En Almería

Greenpeace pide la demolición del hotel de El Algarrobico

Este lunes "se cumplen tres años desde que una sentencia declarara ilegal la licencia de obras del hotel

 10:12  
Greenpeace ha instalado una "delegación temporal" de la organización ecologista en el hotel de El Algarrobico.
Greenpeace ha instalado una "delegación temporal" de la organización ecologista en el hotel de El Algarrobico. EP

EP Greenpeace ha instalado una "delegación temporal" de la organización ecologista en el hotel de El Algarrobico (Almería) para pedir al Gobierno y a la Junta de Andalucía un "compromiso firme" de demolición antes del fin de la presente legislatura, cuando según apunta, se cumplen tres años de la sentencia que declara ilegal la licencia de obras.

En concreto, una docena de activistas se han instalado de manera "pacífica" con el objetivo además de que ambos gobiernos, central y regional, rubriquen un acuerdo en el Consejo de Ministros del próximo viernes, día 9 de septiembre, en el que se comprometan al "inmediato derribo" del hotel. La organización ecologista reclama, además, que la Junta de Andalucía se retire de todos los pleitos donde defiende que la parcela de El Algarrobico es urbanizable.

Los activistas han asegurado que permanecerán en esta nueva delegación hasta que exista un "compromiso por escrito de las administraciones". Para ello, están desplegando una pancarta de 30 metros con el mensaje '¿A qué esperan?' y realizarán diferentes actividades para mejorar la imagen del edificio, para lo que contarán con la colaboración de un artista.

En este sentido, Greenpeace destaca que este lunes "se cumplen tres años desde que una sentencia declarara ilegal la licencia de obras del hotel, una sentencia que, paradójicamente, la Administración está utilizando para eludir sus responsabilidades, ya que la ha recurrido sucesivamente para alargar el proceso de derribo".

Petición también a la ministra

Igualmente, se ha dirigido esta mañana por fax a la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino, Rosa Aguilar, así como al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, para pedir la inmediata demolición del hotel.

"Comienza la cuenta atrás para que el Gobierno de Zapatero demuestre si todavía quiere hacer política ambiental o ser recordado como el que permitió la existencia de este icono de la destrucción del litoral y la especulación urbanística", ha declarado la responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos. "Si realmente existe ese compromiso, no hay ninguna excusa para que el acuerdo de derribo se rubrique en el próximo Consejo de Ministros", ha reiterado.

Greenpeace considera que este hotel en El Algarrobico es un "ejemplo claro de la impunidad con la que se ha actuado en el litoral", donde las normativas de protección ambiental se convierten con "excesiva facilidad en papel mojado en beneficio de los grandes intereses especuladores".

La organización ecologista ha querido dejar claro que los activistas no han accedido a un hotel, sino a un espacio público, ya que desde 2005, por orden ministerial, se publicó el deslinde que fija la servidumbre de protección de la Ley de Costas de 100 metros, ratificada por la Audiencia Nacional en 2008 y 2009 tras los recursos del Ayuntamiento de Carboneras y la promotora del hotel, Azata del Sol, por lo que el edificio se encuentra ubicado claramente en terrenos públicos.

Enlaces recomendados: Premios Cine