16 de mayo de 2016
16.05.2016
PEDAGOGÍA PARA HECHOS LUCTUOSOS

Después de la vida

Alumnos de sexto de primaria del colegio San Roque de Alcoy aprenden aspectos sobre la muerte

22.06.2016 | 00:49
Después de la vida

Proyecto educativo. Un profesor enseña a los estudiantes sobre los tipos de entierros, el patrimonio cultural y artístico del cementerio y todos visitan a los seres queridos que ya no están.

Los alumnos de sexto de Primaria del colegio San Roque de Alcoy han estado aprendiendo algunos aspectos relacionados con la muerte. El profesor Francisco Pascual les preparó un proyecto educativo en el que los niños pudieron conocer un poco más sobre el adiós a un ser querido y las diferentes clases de despedida que se realizan por todo el mundo.

Así, los estudiantes del último curso del segundo ciclo de Primaria aprendieron sobre «las partes de un funeral y los diferentes tipos de entierros que existen actualmente así como de toda la historia de la humanidad», según explican desde el centro educativo. Asimismo, tuvieron la ocasión de desplazarse hasta el cementerio San Antonio Abad de Alcoy donde pudieron observar los diferentes panteones y los monumentos funerarios modernistas, unos lugares de eterno descanso para las clases altas, mientras que también visitaron «las tumbas del pueblo, la parte civil o la militar».

Los participantes, de este modo, vieron por primera vez este camposanto desde una visión cultural y de riqueza patrimonial, pero la visita tuvo su parte emotiva cuando los alumnos y profesores visitaron a sus seres queridos que ya no están. «Nos reunimos con Diego, el vicario de nuestra parroquia, para realizar una emotiva oración por nuestros difuntos», un momento que despertó «muchos recuerdos» y vivieron «las emociones a flor de piel», explicó el maestro.

Después, cada uno de los asistentes tuvo unos minutos para dirigirse a las tumbas donde están enterrados sus familiares y amigos para «entregarles flores, mensajes, rezarles, recordar tiempos pasados y estar un ratito con ellos», añadió.

La actividad, según concluye Pascual, «ha servido para entender la muerte desde un punto de vista cristiano y a superar muchos miedos y traumas que antes teníamos». Ahora «entendemos la muerte como parte de nuestra vida».

El proyecto culminó con un emotivo acto. Los padres, abuelos y demás familiares de los alumnos y profesores se reunieron en la capilla del colegio San Roque para realizar una celebración «por nuestros difuntos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine