23 de mayo de 2016
23.05.2016

El Hércules encarrila la primera eliminatoria de promoción de ascenso frente al Tudelano

El cordobés acaba con la racha de 14 partidos sin encajar un gol del portero navarro y el Hércules encarrila la primera eliminatoria ante el Tudelano.

23.05.2016 | 13:26
El Hércules encarrila la primera eliminatoria de promoción de ascenso frente al Tudelano
Tudelano01Hércules

La calidad alicantina decide el duelo frente a un muro que llevaba 23 partidos sin ser derrotado

Tuvo que ser el Hércules, por medio de un fantástico gol de Javi Flores, el que acabara con la imbatibilidad de Mikel Pagola. El guardameta del Tudelano acumulaba 14 encuentros sin visitar su red y se había convertido en un gigante bajo palos capaz de superar la mítica marca de Abel Resino. Todo esto no fue suficiente para contener a los alicantinos, que obtienen un botín extraordinario con la primera diana del mediapunta cordobés con la camiseta blanquiazul y que encarrilan un pase a la segunda ronda de la promoción que tendrán que certificar el domingo (19.30) en el Rico Pérez.

Al Hércules le costó meterle mano al Tudelano, que demostró sobre el terreno de juego que no es casualidad que llevara catorce partidos sin recibir un tanto. Tuvieron que picar mucha piedra los hombres de Vicente Mir ante un bloque granítico, sobre todo en una primera parte en la que hubo más emoción que buen fútbol. El paso por vestuarios fue revitalizador para los blanquiazules, que tras el entreacto fueron decididos a por la victoria. Su mayor calidad, personalizada en la figura de Javi Flores, fue determinante para decantar el encuentro ante los navarros, que llevaban desde noviembre –23 partidos– sin mover el polvo.

Mucho mérito para el Hércules, que empieza de la mejor forma un play off muy largo, confirmando las buenas sensaciones que ha dejado en el tramo final de la temporada regular. Mir recurrió a su equipo de gala en el Ciudad de Tudela, el que repitió triunfo contra Espanyol B, L'Hospitalet y Olot, y los blanquiazules saltaron al césped con la intención de demostrar que son superiores a su rival. El técnico local, Manix Mandiola, mandó a los suyos a presionar arriba. No se achantaron los visitantes, que a través de su juego de pases empezaron a colonizar el balón y ganar metros.

Con el Hércules asentado en campo rival, el Tudelano confirmó que es de hormigón. Los navarros tienen perfectamente engrasado su engranaje defensivo y son un conjunto solidario en el esfuerzo. Siempre hay un compañero, una pierna, para tapar cualquier rendija que conduzca a Mandiola. Los blanquiazules empezaron a desesperarse ante la falta de oportunidades y la primera parte concluyó donde la quería Mandiola. Estiraron líneas los locales y gozaron de la única ocasión clara antes del descanso. Un zurdazo de Mato desde la frontal salió silbando la portería de un Chema al que no le quedó otra que rezar.

La charla de Mir en el descanso espoleó a los suyos. El Hércules volvió al césped con la intención de llevarse el encuentro. Para ello se encomendó a su talento, mucho mayor que el del Tudelano. Con Chechu Flores un tanto gris y Miñano dedicado a labores de intendencia desde el flanco derecho, las musas visitaron a Javi Flores. Dos ocasiones tuvo el cordobés en los primeros compases del segundo tiempo, una de ellas con un osado remate a muchas cuadras de la portería de Pagola.

A la tercera el mediapunta no perdonó. Mainz lanzó la contra herculana con un envío largo que buscaba a Chechu Flores. La zaga local despejó el balón aéreo y el cuero fue a parar a los pies de Javi Flores en la frontal del Tudelano. Lo que sucedió a partir de ahí fue magia. El cordobés se limpió a un central con un caño delicioso, encaró la meta navarra y abatió a Pagola con un preciso remate a ras de hierba. Adiós a la marca del guardameta y un potosí para el Hércules, al que le quedaba media hora por delante para defender su ventaja.

Los visitantes retrocedieron unos metros y cedieron la iniciativa al Tudelano, al que le cuesta mucho más crear que destruir. Aunque acabó cerca de su portería, apenas sufrió el Hércules. Los técnicos agitaron sus banquillos. Mir se blindó con Yeray junto a Vivi en detrimento del amonestado Juanma y Mandiola dio pista a los atacantes Valero e Iván. Los navarros cargaron el juego por la banda derecha y centraron muchos balones a un área en la que Atienza emergió como un coloso. Su compañero Álex Muñoz tampoco desentonó en un bonito duelo con su tocayo Álex Sánchez.

Sostenido por sus centrales, el Hércules conservó una ventaja con la que pone de cara el pase a la segunda eliminatoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF
Enlaces recomendados: Premios Cine