06 de febrero de 2018
06.02.2018
Negociaciones

Alemania avista un nuevo pacto de gobierno

Merkel, dispuesta a "dolorosos compromisos" para sacar adelante un acuerdo con los socialdemócratas

06.02.2018 | 23:09
Angela Merkel, a su llegada a la sede de la CDU.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo este martes que está dispuesta a aceptar un "doloroso compromiso" para lograr un gobierno de coalición con los socialdemócratas, en el último día de negociaciones.

El martes por la noche, las discusiones entre los dos bandos proseguían. La Unión Democristiana (CDU) convocó sin embargo una reunión de sus dirigentes el miércoles al mediodía para abordar las conclusiones de estas negociaciones.

Por la mañana, a su llegada al lugar de la reunión, la canciller conservadora dijo que subsistían desacuerdos "sobre temas esenciales" y "cada uno tendrá que aceptar un doloroso compromiso". "Estoy dispuesta si, al final, podemos garantizar que las ventajas sean superiores a los inconvenientes", agregó, subrayando que estaba en juego el "interés superior del país".

Después de semanas de dudas, de múltiples aplazamientos en los últimos días, los democristianos de Merkel (CDU/CSU) y los socialdemócratas del SPD deben zanjar: se fijaron como último plazo la jornada de este martes. Las discusiones podrían prolongarse hasta bien entrada la noche.

Pensiones y empleo, temas de debate

Tras las negociaciones del lunes, los negociadores se pusieron de acuerdo sobre el tema europeo, relanzado por el presidente francés, Emmanuel Macron, en septiembre. Para Schulz, expresidente del Parlamento Europeo, eso significa el fin de la ortodoxia fiscal en la Unión Europea.

Pero otros dos importantes temas para el SPD siguen planteando un problema: la reforma del sistema de seguro de salud estatal y la reglamentación de los contratos de trabajo temporales.

Los socialdemócratas piden una reducción de las desigualdades entre cajas públicas y privadas y menor recurso a los contratos temporales. Sobre los dos puntos los conservadores se mantienen firmes.

Los dos bandos tampoco están de acuerdo sobre el nivel de gastos para Defensa. Estados Unidos presiona a los miembros de la OTAN para que aumenten los presupuestos destinados a esa cartera.

Los socialdemócratas, divididos


Aunque las cúpulas de los partidos lleguen a un acuerdo habrá que esperar el voto postal de los 440.000 afiliados al SPD que durará varias semanas entre febrero y marzo.

Pero el SPD, que obtuvo malos resultados en las legislativas (20,5%) y sigue cayendo en los sondeos, está muy dividido. Muchos de sus miembros le reprochan a Schulz que incumpliera sus promesas de orientar el partido hacia la izquierda y de no negociar con Merkel.

Varios socialdemócratas consideran un acuerdo con Merkel como una sentencia de muerte. Los últimos dos gobiernos de coalición entre los conservadores y los socialdemócratas (2005-2009 y 2013-2017) terminaron en sendas derrotas electorales para el SPD.

Si Merkel logra formar gobierno con los socialdemócratas, su cuarto mandato se presenta complicado. Algunos medios ironizan sobre la "coalición de los perdedores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine