Supuesta hija

Exhuman los restos del ajedrecista Bobby Fischer

Las autoridades islandesas realizarán una prueba de paternidad reclamada por una ex pareja

 18:00  

EFE Las autoridades islandesas exhumaron los restos del ajedrecista estadounidense Bobby Fischer, siguiendo una orden dictada el mes pasado por el Tribunal Supremo de este país nórdico para realizarle una prueba de paternidad.

La madre de una niña filipina de 9 años reclama una posible paternidad de Fischer, campeón mundial entre 1972 y 1975 y que falleció en Islandia en enero de 2008 tras años de retiro voluntario, sin adjudicar su herencia.

"La orden del Tribunal Supremo ha sido completada", confirmó hoy Ólafur Helgi Kjartansson, comisario de Policía del distrito de Selfoss, donde Fischer fue enterrado hace dos años.

El propósito de la exhumación es realizar una prueba del ADN del ex campeón mundial, única opción que le queda a la madre de la niña para reclamar su titularidad como heredera de la importante herencia del ajedrecista.

Fischer, que se hizo célebre al ganar el Mundial al soviético Boris Spaski en la "partida del siglo" tenía la nacionalidad islandesa y se consideraba un refugiado político y perseguido por los Estados Unidos, su país de origen.

El patrimonio de Fischer está cifrado en 1,7 millones de euros, pero muy excéntrico en su modo de vida, no dejó formalizado el testamento, lo que desembocó en una carrera por personas y entidades que reclamaban su derecho de sucesión.

Ahora no sólo es su supuesta hija la que reclama la herencia del legendario ajedrecista, ya que entre los aspirantes a recibir alguna cantidad está la ex mujer de Fischer y el Gobierno de Estados Unidos, ya que el campeón debe el pago de impuestos.

Marilyn Young, la madre de la niña, mantuvo una relación sentimental con Fischer, quien apoyó económicamente a su ex pareja e hija al final de su vida.

La Guerra Fría del Siglo XX tuvo uno de sus símbolos en el enfrentamiento entre Fischer y el soviético Boris Spassky que se celebró en la capital de Islandia.

Tras 21 partidas, Fischer pasó a la historia por ser el primer estadounidense campeón mundial de ajedrez, deporte de dominio soviético.

Paradójicamente, Fischer no volvió a jugar ninguna partida oficial y en 1975 se negó a defender el título ante el ruso Anatoli Karpov, por lo que fue desposeído de la corona mundial.

Fischer, que se encerró en sí mismo y dio muestra de múltiples excentricidades, murió a los 64 años el 18 de enero de 2008.

Enlaces recomendados: Premios Cine