ADIÓS A UN HOMBRE CLAVE DE LA TRANSICIÓN

Muere Leopoldo Calvo Sotelo

El ex presidente del Gobierno con la UCD entre 1981 y 1982 fallece
a los 82 años en su domicilio de Madrid tras sufrir un paro cardíaco

 
Calvo Sotelo, en su última comparecencia pública, el pasado 14 de febrero
Calvo Sotelo, en su última comparecencia pública, el pasado 14 de febrero GUSTAVO CUEVAS / EFE
 NOTICIAS RELACIONADAS

AGENCIAS. MADRID E
spaña lamenta por primera vez la muerte de un presidente del Gobierno de la reciente etapa democrática. Quien trataba de tomar posesión como jefe del Ejecutivo cuando se produjo el fallido golpe de Estado del 23-F, Leopoldo Calvo Sotelo, falleció ayer a los 82 años de edad en su domicilio de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, "de forma inesperada" por una parada cardiorrespiratoria, según explicó su hijo mayor.
El segundo presidente de la Transición murió en torno a las 12.00 horas, detalló su hijo Leopoldo, que destacó que su padre "no estaba enfermo" y, por ello, su fallecimiento se produjo de "forma inesperada" a causa de una parada cardiorrespiratoria que le sobrevino en su propio domicilio, en Pozuelo de Alarcón. No obstante, el ex presidente del Gobierno de 1981 a 1982 había sufrido una caída hace unos meses, de la que no había llegado a recuperarse en su totalidad, y por tanto sí que se encontraba en un "delicado" estado de salud.
Por la vivienda, donde se realizó el velatorio, pasaron a lo largo del día numerosas personalidades y allegados para dar el pésame de forma personal a la familia, ya que el ex presidente estaba casado con Pilar Ibáñez-Martín Mellado, hija del que fuera ministro de Educación en la posguerra José Ibáñez-Martín, y junto a ella tenía ocho hijos. Tanto los Reyes como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, transmitieron su pésame a la viuda y los hijos del ex presidente a través de una conversación telefónica, informaron fuentes gubernamentales y de la Casa Real.
El ex líder del Ejecutivo, José María Aznar, se personó en la vivienda del fallecido, donde ya de tarde se celebró una misa privada en el domicilio.
El hijo mayor de Calvo Sotelo también adelantó que el entierro del ex presidente del Gobierno tendrá lugar en la localidad gallega de Ribadeo, enclave donde solía veranear y donde las banderas ya ondeaban desde ayer a media asta. El Ejecutivo se puso en contacto con la familia a través del secretario general de Presidencia del Gobierno, Bernardino León, para ultimar los detalles de los homenajes. Siempre y cuando cuente con el visto bueno de sus parientes cercanos, podría celebrase un Funeral de Estado en unos días con presencia de las altas instituciones del país.

La política, de luto
La muerte de Calvo Sotelo despertó las condolencias unánimes de todos los partidos políticos, que resumen la trayectoria profesional y personal del fallecido y destacan su papel en el nacimiento y consolidación de la democracia española. Fuentes del Palacio de la Moncloa explicaron que Rodríguez Zapatero se puso en contacto con los allegados de Calvo Sotelo para expresarles su pesar y tristeza por el fallecimiento del ex presidente. En este sentido, el presidente del PP, Mariano Rajoy, destacó las "grandes cualidades personales" y el "ejemplo vital y político" de Calvo Sotelo, según fuentes populares. Por su parte, el Consell resaltó las firmes convicciones democráticas de Calvo Sotelo en unos momentos difíciles y claves para España como fue el intento del golpe de Estado del 23-F, y subrayó su labor en unos años clave de la transición española.

El sucesor de Suárez
Calvo-Sotelo no fue elegido en las urnas sino designado por la UCD para sustituir a Adolfo Suárez, que había dimitido el 29 de enero de 1982 debido a las luchas internas en su partido y a la complicada situación política y económica. Nacido en Madrid el 14 de abril de 1926, Calvo-Sotelo era doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y académico de la Real Academia de Ingeniería y de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Tuvo su última aparición pública el pasado 14 de febrero en un acto organizado por el Fórum Europa en el que intervenía el vicepresidente Pedro Solbes.

Capilla ardiente en el Congreso

La capilla ardiente con los restos mortales del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo se instalará en el Congreso de los Diputados hoy a partir de las 9.30 horas y permanecerá abierta hasta mañana por la mañana. El féretro de Calvo Sotelo se colocará en el Salón de Pasos Perdidos, donde recibirá el homenaje de las autoridades del Estado, de la clase política y de los ciudadanos. Para dar mayor solemnidad al acto, se abrirá la Puerta de los Leones de la Carrera de San Jerónimo por la que se accede directamente al salón donde reposarán los restos mortales.
Ésta es la segunda ocasión en la historia de la democracia española en que se instala una capilla ardiente en el Congreso, después del precedente del ponente de la Constitución Española, Gabriel Cisneros, fallecido el pasado año. Acudirán a la capilla ardiente los Reyes, José Luis Rodríguez Zapatero, y Mariano Rajoy. También lo harán otros miembros del Gobierno y los presidentes de las altas instituciones, así como dirigentes de partidos y compañeros de Calvo Sotelo durante su trayectoria política.

Enlaces recomendados: Premios Cine