Especial Hogueras de San Juan 2017
Información.es >Hogueras de Alicante>

Conoce el cartel taurino de las Hogueras de San Juan

Conoce el cartel taurino de las Hogueras de San Juan

Manzanares protagoniza una feria muy rematada con nombres como El Juli, Talavante, Ponce, Cayetano, Roca Rey, El Fandi, Rafaelillo, Ureña o López Simón.

08-06-2017TuentiMeneame

JORGE VILLAR

Las Hogueras vuelven a iluminar la ciudad de Alicante con la luz y el calor de ese verano que se nos viene encima a golpe de fiesta y jolgorio. Una ciudad bendita por el clima y sus gentes que ha sabido, con el paso de los años y los siglos, configurar su particular idiosincrasia y mostrarla al mundo con la alegría que solo el aire de Levante sabe imprimir a todo lo que toca. Alicante y su historia, Alicante y sus fiestas, Alicante y su gente, Alicante y su clima, Alicante y la alegría de vivir continua bañada en el mar Mediterráneo más nuestro y cristalino. Y en Alicante, la Feria de San Juan supone una invitación completa al fuego, a la pasión y a unas refrescantes jornadas bendecidas por la gracia de Neptuno en estas latitudes del viejo continente.

 

Y en ese patrimonio y alegría cabe sin fisuras y por la gracia de sus gentes la fiesta de los toros. Ligada indudablemente a sus Hogueras, claro que sí, pero inserta desde mucho antes en el ADN de sus celebraciones. Desde tiempos inmemoriales en la Plaza del Mar o la de San Francisco, sobre madera en el Barranquet o sobre piedra definitivamente en la actual de la Plaza de España, ya fuera en su primera idea del arquitecto Emilio Jover en 1848, ya en la embellecida por José Guardiola Picó para su inauguración definitiva en 1888, ya en la última remodelación un siglo después que la dejara tal como la conocemos hoy. La fiesta de los toros para conmemorar el centenario de la conversión en Colegiata de la actual Concatedral de San Nicolás en 1700 o para dar aliento a las huestes republicanas en esos años de muerte y destrucción durante la Guerra Civil. Para unos y para otros, para cristianos y paganos, para grandes y chicos, para hombres y mujeres. La fiesta más democrática del mundo.


 

Y en este 2017, tras el eclipse tomasista del pasado año, un nuevo cartel viene a deslumbrar las paredes del coso alicantino anunciando lo más granado del panorama taurino. Siempre fue la feria taurina en esta ciudad escaparate de la mejor torería. Con la suerte de poder contar en estos tiempos con uno de los diestros de mayor importancia y con sangre levantina: José Mari Manzanares.


 

El día grande de las fiestas fogueriles, ese 24 de junio de fuego y calor, el alicantino protagonizará el cartel más redondo del serial junto a Enrique Ponce y Alberto López Simón. Si bien es cierto que el torero de Barajas viene de unos meses un poco a la deriva tras su ascenso meteórico en temporada y media, el joven veterano Enrique Ponce llega, por el contrario, reafirmado en su maestría habiendo abierto de par en par la puerta de la gloria de Las Ventas que solo se descerraja para los elegidos del arte de Cúchares. Y ambos en la lidia de toros de Juan Pedro Domecq arropando a José María Dols Samper en esa búsqueda de la esencia que le ha llevado en los últimos tiempos a alcanzar las más altas cotas artísticas del toreo.


 

Pero no se quedan ahí los argumentos para ir cada día al coso taurino. La tarde anterior, 23 de junio, Julián López lidiará los toros de su propia ganadería en un hecho que no es del todo novedoso, ya que José María Dols Abellán, Manzanares para la gloria del toreo, ya se atrevió en semejante aventura el 24 de junio de 1993, en cartel que completaron Espartaco y el toricantano Luis José Amador. Ojalá las reses de «El Freixo» ayuden más a su propietario y compañeros que en aquella ocasión. «El Juli» sigue en lo alto del escalafón de matadores a golpe de triunfo y poderío. Junto a él vuelve el murciano Paco Ureña a Alicante, que anda toreando muy requetebién por cuantas arenas pisa, algo parecido a lo que le ocurre al peruano Andrés Roca Rey, último revulsivo de la fiesta brava y constatación de que la tauromaquia es internacional y solo sabe de casta y valentía.

En orden de importancia y significación en la feria quizá habría que retrotraerse a la tarde del 21 de junio, apertura oficial del serial de este año. Mucho de valor, de bravura y de sentido respeto se anuncia en el cartel de ese día, ya que vuelven a citarse los toros de Adolfo Martín con el torero sevillano Manuel Escribano, tándem que protagonizó el momento más duro de 2016 (y de muchos años) cuando «Madroñito» asestó una cornada seca en el muslo derecho de su matador en el momento del embroque de la suerte suprema. La ingle manando sangre a borbotones presagió la gravedad de un percance vivido con dramatismo en el camino a la enfermería, donde solo las manos profesionales y redentoras del equipo médico cerraron la herida por donde se le escapaba la vida al torero caído y calmó a cuantos esperaban noticias del desenlace final. El doctor Chema Reyes junto a sus colegas Alberto Miñano, Beno Baschwitz y José Luis Salas, unidos a un magnífico grupo de asistentes médicos, utilizaron su ciencia para obrar lo que a ojos de los demás parecía un milagro. Su rápida y eficiente actuación no solo salvó la vida del torero sino que, unida al tesón de Escribano y una rehabilitación muy dura, han permitido al diestro, que quedó en el dique seco el resto del año, volver esta temporada al mismo sitio del que casi le quitó de un pitonazo aquel astado de Adolfo Martín. Y ninguna prueba más clara que esta nueva cita simétrica a aquella un año después. El cartel lo completan Rafael Rubio «Rafaelillo», otro murciano de raza al que hay muchas ganas de ver por parte de la afición alicantina, y el francés Juan Bautista, digno torero que figura entre los poderdantes de la actual empresa que gestiona la plaza de toros alicantina.


 

También el lado más populista de la fiesta se dará cita la tarde del 22, con toros de Núñez del Cuvillo que serán lidiados por David Fandila «El Fandi», Alejandro Talavante y Cayetano. A las garantías que ofrece el hierro gaditano hay que añadir la espectacularidad del torero granadino, la madurez y el compromiso de Talavante y la seriedad de Cayetano en su vuelta a los ruedos. El festejo de rejones con el que se cerrará el ciclo continuado de Hogueras el día 25 igualmente tiene su sello especial. Por segunda vez se anuncia la doble presencia del apodo Cartagena. En 2016 una lesión del hijo de aquel revolucionario Ginés, que desapareció de manera trágica y temprana en 1995, impidió la celebración del evento. En esta ocasión, por tanto, su primo Andy, encaramado en lo alto del escalafón del arte de Marialva, será testigo del debut del joven nuevo Ginés y de una nueva actuación de otro alicantino, Manuel Manzanares, que tratará de convencer de sus evoluciones al público de su tierra. Como aperitivo de la feria, dos clases prácticas (19 y 20 de junio) con alumnos de diversas escuelas, entre ellos los locales Cristian Expósito, Alcolado Salort, Juan José Fernández, Abraham Segura, Borja Escudero y Gonzalo Herranz.

Y como postre, para el 6 de agosto quedará la novillada de Los Galos a la que se enfrentarán Carlos Ochoa, Ángel Sánchez y el alicantino Jorge Rico.