El nuevo campanario de Murla se convierte en cochera

El templo, con traza de castillo y declarado Bien de Interés Cultural, es del siglo XVI y alcanza los 36 metros de altura

19.08.2016 | 00:40
El nuevo campanario de Murla se convierte en cochera

Los vecinos de Murla le han encontrado un uso alternativo al moderno campanario de su iglesia-fortaleza de Sant Miquel Arcàngel. El templo, con traza de castillo y declarado BIC (Bien de Interés Cultural), es del siglo XVI. La torre que construyó la conselleria de Cultura tiene una estética vanguardista.

Alcanza los 36 metros de altura y sobresale por encima de la iglesia y de los tejados. Se aguanta sobre un cuerpo con saledizos y una suerte de pérgolas. La plaza, que también se remodeló al tiempo que se levantaba la torre, es peatonal. La pérgola era para que los vecinos se sentaran y solazaran. Pero, al final, hace función de cochera. Ayer había cuatro coches aparcados allí abajo. Cobijados del sol cuando aprieta o, en la mañana de ayer, de la llovizna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine