23 de julio de 2016
23.07.2016
Marina Alta

Turnos para entrar en las cuevas marinas

Las calas de la Marina Alta ya sufren colapso de coches en un verano de «boom» del turismo náutico

28.07.2016 | 01:18
Turnos para entrar en las cuevas marinas

No es lo mismo el turismo de aventura que el turismo a la aventura. Este último es el que triunfa este verano en el litoral de la Marina Alta, sobre todo en las calas y tramos más abruptos. El colapso de coches es un hecho en les Rotes, en Dénia, y en las calas del Portitxol (la Barraca) y Ambolo, en Xàbia. En esta última, el pasado fin de semana los vehículos llenaban toda la calle que baja a una playa clausurada desde 2006. Que esté cerrada por desprendimientos todavía atrae a más bañistas. El atasco también existe en el mar. Xàbia ha balizado por primera vez sus cuevas marinas del Llop Marí y dels Òrguens.

En la línea de boyas, se quedan las motos acuáticas y las lanchas. Los kayaks sí pueden entrar. Da la impresión de que hay que pedir turno para entrar a nado o a remo en estos enclaves tan sensibles. Mientras, otra cueva, la Tallada, ya se llenó el pasado fin de semana hasta los topes de bañistas y senderistas. Los kayaks se apilaban dentro. Alguna empresa de turismo activo con más sensibilidad pide a sus clientes que dejen las piraguas fuera, en el espolón de piedra.

El éxito de las calas y del turismo náutico ya obliga a tomar medidas. La presión turística es enorme. Algunas asociaciones proteccionistas abogan por importar el modelo de Menorca y liberar el litoral de coches.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine