21 de diciembre de 2016
21.12.2016
Atentado terrorista

Atentado de Berlín | La policía alemana advierte: "La pesadilla no acabó"

Se busca a Anis Amri, el sospechoso del atentado en Berlín, al que se cree "armado y peligroso"

23.12.2016 | 10:33
Atentado de Berlín | La policía alemana advierte: "La pesadilla no acabó"

Anis Amri, tunecino de 24 años presuntamente implicado en el atentado del lunes en Berlín, se ha convertido en la persona más buscada en Alemania, que emitió una orden de detención europea y ofreció hasta 100.000 euros de recompensa por pistas que ayuden a encontrarlo.

El joven, vigilado por las autoridades de Berlín hasta el pasado septiembre, centra las sospechas de las fuerzas de seguridad después de que ayer quedara en libertad el único detenido tras el ataque, en el que murieron doce personas y que fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Mientras, el presidente de la federación de sindicatos de Policía de Alemania (GdP), Olivier Malchow, ha advertido este miércoles de que "la pesadilla aún no ha acabado", en alusión a la posibilidad de que se produzcan nuevos atentados en el país europeo.

Con la advertencia de que puede ser violento e ir armado, la Fiscalía Federal y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) pidieron la colaboración ciudadana y difundieron fotografías de Amri, que entró en Alemania en el verano de 2015 y vio cómo su solicitud de asilo era rechazada el pasado junio.

Figuraba en las bases de datos de personas peligrosas que manejan las fuerzas antiterroristas alemanas, pero los investigadores lo buscan al haberse encontrado documentación con su nombre en la cabina del camión que arrolló a los visitantes del mercadillo navideño, donde asimismo 48 personas resultaron heridas.

Era el certificado que recibió cuando su petición de asilo fue denegada y en el que le permitían seguir en el país porque no era posible su expulsión al carecer de la documentación necesaria.

El ministro del Interior, Thomas de Maizière, precisó después de comparecer en una reunión extraordinaria en el Parlamento que "es un sospechoso, pero no obligatoriamente el autor" del atentado.

El responsable de Interior de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, explicó que fue en ese estado federado donde se iniciaron las investigaciones sobre Amri por su presunta implicación en un "delito grave contra la seguridad del Estado", aunque ahora las llevaba Berlín, donde el joven residía desde febrero.

Las autoridades de Berlín explicaron más tarde que mantuvieron al joven vigilado desde marzo hasta septiembre ante las sospechas de que pretendía cometer un robo para comprar armas automáticas y, presuntamente, perpetrar después un atentado, pero el operativo se cerró al no hallarse pruebas que sustentaran las acusaciones.

El centro de coordinación antiterrorista, con el que comparten información las diferentes administraciones regionales, cuerpos policiales y los servicios secretos, había intercambiado datos sobre su caso por última vez en noviembre.

Según explicó Jäger, el tunecino entró en Alemania a través del estado de Baden-Württemberg -una ruta menos frecuentada que las de Baviera- entre junio y julio de 2015 y desde entonces había demostrado una "alta movilidad".

Su expulsión había quedado en suspenso porque no se contaba con la documentación necesaria; Túnez, reveló Jäger, negó durante cierto tiempo que se tratara de un ciudadano suyo y no envió los papeles requeridos hasta hoy, dos días después del atentado.

Amri era sospechoso de mantener vínculos con círculos islamistas en Alemania y, según el diario "Süddeutsche Zeitung", se cree que estaba relacionado con una red que lideraba Abua Walaa, detenido el pasado noviembre en Alemania y acusado de captar y adiestrar jóvenes para enviarlos a combatir con el EI en Siria e Irak.

Según la descripción facilitada por las autoridades, el joven mide 1,78 metros, pesa cerca de 75 kilos, tiene el pelo negro y los ojos marrones y presenta alguna marca en el cuello y en la nariz.

La orden de detención europea incluye además seis identidades con las que puede estar moviéndose, con diferentes nombres, nacionalidades -egipcia y libanesa, además de la tunecina- y fechas de nacimiento.

Por otra parte, la cadena regional RBB publicó asimismo que los investigadores han hallado restos de ADN en la cabina del camión que indican que se produjo una pelea entre el atacante y el conductor, un polaco que resultó muerto en el ataque.

Por eso, las fuerzas de seguridad están contactando desde hace horas con centros hospitalarios de Berlín y Brandeburgo, el estado federado que rodea a la capital, en busca de sospechosos.

Redadas en Berlín

Mientras, la Policía ha llevado a cabo este miércoles registros en dos apartamentos de la capital alemana como parte de las operaciones de busca y captura de Anis Amri. Fuentes policiales han revelado al diario alemán 'Welt' que los agentes han allanado dos viviendas en el barrio capitalino de Kreuzberg, pero no han encontrado al sospechoso.

El padre de Amri ha contado a Radio Mosaique, una emisora tunecina, que su hijo salió de la localidad rural de Oueslatia, donde vivía junto a su familia, hace siete años en el marco de una operación migratoria ilegal.

Su padre ha revelado que Amri fue condenado 'in absentia' a cinco años de cárcel por un robo con violencia en Oueslatia. Una vez fuera de Túnez, cumplió cuatro años de prisión en Italia por un incendio en un colegio. Tras eso partió hacia Alemania.

Nueva detención

La Policía ha llevado a cabo además una nueva detención pero no se trata del autor de los hechos, ha informado la emisora de radio local RBB.

Según este medio, la Policía está centrada ahora en los hospitales y clínicas de Berlín ya que se sospecha que hubo una pelea entre el autor y el conductor del camión, cuyo cuerpo sin vida apareció en el asiento del copiloto tras el atropello masivo que dejó 12 muertos y 48 heridos, y que el responsable del atentado podría estar herido.

La Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) analiza las más de 500 informaciones de ciudadanos que ha recibido en las últimas horas, después de que ayer tarde se pusiese en libertad por falta de pruebas al único detenido hasta el momento, un joven paquistaní peticionario de asilo.

Además, los investigadores están llevando a cabo pruebas de ADN en la cabina del camión empleado en el ataque, que irrumpió en un concurrido mercadillo navideño del centro de Berlín, y estudiando datos de GPS del vehículo pesado y de teléfonos móviles, según medios locales.

El diario "Bild" informa hoy además en su edición "online" que el verdadero conductor del camión, un polaco que fue reducido en primer lugar por el o los atacantes y que apareció muerto de un disparo en la cabina, vivía en el momento del ataque.

Según los datos de la autopsia, apunta esta publicación, el atacante -tras secuestrar el camión con su conductor dentro- sólo mató al chófer polaco después de embestir a la multitud en el mercadillo de navidad.

Cortes con arma blanca


Los investigadores creen que el conductor mantuvo una pelea con el atacante o atacantes por el control del vehículo, en la que el polaco recibió varios cortes con un arma blanca, y que sólo después del ataque fue disparado.

Poco después del atentado la policía alemana detuvo, tras la llamada de alerta de un testigo, a un joven de 23 años de origen paquistaní que había llegado al país en diciembre de 2015 y solicitado asilo.

No obstante, a lo largo del día de ayer fueron creciendo las dudas sobre la implicación en el ataque del arrestado, que tenía antecedentes por varios delitos pequeños y reside en un albergue de refugiados de Berlín, y a última hora del día fue puesto en libertad.

"Los resultados de las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento indican que no hay sospechas fundamentadas contra el acusado", manifestó la Fiscalía Federal en un comunicado.

Las pruebas y análisis llevadas a cabo para comprobar si el detenido estuvo en la cabina del camión no han dado hasta ahora resultados, añadió para justificar la puesta en libertad.

La agencia de noticias Amaq, afiliada a los yihadistas, aseguró ayer en un comunicado que el autor del ataque en Berlín era un "soldado" del grupo terrorista Estado Islámico.

La operación, añadió, respondió a "los llamamientos a atacar a los ciudadanos de los países (que integran) la coalición internacional" que actúa contra el EI en Siria y en Irak.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Internacional

Donald Trump.
Trump niega haber obstruido la investigación sobre Rusia

Trump niega haber obstruido la investigación sobre Rusia

El presidente de EEUU "muy irritante" que el fiscal Mueller "sea muy, muy amigo" de James Comey

May promete reconocer los derechos de los europeos con cinco años de residencia

May promete reconocer los derechos de los europeos con cinco años de residencia

La primera ministra británica dice que no obligará a dejar el país a ningún europeo que resida...

Muere un joven de un tiro durante una manifestación opositora en Caracas

Muere un joven de un tiro durante una manifestación opositora en Caracas

Desde el inicio de las protestas el pasado mes de abril se han registrado al menos 75 fallecidos

EEUU mata a un importante líder de Al Qaeda en el Yemen

Abu Khattab al Awlaki ha sido abatido en un ataque aéreo de las Fuerzas Armadas de EEUU

El príncipe Enrique dice que nadie en la familia real quiere la corona

El príncipe Enrique dice que nadie en la familia real quiere la corona

Afirma que si continúan con la monarquía es por el bien de Reino Unido, y que quiere modernizarla

Trump afirma que él no grabó ni tiene cintas de sus conversaciones con Comey

Trump afirma que él no grabó ni tiene cintas de sus conversaciones con Comey

El magnate se desdice a si mismo de unas insinuaciones al respecto que hizo semanas atrás

Enlaces recomendados: Premios Cine