Será operado de una rodilla

El Rey, indignado con la prensa

"Lo que os gusta es matarme", dijo a unos periodistas molesto por algunos comentarios sobre su salud

 09:39  

EP/Madrid Al Rey no le ha gustado cómo se ha informado de que tendrá que operarse de la rodilla derecha. Un día después de que la Casa Real anunciara que pasará por el quirófano, Don Juan Carlos se ha mostrado enfadado con la prensa: "Lo que os gusta es matarme", ha exclamado el monarca ante un reducido grupo de periodistas que acudió este martes a La Zarzuela al primer acto del monarca tras anunciarse la operación. Poco después, Su Majestad se acercó de nuevo a los informadores para precisar que no está disgustado con todos los medios de comunicación, sino sólo con los que dicen que está peor de salud de lo que realmente está.

La Casa Real anunció este lunes que el Rey Don Juan Carlos tendrá que someterse a una artroplastia de la rodilla derecha en la primera quincena de junio. Con esta intervención, se pretende resolver los "dolores articulares" que el Monarca padece "como consecuencia de antiguas lesiones producidas en prácticas deportivas". La Casa Real también explicó que, hasta la intervención, el Rey mantendrá todos los actos previstos en la agenda.

Y este martes, Don Juan Carlos ha tenido la oportunidad de hablar con los periodistas, en concreto con los que siguen habitualmente sus actos oficiales. "Estoy fatal, ya me veis", les ha dicho. De esta forma irónica contestaba Don Juan Carlos cuando le preguntaron cómo se encontraba. No parecía ser más que uno de los usuales comentarios irónicos del Rey, pero lo que dijo a continuación puso de manifiesto que está muy descontento con el tratamiento que algunos medios hacen de su salud.

"Lo que os gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa todos los días en la prensa. Eso es lo que hacéis la prensa", ha exclamado Don Juan Carlos ante el reducido grupo de informadores que había acudido a La Zarzuela con motivo que la audiencia que el Rey ha concedido a los órganos directivos de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid, en el que era el primer acto tras anunciarse que será operado.

Poco después, matizó sus palabras. Una vez que se hizo la correspondiente foto de familia con los asistentes a la audiencia, el Rey se dirigió de nuevo a los periodistas. En esa segunda ocasión, Su Majestad precisó que no estaba disgustado con todos los medios, sino con los que le presentan, en su opinión, peor de lo que está. Finalmente, explicó que si se especula con su estado de salud es porque no hay otras noticias.

No es la primera vez que el Rey se dirige a las cámaras de los medios de comunicación para protestar por las informaciones que lee relacionadas con su estado de salud. Así, el pasado 21 de marzo también dejó ver su malestar por las fotos publicadas días atrás en las que lucía una sombra en su ojo izquierdo similar a una hematoma. Antes de recibir a la presidenta de Irlanda, Mary McAleese, en el Palacio Real, el Rey bromeó con los reporteros gráficos que le fotografiaban, comentando que tomaban "tantas" imágenes que luego él "nunca" veía, porque sólo se publicaban las fotos en las que aparece desfavorecido.

Dolores por antiguas lesiones

El Rey Don Juan Carlos padece "dolores articulares" por "antiguas lesiones producidas en prácticas deportivas". Por eso, Don Juan Carlos tendrá que operarse de la rodilla derecha la primera quincena de junio. Las molestias "dificultan su actividad física habitual", según informó el lunes la Casa Real. La artroplastia tiene por objeto reconstruir una articulación destruida o anquilosada, mediante la resección de las superficies articulares y la interposición de una prótesis para recuperar la función y suprimir el dolor.

La Zarzuela no ha planteado ningún tipo de cesión de poderes del Rey al Príncipe de Asturias de cara a la artroplastia, como ocurrió en 2010, dadas las características de la operación. La Casa Real ha informado también de que hasta la intervención, el Rey mantendrá todos los actos previstos en su agenda. De hecho, horas antes de que se publicara la noticia, se reunió con Javier Solana, ex secretario general de la OTAN y ex Alto Representante de Política Exterior de la Unión Europea (UE), para conocer la estrategia de seguridad española que afronta los retos a los que se enfrenta España con un enfoque integral.

Desde los años 80, el Rey se ha sometido a cinco intervenciones. Tres de ellas las provocaron accidentes que sufrió mientras practicaba deporte. En cuanto a las dos restantes, se le eliminaron unas varices en 2001 y un nódulo pulmonar benigno en 2010. Aparte de eso, en 1981 el jefe del Estado chocó con una puerta de cristal, lo que le provocó heridas en varias partes del cuerpo (tórax, muslo, antebrazo izquierdo, manos y nariz). Tuvo el brazo izquierdo escayolado durante un mes. Dos años después, sufrió una caída en la estación suiza de esquí de Gstaad, que le provocó una fisura de pelvis y le obligó a guardar cama un mes. Como consecuencia del percance, se le detectó una fibrosis, que se le extirpó en la clínica San Josep de Barcelona en 1985.

Otro accidente en la nieve le llevó al quirófano el 30 de diciembre de 2001. Un esquiador le derribó de manera involuntaria en Baqueria Beret y Don Juan Carlos fue operado en el hospital madrileño Puerta de Hierro de una lesión en la rodilla derecha. Al margen de estas operaciones, el Rey ha tenido algún otro percance sin gravedad. En 1980, se cayó al bajar de un tanque tras unas maniobras militares en Zaragoza. En 1988 se golpeó con una rama en un ojo durante una cacería en Suecia y en 1995 se hizo una fisura en la zona próxima a la muñeca derecha.

Enlaces recomendados: Premios Cine