ÚLTIMA HORA
20-N

Rajoy promete diálogo ante la ´gran encrucijada´ de España

El presidente del PP inicia un curso político marcado por la convocatoria de elecciones anticipadas en noviembre

 14:27  

EFE / Soutomaior (Pontevedra) El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha prometido hoy que si gana las elecciones, actuará desde "el diálogo, la centralidad y la concordia" para, con el apoyo de todos, superar la "gran encrucijada" histórica que atraviesa España.

Rajoy ha pronunciado en el Castillo de Soutomaior (Pontevedra) el discurso con el que ha querido iniciar un curso político que, como ha destacado, "no es un curso cualquiera más", sino "uno de los más cruciales" de la historia de la democracia española.

El PP, ha asegurado su líder, es "una esperanza real de cambio" que trabaja por la recuperación tras los comicios autonómicos del 22 de mayo y que en este tiempo ha demostrado, según sus palabras, que se puede atajar el déficit, no subiendo impuestos, sino reduciendo gastos superfluos y fomentando nuevos ingresos.

Ha afirmado al respecto: "Hemos hecho un gran trabajo y los frutos han empezado a brotar en las elecciones del 22 de mayo. Ha pasado muy poco tiempo, pero una ola de buen gobierno y de austeridad recorre las comunidades autónomas y los gobiernos del Partido Popular".

Rajoy ha insistido en el que, a su juicio, es el modelo de gestión de su organización allí donde gobierna: los servicios públicos esenciales son intocables, pero se ahorrará en todo lo que sea "gasto superfluo" y se hará una política económica que "genere ingresos".

Aquí, ha remarcado, está "la diferencia" con quienes creen que "el déficit se ataja aumentando impuestos y con recortes sociales".

El líder del PP no ha citado en ningún momento ni al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ni al candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, pero no ha omitido críticas a la gestión del PSOE, a sus "cambios constantes de criterio y a sus improvisaciones".

Ha añadido que "ya no sirve lamentarse" por cuanto "conforme se acercan las elecciones esa gestión y ese Gobierno pasan afortunada y paulatinamente a formar parte del pasado".

"Es un legado -ha apostillado- que debe servir de recordatorio de lo que nunca hay que hacer. Si algo hay que agradecer a este Gobierno, es que todos los que nos presentamos a los elecciones sabemos qué es lo que no hay que hacer a la hora de gobernar un país".

Si gana los comicios, practicará ese modo de gestión que hoy ha descrito nuevamente y actuará "desde el diálogo, la centralidad y la concordia", por cuanto su Gobierno no quiere "ni líos, ni disputas, ni crispación, ni problemas".

Pero Rajoy ha hecho hincapié en subrayar que "la tarea que queda por delante es muy difícil" y que a ella se entregará, siempre y cuando venza el 20 de noviembre, "buscando las máximas complicidades", pues el "proyecto de recuperación nacional" que necesita España requiere "el concurso de todos".

Aunque ha alertado: "Quien piense que las cosas serán fáciles, se equivoca; quien piense que se pueden hacer sin esfuerzos, se equivoca; y si alguien piensa que hay una varita mágica para solventar todo en media hora, se equivoca".

El presidente del PP, no obstante, ha transmitido un mensaje de optimismo ante esa "gran encrucijada": "no existe crisis lo suficientemente profunda que no podamos superar".

Para Rajoy, ha llegado "la hora de acertar", y así lo ha reclamado, ya que su partido tiene "ganas y coraje" para culminar con éxito "una de las mayores empresas modernizadoras de la historia de la democracia".

Enlaces recomendados: Premios Cine