La Policía mata con una pistola eléctrica a Atkinson, exjugador que probó en el Hércules

El exdelantero de la Real y el Aston Villa muere a los 48 años al verse implicado en un «problema de seguridad» en la localidad inglesa de Telford

16.08.2016 | 01:53
Atkinson conduce el balón durante el amistoso que jugó con el Hércules en Novelda.

Llegó a disputar un partido amistoso con el equipo alicantino en Novelda en mayo de 1998, pero el club descartó su fichaje por su baja forma física.

El mundo del fútbol se tiñó ayer de luto con la muerte a los 48 años del exjugador Dalian Atkinson, que recibió un disparo de la policía británica con una pistola eléctrica Táser, en la localidad inglesa de Telford. Los agentes policiales acudieron al lugar de los hechos por una denuncia que alertaba de «un problema de seguridad» y el exfutbolista falleció tras recibir una descarga pese a los intentos de reanimación de los servicios médicos. El que fuera delantero, entre otros, de la Real Sociedad, llegó a estar una semana a prueba en el Hércules en mayo de 1998, pero el club finalmente descartó su fichaje por encontrarse en bajo estado de forma.

El delantero perdió la vida unos 90 minutos después de haber sido alcanzado por una descarga eléctrica sobre las 12.30 horas de ayer lunes, según informaciones de los medios locales que recogió ayer la agencia Efe. Los agentes recibieron una llamada de alerta con relación a un incidente en el que estaba en juego la «seguridad de un individuo».

La policía ha abierto una investigación y no ha ofrecido detalles de la misma. Según indicó personal médico, Atkinson sufrió un paro cardíaco de camino al hospital tras recibir el impacto de este tipo especial de arma. Un vecino de la víctima señaló a medios británicos que Dalian Atkinson, «que había sido un futbolista famoso en algún momento, era un tipo sociable» y que no se metía en problemas.

A lo largo de una carrera deportiva que duró 16 años, vistió la camiseta de un total diez equipos en las ligas de Inglaterra, España, Francia, Turquía, Arabia Saudí y Corea del Sur, donde puso fin a vida como futbolista.

Fue a finales de mayo de 1998 cuando Atkinson llegó a prueba a Alicante desde la segunda división inglesa. Por aquel entonces el Hércules militaba en Segunda y ya perfilaba el proyecto para la siguiente temporada, que tendría a Sergio Egea como entrenador. Fue el técnico argentino quien presenció, junto al entonces delegado deportivo Benito Joanet, el partido que disputó el inglés vestido como blanquiazul en el campo de La Magdalena, en un partido amistoso antes del periodo vacacional el 30 de mayo de 1998.

El partido concluyó con 1-1 y Atkinson dejó constancia de sus excelentes fundamentos técnicos, si bien se encontraba totalmente fuera de forma física.

Durante los siguientes días, el Hércules recabó diferentes informes sobre el estado físico del delantero inglés, y se especuló sobre su incorporación con una ficha próxima a los 30 millones de las antiguas pesetas. Sin embargo, el club valoró más su bajo estado de forma y este hecho motivó que la dirección técnica del Hércules descartara su fichaje para la siguiente campaña. «Demostró algunas cosas, pero no lo suficiente», argumentó Joanet para justificar su decisión. El Hércules se decantó después por el delantero esloveno Milan Osterc.

La temporada siguiente, el Hércules consumaría uno de sus grandes fiascos deportivos con el descenso a Segunda División B con una plantilla que, a priori, estaba diseñada para intentar el ascenso a Primera División. Atkinson, por su parte, se marchó muy lejos de Alicante para recalar en el Al-Ittihad FC Jeddah, club de fútbol de Arabia Saudí, donde permaneció hasta el año 2001. Sus últimos dos equipos fueron el Daejeon Citizen y Jeonbuk Hyundai Motors, ambos de la liga coreana.

Trayectoria
Nacido el 21 de marzo de 1968, sus mejores logros llegaron en la Premier, donde defendió los colores del Ipswich Town y el Sheffield Wednesday primero, y del Aston Villa después. Entre medias vistió la camiseta de la Real Sociedad durante una temporada, la 1990/91, marcando doce goles. Sin embargo, Toshack desestimó su continuidad la temporada siguiente y el delantero puso rumbo de regreso a Inglaterra.

Fue en el Aston Villa donde gozó de mayor continuidad, disputando un total de 85 partidos de Premier League y anotando 23 goles. En el verano de 1995 se marchó a la Liga Turca para recalar en las filas del Fenerbahçe, jugando después cedido en otros clubes como el Manchester City y el Metz francés antes de su prueba en Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF
Enlaces recomendados: Premios Cine