Especial 40 aniversario AEME
Nuria Álvarez, Responsable de Relaciones Institucionales de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (CONEPA)

AEME, 40 años de apoyo y defensa de los empresarios ilicitanos

10-11-2017Meneame

Dice la Real Academia Española que una «asociación» es «un conjunto de asociados para un mismo fin y, en su caso, la persona jurídica por ellos formada». Se trata de una buena definición, a la que posiblemente se podrían añadir otros matices, pero hoy prefiero subrayar ese concepto de «mismo fin» y felicitar a AEME por estos cuarenta años aplicándolo en la defensa global del sector del metal en Elche.

Cuatro décadas de trabajo nada fácil, pues los españoles somos mucho menos proclives a unirnos para hacer algo en común y en beneficio de todos que nuestros colegas de otros países de nuestro propio entorno europeo. Por decirlo de alguna manera, y es un realidad, nuestra primera tarea como asociaciones es precisamente convencer a los potenciales miembros de la necesidad de unión. En otros países, este trabajo ya les viene dado: el dicho «la unión hace la fuerza», tan manido en el plano teórico como poco llevado a la práctica en este país, resulta incontestado en otros entornos, lo que nos produce una cierta envidia sana.

Lo hecho hasta ahora, mucho y bueno, en estos 40 años ahí está. Ahora toca hablar de futuro y de eso van mis siguientes reflexiones, dirigidas fundamentalmente a las micropymes y pymes:

Vivimos en un entorno cambiante, con rápida evolución y mucha incertidumbre, como cualquier sector que desarrolla su labor en la sociedad.

Hay sitio para los pequeños en la sociedad actual. Mejor dicho, si no hay sitio para los pequeños, no hay sitio para nadie. En economías globalizadas como las de nuestro entorno, las pymes siguen siendo las principales generadoras de riqueza y empleo. En un momento en el que el emprendimiento está de moda, los talleres son un buen ejemplo de sector emprendedor.

Las claves del futuro son las de siempre. Varían las herramientas, pero no sus objetivos:

-No podemos cerrar los ojos a los cambios, ni ir contra natura de la evolución social, porque, casi siempre, tiende a la mejora y a la racionalidad.

-La formación es básica para cualquier empresa. El reciclaje formativo continuo de las personas y la inversión en equipamiento son fundamentales.

-Estar bien informado es clave para tomar buenas decisiones. Hay que dedicar tiempo a ver lo que pasa alrededor, analizarlo y actuar con estrategia. Cerrar los ojos y esperar a que la corriente te lleve es optar por la peor de las incertidumbres. Hay que sacar tiempo para leer, para preguntar dudas, para pedir consejo (y las asociaciones estamos encantadas de hacer esa función en las cuestiones que nos competen). Hay que hablar de futuro y confiar en el futuro.

-El cliente, en el centro de todo. Vivimos de él. ¿Le conocemos lo suficiente? Preguntemos qué necesita.

En resumen, el futuro está ahí para todos, con el índice de incertidumbre que siempre tiene. Es muy fácil decir que no hay que tener miedo, pues este es un sentimiento irracional en muchas ocasiones. Lo importante es que no nos paralice y nos impida tomar decisiones (buenas o malas, pero las que no se toman son siempre malas).

Y un último mensaje para las pequeñas empresas: todo este camino es más fácil en compañía que en solitario. Sigan confiando en AEME y conseguirán juntos otros 40 años de éxitos.

A.E.M.E. | Asociación de Empresarios del Metal de Elche

Grupo Serrano Automocion. Concesionario Seat, Audi, Volkswagen, Skoda

Boix Maquinaria

Suministros industriales y productos de ferreteria industrial

Suministros J.ORTS