08 de octubre de 2017
08.10.2017

Encuentran con vida a una regatista que cayó al mar mientras navegaba entre Dénia e Ibiza

Los bomberos rescatan en Calp a una pareja con un bebé, atrapados en una furgoneta rodeada de agua

12.10.2017 | 01:39

La tromba anega calles de Alicante y obliga a realizar intervenciones en vehículos y en un ascensor de Benidorm.

Los barcos no llegaron a su destino previsto, pero todas las tripulaciones pueden contar la experiencia que sufrieron ayer en medio del mar, al poco de comenzar la XXI Copa del Canal, la prueba que une Dénia e Ibiza y que se tuvo que suspender al caerse al agua la regatista Sonia Pilar Mengod Zapata. Después de siete horas de búsqueda, Salvamento Marítimo encontró a la tripulante del barco Oceánica. La deportista se encontraba con vida, con síntomas de hipotermia y fue trasladada en helicóptero al aeropuerto de Manises, donde esperaba un SAMU que la llevó hasta el Hospital de la Fe, en Valencia.

Sonia Mengod, de 44 años, natural de Valencia, pertenece al Natural Ladies, un equipo de regatas formado únicamente por mujeres que participaba en este regata a bordo del Oceánica. Otro participante en la prueba, Juan Miguel Martínez, tripulante del velero del R.C.R. Alicante Dignity 3, contaba ayer su vivencia al llegar a puerto: "Alrededor de las 12 horas nos avisaron por radio que se habían caído cuatro tripulantes de una embarcación al agua. Al momento encontraron a tres chicas, pero no pudieron dar con la cuarta. Aún así, se siguió navegando. Una hora después de este primer aviso, el comité de regatas nos dijo que se suspendía la regata y nos pidió que colaboráramos en la búsqueda, así que pasamos a coordinarnos con Salvamar".

En el dispositivo de búsqueda, según fuentes del servicio de Emegencias 112, además de Salvamento Marítimo participaron dos efectivos aéreos, uno de la Generalitat y el helicóptero de rescate Alfa 1 del Consorcio Provincial de Bomberos. Las tareas de rescate se complicaron a partir de medio día por el temporal marítimo, con mar de fondo y olas que superaron los dos metros. Si embargo, poco antes de caer la noche, la regatista apareció con vida.

Actuaciones de bomberos

Las fuertes lluvias caídas en el norte de la provincia ayer sábado, provocaron varias intervenciones de las Bomberos de la Diputación. La más destacada tuvo lugar en Calp, donde un matrimonio con un bebé de 9 meses se quedó atrapado en el interior de una furgoneta, rodeados de un metro de agua. Una brigada de bomberos desplazada desde el Parque de Benissa llegó a la zona tras superar las dificultades para acceder a la calle en la calle Rumanía, donde estaba en peligro esta familia de vendedores ambulantes. Una vez que pudieron llegar a la zona, tuvieron que cruzar la calle en varias ocasiones, desde la zona seca a la que acumulaba casi un metro de agua. Primero rescataron al bebé y después regresaron a por el matrimonio, hasta que pusieron a todos a salvo.

Asimismo, los bomberos realizado otros dos rescates en sendos vehículos de Calp, en ambos casos con un matrimonio dentro. En Benidorm, rescataron a otra pareja dentro de un coche, a otras dos personas se quedaron atrapadas en un ascensor, y a otro joven, repartidor de pizza, que también tuvo que ser rescatado de su vehículo por los bomberos. También en Benidorm, efectivos del parque comarcal tuvieron que acceder a la terraza superior de un edificio, donde la lluvia acumulada amenazaba con hundir el suelo de la azotea sobre el piso inferior.

Los chubascos se registraron a lo largo de todo el litoral, pero se manifestaron con mayor intensidad en Dénia, Calp y Benidorm. En la ciudad de Alicante, la lluvia anegó las calles principales en cuestión de media hora. En la avenida de Dénia, la Gran Vía y la avenida Doctor Rico se acumularon grandes encharcamientos de agua, que dificultó el tránsito de vehículos y peatones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine