20 de septiembre de 2017
20.09.2017

Alud de solidaridad en Benissa y Teulada con la perrera en cuarentena por parvovirosis

Cincuenta voluntarios acuden a ocuparse de los canes y a bañarlos mientras se desinfecta con cloro el recinto - Doce perros siguen en vigilancia

26.09.2017 | 01:45
Alud de solidaridad en Benissa y Teulada con la perrera en cuarentena por parvovirosis

Cincuenta voluntarios han acudido a ocuparse de los perros del refugio que comparten Benissa y Teulada y que gestiona Akira y que estaba en cuarentena desde que el jueves murió un cachorro de parvovirosis. Akira y el presidente de la protectora Adopta Bèrnia-Benissa, Andrés Muñoz, habían lanzado un llamamiento para que los vecinos les echaran una mano con los canes mientras se desinfectaba la perrera. La respuesta fue espectacular. «Estamos muy contentos. No esperábamos tanta gente. Necesitábamos voluntarios para que bañaran a los perros y los tuvieran separados, ya que este virus es muy contagioso», indicó el vicepresidente de Akira, Peter Tilsley.

Durante la mañana, la actividad fue frenética en la zona exterior de este refugio, inaugurado en mayo de 2016. Los voluntarios aplicaban un champú desinfectante a los canes y los lavaban a conciencia. Tilsley incidió en que el virus del parvo ataca a los cachorros y a los perros enfermos, pero ayer había que desinfectarlos a todos, ya que esa enfermedad se transmite por las heces y los animales sanos podían llevar en las patas restos de excrementos contaminados.

Mientras tanto, los operarios de la empresa municipal Benissa Impuls desinfectaban con cloro el refugio. El cachorro fallecido estaba en una jaula del piso de arriba (el recinto tiene dos alturas). Allí están acogidos 25 perros de los 49 que hay en la perrera. De ellos, 12, al ser cachorros o estar débiles, eran propensos a desarrollar el parvo. Están en tratamiento con vitaminas y líquidos. A un cachorro de 6 meses llamado Roca se le ha detectado el coronavirus y se le está realizando una vigilancia especial.

La cuarentena en este refugio estaba previsto levantarla en la tarde de ayer. A mediodía los operarios seguían desinfectando con cloro.

Andrés Muñoz también destacó la solidaridad de los numerosos vecinos de Teulada y Benissa que se acercaron a echar una mano. Reunir a 50 personas una mañana de martes para hacerse cargo de los perros demuestra que en la Marina Alta cada vez se respeta y se cuida más a los animales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine