El Consorcio de Aguas de la Marina Alta rehuye analizar los problemas del verano

Los alcaldes de PSPV y Compromís deslizan que el organismo es «poco operativo» y no aporta soluciones comarcales

02.11.2016 | 23:39

El Consorcio de Aguas de la Marina Alta, que no despega tras reactivarse hace dos años para aportar soluciones comarcales a los problemas de suministro, necesitaba de una junta volcánica y catártica, en la que los alcaldes explicaran en voz alta las vicisitudes del tercer verano de extrema sequía, salvado a duras penas. Pero la junta de ayer, de carácter extraordinario (no había turno de ruegos y preguntas) y de mero trámite, agravó el desánimo de los alcaldes. Ya hay quien piensa que es imposible rescatar al consorcio de su inoperatividad.

La junta, presidida por el presidente de la Diputación de Alicante y alcalde de Calp, César Sánchez, se resolvió en un periquete. Los alcaldes del PP aprobaron la liquidación de las cuentas del pasado año, que dejaron un remanente de tesorería de 860.000 euros. Los munícipes del PSPV y Compromís se abstuvieron. En este bando, están pueblos como Dénia, Xàbia, Xaló, Pedreguer, Gata, Ondara, el Verger o Senija.

Y no fue una abstención técnica, sino cargada de ideología. El munícipe de Xàbia, José Chulvi, explicó luego que el elevado remanente denota que el consorcio, que dispone de un presupuesto de dos millones, es «poco operativo» y no está ofreciendo soluciones comarcales a los problemas de abastecimiento de la Marina Alta. «En esta junta, la primera tras el verano, no había contenido, solo discutimos cuestiones de trámite», lamentó.

Chulvi dio el diagnóstico de los problemas del consorcio: «falta operatividad y no hemos sido capaces de integrar a los 33 pueblos de la comarca». Los municipios que forman parte son 18 y faltan los que tienen más agua, como Pego, la Vall d´Ebo, la Vall de Laguar o los pueblos de la Retoria. El alcalde xabienc concluyó que la falta de soluciones comarcales aboca a cada pueblo a hacer la guerra por su cuenta.

Mientras tanto, César Sánchez aseguró que el consorcio «está trabajando bien». «La Diputación ha invertido más de dos millones para resolver las necesidades hídricas de los municipios», sostuvo.

Los políticos que asistieron a la reunión de ayer, liquidada en diez minutos, se embuchacaron 300 euros. El diputado de Compromís y edil en Xaló, Gerard Fullana, advirtió de que el presidente de la Diputación había acudido con técnicos y su equipo de comunicación. La comitiva viajó en cinco coches oficiales. Mucho despliegue para tan poca chicha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine