08 de agosto de 2015
08.08.2015

Xàbia apela a rebajar un 10% el consumo de agua para salvar las restricciones

La demanda de abastecimiento se ha disparado a 34.000 m3 al día cuando la desalinizadora tiene un tope de producción de 27.000 y los pozos están muy bajos

08.08.2015 | 01:29

El mar ya no le llega a Xàbia para beber. La desalinizadora echa humo. Sus cuatro bastidores trabajan a tope y desalan cada día 27.000 metros cúbicos de agua, el máximo de producción de la planta. No basta. El consumo se ha disparado a 34.000 m3 al día. El fin de semana pasado se salvó porque cayó un chaparrón y los propietarios de chalés no regaron sus jardines. Pero este fin de semana el consumo camina hacia su máximo histórico. La empresa municipal de suministro, Amjasa, llega justa de agua al momento clave del año. Su consejero delegado, Josep Lluís Henarejos, subrayó ayer que queda por delante la quincena «más crítica de suministro», la de máxima ocupación turística.

Hasta ahora, Amjasa también ha echado mano de sus pozos de Ocaive, en Pedreguer. Pero ya están bajo mínimos. La situación del suministro, con los actuales consumos, es insostenible. De ahí que la empresa de abastecimiento apele a los vecinos. Ha reforzado la campaña de ahorro de agua que puso en marcha hace un mes. El objetivo es rebajar un 10 % el consumo. Ese es el porcentaje que permitirá salvar el verano sin llevar a cabo restricciones. Los responsables de Amjasa consideran que con ese ahorro incluso se podría restablecer la venta de excedentes a pueblos vecinos que ya han sufrido cortes y que están distribuyendo agua de baja calidad.

Xàbia vendió hasta hace un mes 2.000 m3 diarios de agua a Teulada, el Poble Nou de Benitatxell y Gata. Pero la desalinizadora y los pozos de Ocaive no daban para tanto. Amjasa dejó de enviar suministro a estos municipios. Teulada y el Poble Nou de Benitatxell tuvieron que realizar cortes en las urbanizaciones durante cinco días mientras ponían en marcha nuevos sondeos. Ahora sale agua de los grifos en todas las casas, pero procede de pozos salinizados y el nivel de cloruros y sodio es elevado. De hecho, se desaconseja que la beban los ancianos, los hipertensos, las embarazadas y los bebés.

La nueva campaña de ahorro de Xàbia lleva por nombre «cada gota cuenta». Lanza consejos como el de ducharse en lugar de bañarse, dado que con una ducha de 5 minutos se ahorra 3.500 litros de agua al mes; usar el lavavajillas en lugar de lavar los platos bajo el grifo (se ahorra un 10 % de agua), o dejar crecer un poco más el jardín para que conserve la humedad y regalarlo al anochecer o al amanecer para evitar pérdidas por evaporación. El suministro pende de un hilo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine