Información.es >Inspección técnica en la edificación>

¿Para qué sirve la Mesa de la Ingeniería de Alicante?

¿Para qué sirve la Mesa de la Ingeniería de Alicante?

Desde 2011, la Mesa de la Ingeniería de Alicante reúne en un único foro de debate y actuación conjunta a las distintas corporaciones que representan a estos profesionales

25-09-2016TuentiMeneame

Las profesiones de Ingeniería Técnica vienen demostrando, en nuestro país y más particularmente en la provincia de Alicante, su indudable capacidad de actuación en el campo de la edificación y particularmente en la concreta actividad de la inspección técnica en edificios de toda índole.

 

Desde el año 2011, todos estos profesionales se encuadran en la Mesa de la Ingeniería de Alicante que asocia, en un único foro de debate y actuación conjuntos, a las distintas corporaciones que los representan en nuestro ámbito provincial, entre otros, los colegios oficiales de Graduados Ingenieros Técnicos Industriales, de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles, de Ingenieros Técnicos y Peritos Agrícolas y de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación.

 

Uno de los objetivos fundamentales de la Mesa es la promoción del ingeniero técnico y del nuevo graduado en ingeniería (derivado del Plan Bolonia y subsiguiente reforma de las enseñanzas superiores en nuestro país) en el campo abierto de la Edificación y su formación para afrontar los nuevos retos que el mismo continuamente suscita. Objetivo lógico y prioritario, si se tiene en cuenta el especial contexto socioeconómico en el que surge la Mesa de la Ingeniería: de una profunda crisis del sector de la nueva construcción, de repunte de la opción del mantenimiento, reforma, explotación y rehabilitación de lo existente y de progresiva obsolescencia de la vigente Ley de Ordenación de la Edificación (en adelante LOE), anticuada, injusta, corporativista, ambigua y a la espera de una profunda puesta al día por medio de la futura Ley de Servicios Profesionales.

 

Lo dicho no debe interpretarse como un novedoso desembarco profesional «en playa ajena», sino la reafirmación de las competencias de la mayoría de nuestros profesionales en un campo de actividad (la Edificación) que le es propio y al que siempre han estado ligados, ya sea de forma total o parcial, principal o accesoria.

 

Esta capacidad de incidencia en el campo de la Edificación se ha fortalecido notoriamente tras la aprobación en 2009 de los nuevos planes de estudios a impartir por las Universidades (órdenes CIN del Ministerio de Educación), al verse reforzados casi todos ellos en la tecnología específica de la Edificación y ordenación del territorio, competencias éstas que deben sumarse a la nada despreciable capacidad técnica que ya poseían, en relación a estas actividades, los antiguos titulados en ingeniería técnica.


 

En cuanto a la Inspección Técnica de Edificios (I.T.E.), Informes de Evaluación de Edificios (I.E.E.) o Certificaciones de Eficiencia Energética, tanto los colegios de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles, Graduados Ingenieros Técnicos Industriales, Ingenieros Técnicos Agrícolas e Ingenieros Técnicos en Telecomunicación, pueden exhibir y acreditar la dilatada experiencia de sus colegiados en la redacción y firma de este tipo de dictámenes, con independencia del uso al que se destina el edificio, ya que las mismas no se ven afectadas por la discriminación competencial en función de uso vigente en la LOE para otras actividades.

 

Además, no cabe duda que la colaboración multidisciplinar de distintos ingenieros técnicos (y ahora graduados en ingeniería) ha resultado una de las fórmulas más adecuadas para garantizar la calidad del servicio profesional prestado al cliente en el sector de la Edificación, aunando los conocimientos más avanzados tanto en cimientos, estructuras y materiales como en todo tipo de instalaciones de servicios propios del edificio o generales, incluidas las de telecomunicaciones y los sistemas informáticos aplicados en edificación inteligente.

Para un mejor servicio al usuario y a la sociedad

Las nuevas Leyes de Defensa de la Competencia y de Garantía de Unidad de Mercado, junto a la nueva doctrina de «la libertad de ejercicio profesional con idoneidad», han venido a confirmar las plenas atribuciones profesionales de nuestros colegiados consagradas en la Ley 12/86 de Atribuciones de los Ingenieros Técnicos.

 

La intervención cada vez mayor de los ingenieros en el campo de la Edificación ofrecerá sin duda proporcionales ventajas a los usuarios de sus servicios y a la sociedad en general. El reconocimiento de sus atribuciones profesionales amplía la oferta y disponibilidad de técnicos preparados para las distintas demandas de dichos usuarios en el ámbito de la Edificación, que se traducirán, en el caso de los I.T.E.s y los I.E.E.s, la reforma y la rehabilitación, en una sensible mejora del servicio prestado a precios más competitivos, en virtud del fomento de la libre competencia que conlleva.

 

Los Colegios de Ingeniería que suscriben, se ponen a disposición de los usuarios de las edificaciones y de sus comunidades de propietarios, con el fin de asesorarles en materia de inspección, reforma y rehabilitación de sus inmuebles, así como para informarles sobre las distintas posibilidades de financiación a tales fines, incluida la variada oferta de ayudas y subvenciones oficiales disponible en la actualidad.

 

Información elaborada por Miguel Navarro Weiss. Vicepresidente Nacional del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles

Colegio de Ingenieros Técnicos OP

AIR S.L.