Navidad en la Provincia de Alicante

Ideas para decorar nuestro hogar esta Navidad: la tendencia del estilo navideño nórdico

Si todos los años los tradicionales rojo, verde y dorado inundan nuestros hogares, estas Navidades nos pasamos a la inspiración deco "White Christmas", que llenará de luminosidad cada rincón

15-12-2017Meneame

ESTEFANÍA P. JAIME

La cuenta atrás ya ha terminado y ha llegado la hora de ponernos serios con la decoración navideña. Si no te gusta lo recargado y opulento, y sobre todo, si estás en proceso de "frenesí" decorativo, o todavía no tienes tu casa a punto para vivir las fiestas más mágicas del año, toma nota de esta tendencia porque vestirá tu hogar con un aire nórdico, sencillo y acogedor que te enamorará.

Lo primero que debes saber es que esta corriente de "todo blanco" nace a raíz del estilo navideño escandinavo, característico de los países de Noruega, Suecia y Dinamarca; lugares en los que estas fiestas se viven intensamente y donde la regla del "menos es más" se sigue a rajatabla. Eso sí, sin perder nunca el estilo mágico, elegante y cálido de estas fiestas.

Troncos de madera, piñas, mantas de pelo blanco sobre sillas y sillones, complementos rústicos o coronas todo vale para darle un punto navideño e invernal a nuestro hogar. En él no pueden faltar complementos como guirnaldas, bolas, candelabros, cestos de mimbre, sin abandonar nunca los tonos blancos, la sensación de "nevado" y las maderas, fibras y materiales naturales.

 

Luces, muchas luces

 

Si hay algo que caracterice a la Navidad, sin duda, es la luz. No escatimes en brillo y llena tu casa de luces LED blancas; cualquier rincón es válido: enredadas por las estanterías, enganchadas en la pared, en el cabecero de la cama o dentro de botellas de cristal. ¡Las luces no son solo para el árbol! En este punto también hay que hablar de la importancia de las velas: un hogar navideño sin velas no es un auténtico hogar navideño, y si van acompañadas de farolillos o centros rústicos mucho mejor.

 

El árbol

 

La estrella de la Navidad. Siguiendo esta tendencia, la decoración del árbol se centraría en bolas o adornos blancos y rústicos (renos, estrellas, coronas de aspecto natural con piñas) y luces LED, zonas con nieve artificial, y al pie del árbol imprescindible troncos de madera y regalos. Si todavía no los tienes, o no quieres tentar a la suerte dejándolos ahí, lo mejor es envolver cajas vacías, por ejemplo de zapatos, con papel de regalo y lazos bonitos.

 

Una mesa sin excesos

 

Bajo la premisa "menos es más", lo primordial aquí es la comodidad y la utilidad. Nos encantan las suntuosas mesas de catálogo pero hay que dejar espacio para lo realmente importante: la comida. Que si el jamón, las gambas, los patés, los quesos? ¿No os pasa cada año que la decoración navideña de comidas y cenas acaba quitándose porque no caben los platos? Pero esto no significa que no vayamos a vestir la mesa.

Esta Navidad optaremos por centrar la decoración en los platos individuales para no quitar espacio en el centro. Un mantel blanco o gris pastel, vajilla de porcelana con un detalle en las servilletas y unos cuantos centros de cristal o "peceras" con velas, ramas y piñas o, incluso un pequeño ramo de flores, serán suficiente para una mesa sencilla y navideña. Otro toque especial sería hacer tarjetitas con el nombre de nuestros invitados y atarlas a las servilletas con un cordel de rafia, o incluir una mini vela en un vaso al lado de cada plato.