Especial Hogueras de San Juan 2017
Información.es >Hogueras de Alicante>

Conoce la historia de els nanos i gegants

Conoce la historia de els nanos i gegants

Els Nanos i Gegants de Alicante representan la alegría, la ilusión, la sorpresa y la señal de que algo grande está pasando en la ciudad. Están integrados en La Festa desde las Hogueras de 1928

08-06-2017TuentiMeneame

VÍCTOR M. ROMERO

Alegría. Ilusión. Esperanza. Sonrisas. Vuelta a la infancia. Estos son algunos de los sentimientos que despiertan els nanos i gegants cuando son vistos por las calles de Alicante. Una tradición ligada a las Hogueras de Alicante desde su fundación en 1928 y que en la actualidad lucha, con dificultades, por tener más presencia en los actos fogueriles, recuperando parte del prestigio perdido en las décadas de los 70, 80 y 90, período en el que su presencia en los actos de las fiestas de Alicante se redujo prácticamente a lo anecdótico.


 

Y es que, aunque el origen de los nanos y gegants en Alicante es muy anterior a las Hogueras, su relación ha sido muy íntima desde la fundación de las Hogueras de Sant Joan. Así lo explica el doctor en Historia por la Universidad de Alicante Felipe Sanchís Berná en su tesis doctoral «Història dels nanos i gegants d´Alacant», estudio en el que dedica un apartado especial a esta relación detallando que «en 1928, con la creación de las Hogueras de San Juan, els nanos i gegants se integran en las fiestas oficiales muchos de los elementos que aparecían en fiestas callejeras como eran los pasacalles del dolçaina i tabalet, las danzas al estilo del país, las coplas, los fuegos artificiales y, como no podía ser menos, los nanos y gigantes».


 

En concreto, Felipe Sanchís destaca que «dentro de la fiesta de las Hogueras se integraron a la perfección desde los primeros años y, básicamente, protagonizan desfiles y actos oficiales organizados por el Ayuntamiento o por la comisión gestora y pasacalles de distritos foguerers». Una relación que tuvo su etapa más álgida en las décadas de los 40, 50 y 60 donde, según los Programas Oficiales de las Hogueras de San Juan, «els nanos y gegants desfilaban por la mañana y por la tarde. El pasacalle partía desde el Ayuntamiento y pasaba por la Explanada y la Rambla e iba amenizado por la música de los dulzaineros», según se recoge en la tesis.


 

En la actualidad, els nanos y gegants continúan participando en las Hogueras aunque menos de lo que, por prestigio, historia y tradición, debiera. En concreto y según el programa de actos oficial de las Hogueras de San Juan de este año, els nanos y gegants de Alicante contarán con tres actos. Antes, hay el domingo 11 de junio, a las 12 horas, habrá un encuentro de Nanos i Gegants en Alfonso X El Sabio, mientras que los días 23 y 24 de junio habrá sendos pasacalles que discurrirán desde la Plaza del Ayuntamiento hasta la Plaza de los Luceros a partir de las 13.00 horas.


 

Dos actos insuficientes, ya que como indicó el año pasado Felipe Sanchís, también responsable la Colla de Nanos i Gegants d'Alacant, asociación que promueve la recuperación para la cultura alicantina de estas figuras, deberían salir más días dada la antigüedad de la tradición. No obstante, además de los pasacalles oficiales, els nanos i gegants suelen participar en multitud de actos oficiales, encabezando los desfiles oficiales, el pregón o el Desfile Folklórico Internacional.


 

Y es que els nanos y gegants representan «la alegría, la fiesta, la añoranza de la infancia, la ilusión, la sorpresa y el señal de que algo grande está pasando en la ciudad», según recoge Felipe Sanchís en su tesis doctoral. Porque en cada desfile en el que participan, además de bailar, estas figuras pasean, asustan, saludan y hacen sonreír a la gente, transmitiendo la alegría, la simpatía y la fiesta que nace de cada portador de gigante, de cada persona que hace de nano y de cada dolçáiner y tabaler.


 

Un tradición arraigada y una barraca en su honor

 

Una fecha relevante sobre la importancia de los nanos y gegants en las Hogueras la recogió el diario INFORMACIÓN el 21 de junio de 1949 cuando al describir el cortejo del desfile del l´Ofrena de l´Horta a la Ciutat dice lo siguiente: «Abre la marcha los heraldos y timbaleros de la ciudad, seguidos de los ´nanos y chagants´ de todos los distritos fogueriles de la ciudad». En opinión de Felipe Sanchís, esta noticia pone de manifiesto que la presencia de nanos i gegants «era una práctica bastante extendida entre las comisiones de esa época».


 

De hecho, hubo una barraca que llevaba por nombre Nanos y Gegants. En el archivo municipal de Alicante se conservan los libretos de la Hoguera Sagrada Familia (distrito donde plantaba) y las revistas Hogueras de la Comisión Gestora de las Hogueras donde se refleja la actividad de esta barraca. Nanos y Gegants plantó desde 1974 hasta 1989 exceptuando los años 1977 y 1987.