06 de diciembre de 2017
06.12.2017

La detección e integración de niños con autismo, una prioridad para los alumnos de Magisterio del CEU

Alumnos de Magisterio del CEU de Elche aprenden estrategias para poder trabajar con ellos

11.12.2017 | 01:48
La detección e integración de niños con autismo, una prioridad para los alumnos de Magisterio del CEU

Conocer la diversidad de perfiles de alumnos que pueden encontrarse al iniciar su labor profesional y brindarles la posibilidad de aprender y conocer estrategias para poder trabajar con niños que tienen trastornos del espectro autista (TAE). Este ha sido el objetivo del taller organizado por la Universidad Cardenal Herrera CEU para los alumnos de 4º de Magisterio, en la mención de Educación Especial, y que con el título de «Diagnóstico y Evaluación de los niños con TEA » contó con la participación de Leticia Alenda Cerdán, pedagoga especialista en este tipo de trastornos y que trabaja en la Asociación a favor de las personas con Discapacidad Intelectual de Elche (ASPANIAS).

Debido a su contacto directo con niños que padecen este trastorno, la experta destaca la idoneidad de formar a los estudiantes en esta materia, ya que como afirma «prácticamente en casi todos los Colegios de Educación Infantil y Primaria podemos encontrar niños con perfil TEA, algunos con diagnóstico y dictamen de escolarización y otros que, por diversas circunstancias, no han sido detectados». Es en este último punto donde Leticia Alenda enfatiza la necesidad de formar a los futuros profesores porque «el aula es el espacio donde quienes estén bien formados pueden observar en ellos señales de alarma y dar aviso al equipo de orientación del centro para comenzar con el proceso de valoración y/o derivación».

Y es que los síntomas pueden ser muy variados. La diversidad funcional, según señala, de un niño dentro del perfil TEA puede hacer que en muchas ocasiones pueda seguir los objetivos generales marcados por el aula, aunque también hay casos en los que sería necesario «que su escolarización se modificara, cambiando del aula ordinaria a otra específica». No obstante, considera que lo importante es «conocer en qué ámbitos suelen presentar mayor dificultad, cómo se puede facilitar su aprendizaje y cómo se debe intervenir para realizar una buena labor profesional y ayudarles a optimizar al máximo sus capacidades».

Al respecto, destaca que esta labor de detección ayuda a facilitar la integración de estos niños en la escuela, mejorando su día a día. Por ello, cree que cuanto antes se haga esta detección siempre será mejor para el niño porque, pese a que la posibilidad de aprender no se pierde nunca, es cierto que «el potencial que tiene un niño para desarrollar sus capacidades es algo que va disminuyendo con el paso de los años y aunque nunca se llega tarde para aprender sí existen momentos en los que se cierran las ventanas de oportunidad y podría decir que ello conlleva al planteamiento de un cambio de intervención».

En la actualidad, Leticia Alenda trabaja en ASPANIAS con niños de hasta 4 años, siendo el promedio de edad de los niños con autismo que son derivados al C.D.I.A.T. de alrededor de dos años, aunque la mayor frecuencia es a partir de los 24-30 meses. «Por lo general, consiguen avanzar en todas las áreas trabajadas (cognitiva, comunicación, motora, sensorial, etc.) no de un modo uniforme pero sí a su ritmo y, aunque pueden presentar mayor dificultad en autonomía, consiguen lograr pequeños pero grandes avances con más tiempo».

Otro de los temas que considera relevantes a la hora de abordar la integración de estos niños en la escuela es el de la información, tanto dentro de la familia como en la sociedad. Al respecto, la experta lamenta que todavía hay quienes asocian autismo exclusivamente a personas que no hablan, viven desconectadas del entorno y presentan gran discapacidad intelectual. Sin embargo, según aclara, «la realidad y diversidad dentro del espectro es mucho más amplia y, hasta que todo el mundo sea consciente de ello, es necesario continuar realizando campañas de información y concienciación, brindándoles las oportunidades que, como todos, merecen».

Con respecto a los padres, Leticia Alenda les alenta a superar el impacto inicial y la ruptura de las expectativas generadas en torno al futuro ideal que habían imaginado para sus hijos. «Hacerles ver que son parte fundamental en el desarrollo y proceso de aprendizaje de su hijo es vital», explica, al tiempo que para ello es necesario que «comprendan su realidad, explicándoles por qué sus hijos reaccionan del modo en el que lo hacen, por qué no consiguen hablar o por qué sus juegos son tan repetitivos».


 

 

El CEU apuesta por la visibilidad de las personas con discapacidad

Con motivo del Día Internacional de las personas con discapacidad, profesores y estudiantes del grado de Educación Infantil y Primaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera, pertenecientes a la asignatura de Trastornos del Desarrollo y Altas Capacidades I, han realizado y participado en una serie de actividades con el objetivo de visibilizar a las personas con discapacidad y fomentar entre el alumnado capacidades para su futuro profesional en la Educación. Y es que es importante que los futuros maestros estén formados para atender a las necesidades educativas especiales de todos los alumnos. Por ello, el CEU tiene en el Grado de Primaria la mención de Educación Especial con el fin de formar profesores que atiendan a la individualidad de todos los alumnos.

De este modo, el CEIP Mariano Benlliure organizó el pasado 4 de diciembre la jornada de convivencia titulada «En nuestro cole encajamos todos», en la que el CEU estuvo invitada a participar, y donde se llevaron a cabo diversas actividades en diferentes espacios como canciones, cuentos o visionado de cortos, además de una muestra de «Arte para todos» organizada en la biblioteca del centro y un mercadillo navideño. Asimismo, los impulsores organizaron diferentes talleres, como la elaboración de un puzzle en el que participó el alumnado del centro, un taller de slalom por la asociación ASPANIAS, sesiones de comunicación aumentativa y/o alternativa a cargo de la asociación Aiteal y un taller de teatro y expresión corporal, ejecutado por la Escuela de Artes. En palabras de Nuria Andreu, profesora de Magisterio del CEU, «el centro organizó una excelente jornada». Ayer, por su parte, se llevó a cabo el Seminario Experiencial Discapacidad intelectual, en el que María Díez, una chica con síndrome de down, relató su trayectoria personal y académica así como los logros conseguidos a nivel deportivo y artístico. Las sesiones finalizarán el próximo martes, 12 de diciembre, con la visita al Centro Ocupacional Altabix de Elche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine