ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros
Autorregulación en publicidad

Autocontrol condena el anuncio donde aparecía el Rey

La publicidad promocionaba una agencia de contactos extramatrimoniales utilizando imágenes de tres monarcas

 14:35  

EP La Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) ha condenado el anuncio de Verona Comunicación que utilizaba la imagen del Rey para promocionar la agencia de contactos extramatrimoniales Ashley Madison al considerar que vulnera "los derechos al honor, a la intimidad y a la propia imagen" del monarca. La resolución de Autocontrol no es vinculante, ya que las decisiones de este organismo solo son de obligatorio cumplimiento para sus miembros, y los autores de la campaña no lo son.

El anuncio, que se exhibió en julio en una lona publicitaria colgada de uno de los edificios de la Gran Vía de Madrid, mostraba la imagen del príncipe Carlos de Inglaterra, del rey Juan Carlos y Bill Clinton junto a la pregunta "¿Qué tienen estas 'realezas' en común?" y continuaba: "deberían haber utilizado Ashley Madison.com", una empresa de contactos extramatrimoniales.

Después de que los medios de comunicación se hicieran eco de la publicidad, el pasado día 15 de julio, el Área de Gobierno de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid presentó una reclamación ante Autocontrol contra la campaña, que ahora ha sido estimada, aunque sin carácter vinculante, por el organismo regulador.

Según Autocontrol, "parece evidente" que la campaña "realiza una imputación de hechos que lesiona la privacidad y el honor de las tres personas cuya imagen se emplea indebidamente en la publicidad", explotando así "ilegítimamente como argumento publicitario una circunstancia que pertenece absoluta e íntegramente al ámbito de la privacidad personal, y cuya explotación publicitaria lesiona el honor y la dignidad de las personas afectadas".

Por ello, Autocontrol considera que el anuncio infringe la norma 11 del Código de Conducta Publicitaria de Autocontrol, que establece que "la publicidad ha de respetar necesariamente los derechos al honor, a la intimidad y a la propia imagen". Además, el organismo reprueba "las peculiares características de la publicidad analizada y la gravedad del mensaje que con ella se insinúa sobre aspectos concernientes a la estricta privacidad de las personas afectadas".

Por tanto, el organismo estima la reclamación presentada por el Área de Gobierno de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid e insta al anunciante el cese de la publicidad.

Enlaces recomendados: Premios Cine