La Generalitat ve «imposible» rescindir la concesión sanitaria de la Marina Alta

La consellera se compromete a hacer cumplir «de forma estricta» el contrato a Marina Salud

14.10.2015 | 21:51
La Generalitat ve «imposible» rescindir la concesión sanitaria de la Marina Alta

«El rescate no es posible». La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, afirmó ayer que las privatizaciones de la gestión sanitaria son «un regalo envenenado» del PP del que el actual Consell no puede desembarazarse de un día para otro. Montón se reunió en Dénia con los alcaldes de la Marina Alta y con el comité de empresa y la junta de personal de Marina Salud, así como con la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública. Ante los munícipes, pidió disculpas por el «deterioro» de la sanidad en la comarca y recalcó su agradecimiento a los profesionales, ya que «también ellos son víctimas del modelo privatizador del anterior Gobierno».

Los alcaldes y los sindicatos esperaban el compromiso de que la conselleria buscaría la fórmula para rescindir cuanto antes el contrato con Marina Salud. Pero la consellera dejó claro que hay que ir con pies de plomo. Afirmó que «la prioridad no es el rescate, sino conseguir una sanidad de calidad».

Montón expuso su «hoja de ruta» para recuperar la gestión pública de la sanidad. Ese «objetivo final» se intuye que pasa por no renovar la concesión cuando acabe en 2023. Mientras, la conselleria se compromete a apretar las clavijas a la empresa.

La consellera dijo que lo primero es hacer una auditoria para definir «una foto fija» de posibles deficiencias en infraestructuras, inversiones y calidad asistencial. El nuevo comisionado, Pere Cervera, al que Montón presentó ayer, trabajará «desde dentro». Al mismo tiempo, la conselleria de Sanidad ejercerá «un control riguroso» de la concesión y obligará a que se cumpla el contrato a rajatabla.

La directora de Alta Inspección Sanitaria, María Luisa Roselló, avanzó que ya hay materia para investigar. Reveló que han detectado 16 posibles incumplimientos, entre otros, la falta de sustituciones de personal y el retraso en construir los nuevos centros de salud.

Montón aseveró que el proceso para «devolver la sanidad a lo público» se hará «con mucho rigor y seriedad y garantizando la seguridad jurídica». El Consell, por tanto, no se va a lanzar de cabeza a rescindir la concesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine