Lucha antiterrorista

Detenidos en Venezuela tres etarras que huían de Cuba

Uno de los arrestados es José Ignacio Echarte, reclamado por el juez Eloy Velasco por su relación con las FARC

 21:48  

EP/Madrid Las autoridades venezolanas han detenido a tres históricos miembros de la banda terrorista ETA que tras vivir durante años en Cuba se rebelaron contra las autoridades de la isla por no dejarles salir y emprendieron la huida por su cuenta a bordo de una embarcación que tras varios día de travesía encalló en una pequeña isla llamada Los Roques, cerca de las costas de Venezuela, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Estas mismas fuentes han precisado que se trata de Elena Bárcena Argüelles, alias 'Neska', José Ignacio Etxarte Urbieta, alias 'Garbi' y Javier Pérez Lekue, tres históricos etarras de los que llegaron a Sudamérica en la década de los ochenta, algunos de ellos tras hacer escala en países de África como Angola o Cabo Verde.

En este momento los tres permanecen retenidos por un delito de entrada ilegal en el país caribeño, han indicado las mismas fuentes consultadas que añaden que el lugar en el que fueron a encallar se trata de un lugar conocido por su afluencia de turistas.

Lo que durante años fue un destino privilegiado para muchos miembros de ETA 'retirados' de la primera fila de la actividad criminal, en el caso de los tres detenidos este jueves, la estancia en Cuba se tornó insoportable.

El pasado 8 de febrero manifestaron por medio de una carta su rechazo al trato que recibían por parte de las autoridades de la isla. En concreto, la carta la firmaban Elena Bárcenas y Javier Pérez Lekue, alias 'Niko', quienes trataban desde hace tiempo abandonar el país por que se había convertido para ellos en "una cárcel" donde no querían permanecer "ni un día más".

Por ello tachaban al Gobierno de La Habana como "carceleros" y les acusaban de haber incumplido un presunto acuerdo de 1994 por el que Cuba se comprometía a permitir la salida de etarras de la isla.

Procesado por la relación ETA-FARC


Uno de los tres históricos etarras detenidos en Venezuela José Ignacio Echarte Urbieta está procesado y reclamado por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en el marco de la causa en la que se investiga la relación entre ETA y las FARC.

Como prueba de los contactos entre ambas partes, en la causa obran documentos en los que se detalla que dos etarras afincados en Cuba construyeron un lanzagranadas que querían probar en Venezuela. Así, los terroristas utilizaban el nombre de 'Andrés' para identificar a Venezuela; 'José' como alias de Cuba y 'Maria Antonia' para identificar al etarra José Ignacio Echarte Urbieta.

Echarte Urbieta, alias, 'Garbi', nació en 18 de marzo de 1960 en San Sebastián. Perteneció a ETA-PM VIII Asamblea. Con domicilio habitual en Barcelona, formó parte de un comando que preparaba atentados y secuestros. Entre sus informaciones figuraba la del ex presidente del Fútbol Club Barcelona José Luis Núñez. Se benefició de las medidas de gracia acordadas entre el Gobierno y Euskadiko Ezquerra. Participó en el secuestro de Cruz Larrañaga y realizó informaciones en Navarra, entre ellas sobre Jaime Ignacio del Burgo.

En marzo de 1981 fue detenido por su relación en el asalto a una cárcel de mujeres, para intentar liberar dos presas de la banda terrorista ETA. El 20 de marzo de 1985 fue detenido por la Policía francesa en DAX (Francia) y en enero de 1986 las autoridades del país galo le deportaron a Cabo Verde, desde donde huyó a Cuba a través de Angola con la ayuda de soldados cubanos.

Por su parte, otra de las detenidas, Elena Barcena Arguellas, alias 'Neska', nació el 17 de junio de 1960 en San Sebastián. Era la responsable del 'comando la Piedra' en la zona de San Sebastián, y ordenó la colocación de artefactos en un medio de comunicación, el Palacio de Justicia, el Tribunal Tutelar de Menores y la Cámara de Comercio.

Además participó en los secuestros de Mirenchu Elósegui y Saturnino Orbegozo, así como en el del capitán de Farmacia Martín Barrios en cuyo asesinato toma parte junto a su marido Ignacio Rodríguez Muñoa. Detenida el mismo día que su compañero en Dax (Francia), un año después también fue deportada a Cabo Verde por el Gobierno francés, de donde se fugo a Cuba vía Angola.

52 detenidos por su relación con ETA

El tercer etarra detenido es Francisco Javier Pérez Lekue a quien los servicios antiterroristas atribuyen menor historial delictivo en el seno de la banda terrorista. En su caso llevaba años viviendo en Cuba con una documentación falsa después de su paso por Nicaragua.

De este modo, un total de 52 personas han sido ya detenidas por su relación con la banda terrorista ETA desde la declaración del alto el fuego permanente general y verificable decretado el pasado 10 de enero. Desde entonces, los arrestos han corrido a cargo de la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Ertzaintza, la Gendarmería francesa y la Policía Judicial gala así como las autoridades mexicanas y venezolanas o la Policía Metropolitana de Londres, según los datos regidos por Europa Press.

Enlaces recomendados: Premios Cine