Gala de entrega de los Pemios Importantes en diario INFORMACIÓN
Centro Excursionista Eldense. Importante SEPTIEMBRE
En sus 60 años de vida el Centro Excursionista Eldense se ha convertido en el motor de la práctica deportiva en Elda con 11.000 miembros en la «familia» sin olvidar su implicación en la vida sociocultural de la localidad. Su última «gran actuación» ha sido la remodelación de la zona de piscinas de verano de su gran Ciudad Deportiva.

«El Centro Excursionista es una gran escuela de tolerancia, convivencia y civismo»

24-02-2018Meneame
El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, hizo entrega de la estatuilla al presidente del Centro Excursionista Eldense, Rogelio García.
El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, hizo entrega de la estatuilla al presidente del Centro Excursionista Eldense, Rogelio García.

S. G. B.  

Los socios fundadores del Centro Excursionista Eldense, un grupo de amigos aficionados a la montaña y el senderismo que  constituyeron la entidad en 1957, no imaginaron que 60 años después la «familia» crecería hasta los 11.000 miembros -cerca de 4.000 socios más beneficiarios- y que se levantaría toda una ciudad deportiva que se convertiría en el motor del deporte en Elda. El «germen» montañero ha evolucionado y se ha ido «adaptando a lo que los socios iban pidiendo», según explica su presidente, Rogelio García. Así, actualmente cuentan con once secciones -balonmano, natación, montaña, fútbol sala, fútbol 7, artes marciales, pádel, tenis, escalada, trail y agrupación lírica- además de sus instalaciones para gimnasio, yoga y pilates.


«Apostamos por el deporte base, las escuelas para los niños son fundamentales y también la competición de alto nivel que  sirve a su vez de motivación a la base», desvela García. 
En este sentido, el presidente de la entidad, declarada de Utilidad Pública en 1997,   destaca que el equipo de balonmano juega en Primera Nacional, tienen a una jugadora de pádel en los primeros puestos del Padel Pro Tour y el equipo de billar acudirá al próximo Campeonato de Europa que se celebrará en Grecia. En su opinión, el Centro Excursionista Eldense es «una gran escuela de tolerancia, convivencia y civismo».


La última gran actuación ha sido la renovación total para modernizar y mejorar la zona de piscinas de verano. El esfuerzo ha valido la pena y ahora disponen de césped artificial y de una piscina rebosante. Es una de las actuaciones de las que García se siente más orgulloso porque «en estas piscinas han aprendido a nadar casi todos los niños de Elda y es un servicio muy demandado que necesitaba remodelarse porque las instalaciones eran de los años 70». 


Y es que la implicación del Centro Excursionista Eldense con su lugar de origen es total. Su sección de Arqueología, ya desaparecida, recopiló centenares de piezas en sus salidas que después donó al Museo Arqueológico Municipal; implantaron la ya tradicional Bajada del Monte Bolón con las antorchas que guían a los Reyes Magos, participan en la Cabalgata y fueron los primeros en organizar la carrera de la San Silvestre. Por trascender al deporte, incluso formaron una cooperativa de viviendas que levantó un edificio en la Avenida de Ronda.


Además, mantienen su pequeña «joya»,  el parque de montaña «Daniel Esteve», una finca de 150 hectáreas con una casa refugio y barbacoas con entrada libre donde acuden decenas de personas cada fin de semana a disfrutar del campo.
 

El mejor de los sueños



Manuel Martínez LledóSocio fundador del Centro Excursionista Eldense.
 

Cuando allá por los años 56/57 un grupo de amigos aficionados a la montaña decidimos formar un club, todos llenos de entusiasmo y alegría, en muy poco tiempo conseguimos ser casi 50 miembros, mayores y jóvenes, todos románticos del montañismo y unidos en torno a una idea común. Ese fue el comienzo del Centro Excursionista Eldense.

Un sueño entonces y una increíble realidad ahora. Han pasado 60 años y ahora pienso: ¿Cómo ha sido posible? ¿Qué ha pasado? ¿A dónde hemos llegado y cómo lo hemos conseguido? Y la respuesta es bien sencilla: con ilusión. Con esa ilusión que mueve las montañas que nosotros tanto amamos.

Echo la vista atrás y a mis 84 años me siento tremendamente orgulloso de haber contribuido, junto a otros muchos eldenses, a que mi pueblo tenga una sociedad deportivo-cultural ejemplar, fruto de lo que ha sido una labor totalmente altruista y desinteresada. El resultado de este gran proyecto puede sentirse cuando se alcanza la cima de una montaña con el respaldo de 7.000 socios detrás.

Pero también puede verse, tocarse y disfrutarse en las magníficas instalaciones deportivas que atesora el Centro Excursionista Eldense, y en su parque de montaña con más de 150 hectáreas para el disfrute de todos los montañeros. En definitiva, algo imposible e impensable hace 60 años que ha superado el mejor de los sueños. 



Ver más «Importantes»