11 de octubre de 2017
11.10.2017
Beniarbeig / El Verger

«El río se llevó nuestra casa y el negocio; nos quedamos sin nada»

Los vecinos aún sienten «escalofríos» al evocar el desbordamiento hace una década del Girona que derribó el puente de Beniarbeig

13.10.2017 | 00:11
«El río se llevó nuestra casa y el negocio; nos quedamos sin nada»

El crío crecido arrasó cientos de viviendas y se cobró la vida de una mujer en El Verger.

A María Rosa todavía se le pone la carne de gallina. «Me preguntas y, al recordar lo que pasó, siento escalofríos», afirma. Deja un momento los fogones del bar Cal Nay, que está en Beniarbeig y junto al río Girona y el puente, y relata «el caos» y el terror que se apoderó de todos los vecinos el 12 de octubre de 2007 cuando el río Girona se desbordó con violencia y derribó el puente centenario de Beniarbeig. «Un chico de Excavaciones Pistola (es una empresa de Ondara) estaba con una maquina sobre el puente quitando las cañas y la suciedad. Menos mal que vimos que se iba a hundir, que ya no aguantaba más. Salió en el último momento».

Eda, la hija de María Rosa, tenía 12 años cuando la riada (también se desbordó el río Gorgos y medio pueblo de Calp quedó sumergido bajo el agua) destrozó cientos de casas en la Marina Alta y se cobró en el Verger la vida de Encarna Sánchez, una mujer de 90 años que quedó atrapada en su casa inundada con dos metros de agua. Eda recuerda que el río arrastró caballos, coches y barracas de agricultores. «No se me olvidará nunca. Y gracias que ocurrió de día, porque si el río se llega a salir de noche, hubiera habido más muertes», indica.

«Los vecinos abandonaban a toda prisa sus casas y no sabían qué quedaría cuando pudieran volver», añade María Rosa. Su hija también recuerda la reacción de solidaridad. «Los niños ayudábamos a sacar muebles y enseres de las casas arrasadas».

En el Verger, el desbordamiento del Girona devastó la calle Divina Aurora. Allí la tragedia sigue muy presente (fue donde falleció la mujer). Los vecinos nunca se han recuperado del golpe. La mayoría prefiere no recordar.

Unos metros río abajo, pero todavía en el nucleo urbano del Verger, se alzaba, junto al puente de l´Almàssera, una preciosa casa pintada de rojo. Era la vivienda de José Andrés y Vicenta, quienes en la planta baja tenían un comercio de papelería y librería. «El río se llevó nuestra vivienda, el negocio y nuestro coche y el de nuestra hija; nos quedamos sin nada», rememora José Andrés. «Pasamos dos o tres años muy malos. Aquel fue el peor día de mi vida».

Este matrimonio, ante la crecida del río, subió a la terraza de su casa. No había muro de protección y el furioso caudal socavó los cimientos del inmueble. «Empezaron a salir grietas y salimos pasando a los tejados de las casas vecinas. Fue tremendo, un desastre. Media casa se hundió. Le dije a mi mujer: «¿Y qué vamos a hacer ahora».

El comercio lo trasladaron a un local de las antiguas casas de los maestros, refugio de todos aquellos vecinos que en el Verger se quedaron sin casa. Luego volvieron a levantar la vivienda, que mantiene el precioso color rojo, y abrieron de nuevo el comercio. «Pero nunca olvidaremos aquellas horas tan duras y lo mal que lo pasamos durante los siguientes años».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Marina Alta

El PSPV denuncia ante el Síndic la privatización de la basura en Teulada

Los socialistas de Teulada han elevado una queja al Síndic de Greuges al considerar que la...

El PSPV denuncia ante el Síndic la privatización de la basura en Teulada

Los socialistas de Teulada han elevado una queja al Síndic de Greuges al considerar que la...

La Muralla Roja de Calp, a la conquista del gigante chino

La Muralla Roja de Calp, a la conquista del gigante chino

El icónico edificio de Ricardo Bofill inspira el videojuego «Monument Valley 2», que en el país...

Un ciclista de 65 años, herido de gravedad al arrollarlo un coche

El deportista, que iba hacia Benitatxell, tuvo que pasar por quirófano al sufrir una fractura...

Aparatosa trampa para los cerdos vietnamitas de Xàbia

Aparatosa trampa para los cerdos vietnamitas de Xàbia

Lo de la plaga de cerdos vietnamitas del saladar de Xàbia no hay por dónde cogerlo. Los animales,...

La Muralla Roja de Calp es ahora un videojuego

La Muralla Roja de Calp es ahora un videojuego

El estudio Ustwo se inspira en el icónico edificio concebido por Ricardo Bofill para crear el...

Riada de solidaridad tras la catástrofe

Riada de solidaridad tras la catástrofe

Diez años después de la catástrofe, el Verger ha querido reivindicar la otra riada, la que...

Enlaces recomendados: Premios Cine