El PP gana en Dénia y Xàbia y en varios pueblos con alcaldes del PSPV

A la Valenciana pierde fuelle, aunque es la fuerza más votada en Pego, Pedreguer y Ondara

29.06.2016 | 01:15
El PP gana en Dénia y Xàbia y en varios pueblos con alcaldes del PSPV

Los populares de Calp aguantan el tipo pese a los escándalos del agua y las basuras

El PP cogió ayer aire en la Marina Alta. A la Valenciana, la coalición de Compromís, Podemos y EU, se quedó lejos de las expectativas. Aspiraba a superar a los populares, a consolidar el estirón de las pasadas elecciones de diciembre y a sumar más votos por la izquierda. Pero perdió fuelle. El PSPV, relegado a tercera fuerza, al menos frenó la sangría. No le prestó más votos a A la Valenciana; incluso rascó alguno más que en diciembre. Mientras, los populares sacaron rédito del clima de hastío electoral que ayer se respiraba en todos los colegios de la Marina Alta. Sus votantes son disciplinados y fieles.

Si en diciembre el binomio de Compromís y Podemos logró una victoria holgada en Dénia, ayer se dejó en la capital de la comarca casi 300 votos. Mientras, los populares pegaron un estirón de 653 sufragios. Dénia expresó una tendencia que se cumplió en prácticamente todos los pueblos. En esta ciudad, en Xàbia y Calp, los tres municipios de más población de la comarca, los conservadores recuperaron más de un millar de votos respecto a los comicios de hace seis meses.

En Dénia, el PP creció anoche a costa de Ciudadanos, una formación que en la Marina Alta no arranca. Pero también rescató votos que en los últimos comicios y en las municipales de hace un año le arrebató Compromís. Curiosamente, en los dos municipios de más población, Dénia y Xàbia, ambos con alcaldes socialistas (Vicent Grimalt y José Chulvi), los populares ganaron anoche terreno. Su victoria en Xàbia, el pueblo de adopción del ministro de Exteriores en funciones y cabeza de lista popular por Alicante, José Manuel García-Margallo, fue amplísima. Aventajaron en 954 votos a A la Valenciana y en 2.338 a los socialistas. Llama la atención que en el ayuntamiento Chulvi, del PSPV, gobierne con una mayoría absoluta apabullante de 14 ediles frente a los dos del PP y uno sólo de Compromís.

Los alcaldes del PP sacan pecho
Hace un año, tras las elecciones municipales, los alcaldes populares de la Marina Alta tenían un poco la sensación de ser los últimos mohicanos. Los pactos de PSPV y Compromís y la irrupción municipal de Podemos los arrinconaban. Solo salvaban los feudos del sur y perdían la hegemonía del interior de la comarca. Pero anoche, en las generales, los populares le dieron la vuelta a la tortilla.

Los munícipes de Calp, César Sánchez (también es presidente de la Diputación de Alicante), de Benissa, Juan Bautista Roselló, y de Teulada, Carlos Linares, sacaban pecho. Su partido, sacudido por escándalos que también tocan a sus pueblos (el caso Taula en Benissa o los fraudes de la basura y el agua en Calp), recobra el pulso electoral. Además, el PP refuerza estos feudos electorales del sur de la Marina Alta. Sánchez, el alcalde calpino, rescató ayer 158 votos respecto a diciembre. Es un botín escaso, pero un tesoro para un munícipe al que tener un pie en Alicante (o pie y medio) no le resta popularidad en su pueblo.

Los populares también fueron los más votados en el Poble Nou de Benitatxell (tiene alcalde de Red) y en dos municipios con munícipes de Compromís, Xaló y Gata. Mientras, los socialistas ya estaban resignados a un sorpasso que ya fue un hecho en diciembre. Están muy lejos del binomio de Compromís y Podemos. Solo ganaron en dos pequeños pueblos, Benidoleig y la Vall d´Ebo. Aunque frenan el declive, el resultado es decepcionante. Sus alcaldes, además de los citados de Dénia y Xàbia, los de Pego, Enrique Moll, y el Verger, Ximo Coll, no logran trasladar su carisma a las generales.

Compromís, en cambio, sí conecta mejor. A la Valenciana fue la fuerza más votada en Pego, donde el diputado valencianista Josep Nadal, tira del carro, Ondara, Pedreguer, Orba, Els Poblets, Alcalalí o Parcent. En todos estos municipios (con la salvedad de Parcent, donde es alcalde el independiente Máximo Revilla), los munícipes son de Compromís. Dos de ellos, Zeus Serrano, de Ondara, y Sergi Ferrús, de Pedreguer, tienen un fuerte tirón electoral. Sin embargo, Compromís no podía anoche tirar cohetes. El PP neutralizó su pujanza en Dénia y en el interior de la Marina Alta.

De tan tranquila, la jornada electoral fue ayer en la Marina Alta sosa y anodina. Nada la agitó. En Dénia, uno de los colegios cerró media hora más tarde porque se les cayó al suelo una urna. En Xàbia, una de las anécdotas fue que un vecino de unos 60 años llegó a la mesa del instituto Número 1 patinando. Subió las escaleras con sus patines. Rodó hasta la urna, depositó el voto y volvió a salir sobre ruedas. En este mismo colegio, hicieron acto de presencia residentes británicos para preguntar sobre la posibilidad de sacarse el pasaporte español. El «Brexit» les arrebata el derecho de poder votar en las elecciones municipales. Y no quieren perderlo. La numerosísima colonia británica teme perder influencia, convertirse, políticamente, en invisible

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine