26 de julio de 2017
26.07.2017

Pulso Hércules-IVF

El club invita al banco del Consell a que le diga «las verdaderas razones» por las que se retrasa la subasta y éste contesta que de Aligestión sólo ha cobrado «un anticipo de la deuda»

27.07.2017 | 01:31
Pulso Hércules-IVF
El presidente del Hércules, Juan Carlos Ramírez.

La puja del 87% de las acciones sigue sin tener fecha.

Nuevo episodio del culebrón entre el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y el Hércules. Tras la exigencia del banco del Consell de liquidación definitiva de Aligestión para poder convocar la subasta de acciones del Hércules, ayer el club alicantino emitió un comunicado replicando al IVF en el que aseguraba que la entidad dirigida por Manuel Illueca ya había cobrado de Aligestión el pasado 18 de julio. Asimismo, el escrito instaba al banco del Consell a que hiciera públicas «las verdaderas razones» por las que se aplaza la subasta.

Acto seguido, Illueca salió al paso para desmentir el comunicado del Hércules: «Lo que el IVF ha cobrado de Aligestión es sólo un anticipo de la deuda, en ningún caso su totalidad, y así no podemos convocar la subasta». El director general del banco del Consell apuntó que «todavía queda por pagar la mayor parte de la obligación».

La situación, que el propio Illueca tildó de «esquizofrénica» a principios de mes, suma una página más y alarga indefinidamente la convocatoria de la subasta del 87% de las acciones del Hércules. En principio, el IVF tenía pensado hacerla a finales de julio, pero Illueca aseguró que «no es algo que esté en nuestras manos». El director del banco del Consell aseguró, no obstante, que «quizás todavía estemos a tiempo de convocarla».

Cumplimiento de requisitos

Ante la insistencia por la convocatoria de la puja, Illueca se ciñó a la ley e insistió en que se han de cumplir los requisitos establecidos. «Estamos hablando de las instituciones públicas que tienen una serie de plazos que deben cumplirse y que no se pueden saltar», señaló. «No podemos sacar una subasta de algo cuyo valor desconocemos, debemos esperar a la liquidación», prosiguió.

De todas formas, Illueca hizo hincapié en la ausencia de nuevos problemas destacables y remitió a que «esto es sólo una cuestión de plazos».

Por su parte, el Hércules considera innecesario el comunicado del pasado lunes del IVF, al tratarse de algo que ya conocía el propio banco, y no considera oportuno volver a emitir ningún nuevo comunicado que responda a la entidad dirigida por Illueca.

Mientras tanto, el presidente del Hércules, Juan Carlos Ramírez, máximo interesado en acudir a la puja cuyo precio quedó fijado por el IVF en 597.000 euros, se mostró tranquilo sobre este tema el pasado viernes durante la presentación de la nueva campaña de abonos del club. «De la convocatoria de la subasta no estoy pendiente en absoluto, ahora vamos a intentar competir y estar en Luceros dentro de un año», expresó. Asimismo, Ramírez aseguró que no tiene relación directa con el IVF y no quiso comentar el precio de salida marcado por el banco del Consell. «Ellos han puesto ese precio, cada uno tiene su valoración de lo que es una sociedad que está en quiebra total. Yo me reservo mis actuaciones», indicó. En este sentido, Illueca recalcó ayer que en el hipotético caso de no presentarse ningún interesado a la puja, se sacará otra por un precio inferior.

Propiedad del estadio

En cuanto a la utilización del estadio José Rico Pérez, Illueca afirmó que el objetivo del IVF es firmar un nuevo acuerdo para que la instalación quede en manos del Ayuntamiento de Alicante. Para ello, el IVF ha solicitado al administrador concursal que revoque el actual convenio que tiene con Aligestión con la intención de que el Rico Pérez quede «a disposición de los alicantinos», según expresó ayer el director general. «A partir de ahí, ya será el Ayuntamiento quien efectúe lo que estime más oportuno», puntualizó Illueca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

participación
Elige tu once histórico del Hércules CF
Enlaces recomendados: Premios Cine