Altas temperaturas en la provincia

Un golpe de calor se baraja como causa de la muerte de un excursionista en el Montgó

El joven, de 22 años, iba en grupo por la montaña, perdió el conocimiento y cuando llegaron los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por salvarle la vida

14.08.2015 | 02:35
Las fuentes públicas fueron un lugar donde paliar el intenso calor ayer en Alicante.

El viento de Poniente sube las temperaturas en la provincia, especialmente en la costa.

Las altas temperaturas registradas a lo largo del día de ayer pudieron ser la causa del fallecimiento de un joven de 22 años que se encontraba realizando una excursión en la zona del Montgó.

Alrededor de las 16 horas, el joven excursionista, vecino de Gandia del que ayer no había trascendido la identidad, perdió el conocimiento y rápidamente uno de sus compañeros de trayecto alertó al teléfono 112.

Al desconocer la zona en la que se encontraban, el grupo de montañeros no pudo facilitar las coordenadas exactas de su ubicación. Tras una angustiosa búsqueda por parte de los miembros de la Policía Local junto con los servicios de emergencias, hallaron al grupo en las inmediaciones del Camí de Colònia, casi una hora más tarde. Pese a los intentos de reanimación, no se pudo salvar la vida del joven excursionista.

La de ayer fue una jornada marcada por el bochorno en toda la provincia, aunque el viento de Poniente intensificó el calor en el litoral. De hecho, las máximas se registraron en la Marina Alta donde llegaron a superar los 40 grados, temperatura que también alcanzaron en Elche. Afortunadamente ayer no se produjeron lipotimias en los ensayos del Misteri como le ocurrió a cinco personas la noche del miércoles, pese a que la basílica de Santa María alcanzó los 33 grados.

La Dirección General de Protección Civil del Ministerio del Interior decretó la alerta por altas temperaturas en la provincia. En Dénia, Xàbia, Els Poblets, Pego y El Verger los ayuntamientos realizaron un llamamiento a la población para que evitara las horas de más sol y para que consumiera mucha agua y líquidos como forma de evitar los golpes de calor.

Alicante
La ciudad de Alicante amaneció con temperaturas cercanas a los 25 grados que ascendieron hasta los 38,1, el registro máximo en la ciudad, en torno a las 16.20 horas, según datos de las Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). La continua ola de calor, motivada por la entrada de viento de Poniente, motivó que miles de bañistas volviesen a abarrotar la playas de la capital llevando consigo agua y crema solar para afrontar el sofocante calor. Asimismo, fuentes públicas y abanicos también fueron un recurso frecuente para los que no pudieron acudir hasta la playa.

Los termómetros darán un respiro durante los próximos días con temperaturas no superiores a los 32 grados en Alicante hoy.

Marina Baixa
El calor también golpeó con fuerza ayer la ciudad de Benidorm, colocando los termómetros colocados al sol por encima de los 40 grados en algunos momentos de la jornada. Muchos turistas abarrotaron las playas de Benidorm la capital turística para calmar el sofoco con un buen baño. No obstante, desde el departamento de Salud de Marina Baixa señalaron ayer a este diario que no tuvieron que realizar atenciones sobre golpes de calor ni se produjo ninguna incidencia especial por el mismo tema entre sus pacientes.

El Comtat
El calor no llegó a ser tan intenso en las comarcas de l'Alcoià, El Comtat y la Foia de Castalla, donde la máxima fueron los 33,8 grados que marcaron los termómetros en l'Alqueria d'Asnar. Cinco décimas menos registraron en Cocentaina, mientras que en Alcoy se quedaban en 32,5. En Alcoleja, a los pies de la Sierra de Aitana, la temperatura se quedó en 31,8 grados, mientras que Banyeres e Ibi marcaron 31 y 30,4 grados respectivamente. La mínima había que ir a buscarla a la cima del Menejador, en el parque natural de la Font Roja, donde el termómetro no pasó de los 24,7 grados.

Pese a que a lo largo de este verano ha habido días mucho más tórridos, con temperaturas superiores a los 40 grados, las horas centrales del día invitaban a buscar remedios contra el calor. Así, las piscinas públicas registraron la afluencia de numerosos bañistas, así como las terrazas de bares y heladerías. Los voluntarios del albergue de animales también tenían un detalle con los perros, a los que refrescaban con la ayuda de una manguera.

Alto y Medio Vinalopó
Los termómetros alcanzaron en Elda, ayer, una máxima de 37 grados. Sin embargo, el suave viento fresco que sopló durante todo el día logró que la sensación térmica fuera más baja. Una situación que se vivió de igual manera en el resto de poblaciones del Alto y Medio Vinalopó. De hecho, en Villena, una de las ciudades donde más suben las temperaturas, no se llegó a pasar de los 34 grados.

Vega Baja
El sofocante día también se sufrió en la Vega Baja. Torrevieja registró 38 grados, nada habitual en la costa y con un ambiente seco por el poniente. Además, curiosamente los termómetros bajaron desde el mediodía a una velocidad inusual y en media hora descendieron hasta los 31 gracias a una ligera brisa marina. En el casco urbano de Orihuela sin embargo las temperaturas, aunque altas, fueron más suaves que en la costa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine