Hugo Chavez
Información.es >Hugo Chavez>

Futuro de Venezuela

¿Cuál es el futuro de Venezuela?


El fallecimiento de Hugo Chávez este martes abre un escenario de incertidumbre en Venezuela como consecuencia de la 'interinidad' del vicepresidente, Nicolás Maduro. La Constitución recoge que no podrá ser elegido presidente quien esté en el cargo de vicepresidente y contempla la convocatoria de elecciones con un plazo máximo de 30 días en ausencia del presidente.

El propio 
Chávez, sin haber jurado su cargo como presidente, anunció el 8 de diciembre de 2012 que debía viajar a Cuba para operarse de nuevo. Chávez pidió a la sociedad venezolana que eligiese a Maduro, en caso de que a él "le ocurriese algo".

"Si se presentara alguna circunstancia sobrevenida que a mí me inhabilita para continuar al frente de la República Bolivariana de Venezuela, bien sea para terminar los pocos días que quedan, y sobre todo para asumir el nuevo periodo para el que fui elegido; si algo sucede, mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en ese escenario que obligaría a convocar de nuevo a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente", señaló entonces.

El artículo 229 de la Constitución contempla que no podrá ser elegido presidente "quien esté de ejercicio del cargo de Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Ministro o Ministra, Gobernador o Gobernadora y Alcalde o Alcaldesa, en el día de su postulación o en cualquier momento entre esta fecha y la de la elección".

Este artículo por tanto impide al vicepresidente Maduro continuar ejerciendo como presidente de la República como ha hecho en funciones durante el largo proceso de recuperación de Chávez. Además, en el artículo 233 se contempla que si la falta absoluta del presidente --como es el caso debido a su muerte-- se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, "se procederá a una nueva elección dentro de los treinta días consecutivos siguientes".

Siguiendo este artículo, hasta la convocatoria de nuevas elecciones y la toma de posesión del nuevo presidente se encargará de la presidencia el jefe de la Asamblea Nacional. El pasado 7 de octubre Chávez fue elegido para un cuarto mandato consecutivo, pero no asistió a la ceremonia de investidura, prevista para el 10 de enero, porque los médicos le aconsejaron seguir ingresado.

Futuro de América Latina


Según dijo el politólogo colombiano Fernando Giraldo, "en el corto plazo no se ve a un líder con el carisma de Chávez que pueda representar al socialismo del siglo XXI". Sin embargo, señala que sí hay figuras destacadas dentro de la "izquierda moderada que pueden tener un importante rol en la región", como Lula o la expresidenta chilena Michelle Bachelet, si llegan a regresar al poder.

En el caso de los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia) y Daniel Ortega (Nicaragua), aliados de Chávez, Giraldo afirma que cada uno tratará de asegurarse el liderazgo "en escenarios como la Alba o la Unasur". Poco antes de la muerte de Chávez, el excanciller boliviano Armando Loayza auguraba que su desaparición iba a suponer un "debilitamiento" para Bolivia y los bloques que impulsó, como la Alianza Bolivariana (Alba), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC).

Era "un caudillo muy fuerte" y no creo, dijo Loayza, que sus sucesores "tengan el poder político, diplomático y económico que él gestionaba". Respecto a Brasil y Argentina, varios analistas coincidieron en que la falta de Chávez no va a tener las mismas repercusiones que en países más dependientes de Venezuela económica y políticamente.

"Ambos países (pilares del Mercosur) tienen un discurso político y un motor económico autónomo, por lo que la ausencia de Chávez no influye directamente sobre ellos, más allá de los sentimientos de tristeza y pesar por la pérdida de un amigo", señaló el politólogo colombiano Carlos Hernández. "Parecen exageradas las noticias de que una ausencia de Chávez tendría reflejos en toda Suramérica, donde casi todos los Gobiernos son de centroizquierda" y "fueron elegidos por razones estrictamente nacionales, no por la influencia del líder venezolano", señaló la analista brasileña Tereza Cruvinel en un artículo publicado en la prensa local.

Para el analista político colombiano Alfredo Rangel, el futuro del movimiento bolivariano tanto en Venezuela como en los países donde Chávez llevó su ideología "es incierto y en aquellos que se beneficiaron de ese modelo, se generaría un clima de incertidumbre económica y política". En los últimos años, Chávez empezó a perder protagonismo en la región, en parte porque su enfermedad le obligó a detener su frenético ritmo y también porque llegaron al poder nuevos mandatarios que siguen modelos propios.

"Es el caso de la presidenta brasileña y del mandatario peruano, Ollanta Humala, quienes tomaron distancia de Chávez" y han implementado planes de gobierno de centroizquierda, que hasta el momento han sido exitosos en sus países, añade. Sobre el futuro de la derecha latinoamericana, ante la ausencia de su mayor oponente, Rangel señala que todo seguirá igual, "pues antes de que se supiera de la enfermedad de Chávez, el chavismo ya estaba muy desprestigiado" y su afección "lo que hizo fue profundizar ese debilitamiento y las posibilidades de la expansión de ese modelo a más países" de la región. Los interrogantes también se abren sobre el futuro de Petrocaribe y la Alba, que en opinión de Fernando Giraldo, dependerá "de los recursos que Venezuela les siga entregando", de lo contrario, considera "que esos dos bloques no durarán más de 4 años".

En su artículo "Perspectivas de América Latina en 2013", el argentino Rosendo Fraga señala que si llega a darse un "cambio político en Venezuela se verían cambios importantes en la región, se desarticularía la Alba y se plantearía un escenario económico difícil para Cuba y Nicaragua, países que reciben petróleo a bajo precio" desde Venezuela. "
Chávez trató de revivir un comunismo desprestigiado y su apoyo a varios países se basó siempre en su fuerte ayuda económica, sin eso su proyecto político en la región queda debilitado", concluye el analista colombiano Carlos Hernández.

Algo más de 20 meses después de ser diagnosticado de un cáncer y después de tres meses para superar una cirugía en La Habana, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, falleció este martes en el Hospital Militar de Caracas.

"Ha fallecido el comandante"

A media tarde del martes 6 de marzo, una hora tan poco habitual para los comunicados del Gobierno que ya hacía presagiar la gravedad de la noticia, el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, apareció en televisión acompañado por miembros del Ejecutivo y la Fuerza Armada para anunciar el deceso.

"A las 4.25 de la tarde (20.55 GMT) de hoy 5 de marzo ha fallecido el comandante presidente Hugo Chávez Frías", informó el vicepresidente venezolano, visiblemente afectado, en cadena de radio y televisión.

Maduro se había reunido por la mañana con la cúpula política y militar del chavismo y después había comparecido públicamente para anunciar la expulsión de dos agregados militares estadounidenses y hacer una sorprendente acusación a los "enemigos de la patria".

El vicepresidente sugirió que la enfermedad del presidente podría haber sido inoculada por sus adversarios y anunció que se crearía una comisión para examinar esa posibilidad, de la que incluso afirmó que había pruebas.

Cuando finalizó, el vicepresidente junto a otros miembros del Gobierno se dirigió al Hospital Militar de Caracas para "seguir la secuencia de salud" de Chávez.

Explicó que mientras recibía el parte de la situación, le comunicaron la "información más dura y trágica" que se puede transmitir al pueblo.

Indicó que Chávez falleció "luego de batallar duramente con una enfermedad durante casi dos años, por el amor del pueblo, con las bendiciones de los pueblos y con la lealtad más absoluta de sus compañeros, compañeras de lucha".

"A su madre, a su padre, doña Elena, don Hugo de los Reyes, a sus hermanos, a sus hijas, a sus nietos, y todo nuestro pueblo le transmitimos nuestro dolor y nuestra solidaridad", señaló.

Maduro dijo que "se ha previsto un despliegue especial de toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), de la Policía Nacional Bolivariana (PNB)", que en este mismo momento se encuentra "desplegándose para acompañar y proteger" al pueblo.

"En este dolor inmenso de esta tragedia histórica que hoy toca a nuestra patria nosotros llamamos a todos nuestros compatriotas hombres y mujeres de todas las edades a ser los vigilantes de la paz", afirmó Maduro.

Minutos más tarde, el ministro de Defensa de Venezuela, Diego Molero, confirmaba que la FANB estaba ya desplegándose para el operativo y afirmó que lo hacía "con la misión de hacer cumplir la Constitución por el bien de la República".

"Hay paz y tranquilidad"

Maduro, ha asegurado que, tras la muerte del presidente Hugo Chávez, "hay paz y tranquilidad en todo el país" iberoamericano.

"Hemos revisado con todos los gobernadores y fuerzas bolivarianas y hay paz y tranquilidad en todo el país, como debe ser. Debe ser una honra fúnebre y unos actos de reconocimiento, homenaje y despedida en paz y tranquilidad", ha dicho, en una entrevista concedida a la cadena TeleSur.

Maduro ha asegurado que "el país está conmovido y dolorido, pero llorando a su presidente, a su comandante, a un gran líder, en paz". "No habrá nadie desde ningún lugar del mundo que pueda perturbar nuestra paz, ni los sentimientos más bajos", ha subrayado.

A este respecto, el 'número dos' ha indicado que en las últimas horas en el Gobierno han leído "expresiones terribles" desde otros países, aunque no ha detallado. "Pero nosotros las borramos, las eliminamos, porque no es el momento", ha sentenciado.

El ex ministro de Exteriores ha dicho que "la paz, con justicia e igualdad, que es la verdadera paz, era el anhelo central en la vida" de Chávez y se ha comprometido a "llevar con firmeza y lealtad absoluta su legado".

Así, ha hecho un llamamiento a "todos los sectores del país, por nuestro niños por nuestras familias, al respeto en estas horas de dolor". "Que sirvan de reflexión profunda sobre lo que nuestra patria ha vivido en las últimas décadas, sobre la significación histórica de Chávez", ha instado.

En concreto, se ha referido al comunicado difundido por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora--, en el que ha instado al Gobierno y a las Fuerzas Armadas a cumplir la Constitución y ha llamado a un "diálogo nacional" para "garantizar entre todos la paz" de Venezuela tras la muerte de Chávez.

"Lo recogemos con buena voluntad y aspiramos a que el tono del comunicado y de sus portavoces, incluido su ex candidato presidencial (Henrique Capriles), se mantengan para que nuestra Venezuela pueda transitar en paz y tranquilidad en estos días tan difíciles y, a veces riesgosos", ha dicho.

Maduro ha admitido que la muerte de Chávez "ha sido un golpe demasiado grande", al tiempo que ha recordado la "enorme tarea que nos ha dejado". "Ninguno de nosotros somos él, pero juntos podremos defender nuestra patria", ha subrayado.

"Él hizo un gran esfuerzo físico e intelectual para garantizar la paz de Venezuela, que es el bien más preciado que nos ha dejado y solo colectivamente podremos seguir garantizándola. Esta debe ser la reflexión fundamental", ha dicho.

Por parte del Gobierno, se ha comprometido a defender su legado. "Todos nos sentimos huérfanos, pero tomamos su herencia revolucionaria, democrática, socialista, antiimperialista con fuerza", ha indicado.

"Su espíritu anda libre, anda lleno de luz, anda protegiendo a todo nuestro pueblo. Es la encarnación del espíritu de una patria que es y debe ser grande, justa e independiente y eso esta aquí y ahora y para siempre y ya nadie nos lo va a quitar", ha sentenciado.

Cuarta operación en 18 meses

Chávez había regresado a Venezuela el pasado día 18, más de dos meses después de someterse en La Habana a la cuarta operación en 18 meses de un cáncer que le fue diagnosticado en junio de 2011.

El 10 de diciembre había partido a la isla consciente de la gravedad de la intervención que le aguardaba y ungiendo incluso a Maduro como heredero político para el caso de que algo le sucediera, durante una intervención en televisión, dos días antes, en la que reconoció que podía no superar la operación.

Chávez no volvió a aparecer públicamente. Las semanas corrieron en Cuba con informaciones que goteaban en comunicados del Gobierno que nunca desvelaron la naturaleza de un cáncer que ha podido con el hombre que gobernó Venezuela desde 1999.

Los gestos de los miembros del Ejecutivo que comparecieron durante semanas para dar cuenta de la salud del gobernante traslucían muchas veces más información que las palabras de unos reportes que hablaban de complicaciones en el postoperatorio, hemorragias e infecciones respiratorias.

Unas fotografías difundidas por la familia en las que se veía a un presidente hinchado y sonriente son el último testimonio gráfico del gobernante.

En el Hospital Militar de Caracas, decenas de seguidores lloraban a su presidente y comandante esta tarde, al igual que en la Plaza Bolívar, donde aguardaban volverle a oír desde hace días.

No se le escuchó. Las últimas palabras salieron el día de su regreso a Caracas, el 18 de febrero, por la red social Twitter, donde Chávez ha dejado de ser el segundo presidente en seguidores del planeta.

"Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre!! Viviremos y venceremos!!!", dijo. 

Siete días de duelo


El Gobierno venezolano ha declarado "siete días de duelo nacional" y la suspensión de clases hasta el próximo viernes, cuyo cuerpo será trasladado a la Academia Militar y el viernes tendrá lugar la ceremonia oficial de Estado.

"Informar que la ceremonia oficial con los jefes de Estado y de Gobiernos del mundo que quieran asistir será el viernes a las 10 de la mañana (14.30 GMT) en el hall de la Academia militar de Venezuela", señaló el ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua.

Jaua informó que este miércoles "en horas de la mañana" se trasladarán los "restos mortales" del gobernante desde el Hospital Militar, donde ingresó procedente de Cuba hace quince días, hasta el hall de la Academia Militar, en el oeste de Caracas.

El ministro explicó que se eligió la academia para despedirlo, porque es "la cuna de la revolución bolivariana" y "el sitio donde nació el presidente Chávez", como el propio jefe de Estado lo había manifestado.

Dijo que el traslado estará "acompañado por todo el pueblo" y pasará, entre otros sitios, por la avenida de Los Próceres, en el oeste de la ciudad, que ha servido en múltiples ocasiones para desfiles militares y que, en esta ocasión, tendrá unas tribunas "llenas de pueblo, combatividad y de esperanza".

"Luego, comenzarán las exequias y el homenaje póstumo en capilla ardiente en hall de la Academia los días miércoles, jueves y viernes", informó Jaua al asegurar que el Gobierno va a desarrollar la logística para que "el mayor número de pueblo pueda ver a su padre, a su Libertador, a su protector".

Jaua aprovechó para agradecer "a todos los presidentes y líderes del mundo que han expresado su solidaridad desde los primeros minutos" y les citó el próximo viernes en la capital venezolana.

"El viernes a las 10 de la mañana, haremos la ceremonia oficial de Estado".

Jaua aseguró asimismo que la Fuerza Armada Nacional (FANB) seguirá desplegada para "garantizar la paz y la estabilidad" del país. 



Maduro asume la presidencia de Venezuela


Maduro anuncia la muerte de Chávez



Los grandes hitos políticos de Chávez


Maduro anuncia la muerte de Chávez