siete nacionalidades han formalizado su preinscripción en esta clase para participar en la 35 edición de la Copa del Rey Mapfre. Velocidad y espectáculo están más que asegurados en esta nueva etapa de una de las regatas más importantes del Mediterráneo.

Claves para ganar

Triunfar en esta regata no es coser y cantar. Pedro Campos, al mando del Movistar, conseguía en 2015 batir la marca absoluta de victorias como patrón, con un total de ocho. «Fue de las más difíciles de las ocho, porque empezamos con una descalificación por bandera negra con lo cual ya no podíamos cometer ningún error en lo que restaba de semana. Nos quedaban once regatas y te la juegas en cada una. Eso, unido al alto nivel del pasado año, con rivales muy igualados y cuatro o cinco barcos como el nuestro», indica el armador gallego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine